Los límites del abuso puestos a prueba en el arte

Una peligrosa obra de Marina Abramovic
Author:
Publish date:
Updated on
2

“Soy un objeto, pueden hacer conmigo lo que quieran. Yo tomaré toda la responsabilidad de lo que me pase en las próximas 6 horas”.

En 1974, la famosa artista de performance Marina Abramovic realizó una de sus obras más polémicas hasta la fecha en la que le otorgó un nivel real astronómico al intento de “cosificar” a una persona.

La polémica artista yugoslava se ha hecho un nombre importante en la comunidad artística por realizar obras de arte que invitan a evaluar la interacción entre la audiencia y el artista, los límites del cuerpo humano y las posibilidades de la mente.

Abramovic, que se refiere a sí misma Grandmother of performance art, inició su admirada y estudiada carrera en los 70s, década en la cual presentó en Nápoles una obra de la que temió no salir viva de la sala.

Era 1974 y esta obra específica de Abramovic llamada “Rhythm 0” buscaba probar los límites de la energía humana.

2

“Quería saber qué tanto puedes empujar la energía del cuerpo humano, y descubrí que esa es una energía casi sin límites”.

Esta obra, como todas las de su carrera como artista conceptual, trataban con Marina como objeto principal y partícipe de la obra.

Ella iba a mantenerse inmóvil como una marioneta en una sala de exposición y en una mesa adyacente, habían objetos que podían ser utilizados en ella como el público lo desease.

72 objetos de tortura y placer fueron expuestos a las 7 de la noche mientras la artista permanecía como una estatua inerte en medio de la sala. Había herramientas de placer como rosas, aceite de oliva, plumas y perfumes. También había armas de tortura, cadenas, navajas, fósforos e incluso una pistola y una bala.

“Yo estaba segura de que la pistola y la bala pintaban el escenario para que alguien pudiese acabar con mi vida, pero quería averiguar qué podía pasar”.

Las primeras horas transcurrieron sin mucho alboroto. Unos la besaron, otros la intentaban hacer reír con las plumas e incluso le regalaban rosas y lloraban ante su presencia. Sin embargo, con el pasar del tiempo, al confirmar el espíritu comprometido de Abramovic con convertirse en un objeto inanimado, las cosas se pusieron violentas.

La cambiaron de posición, le cortaron toda la ropa con una tijera y empezaron a tocarla de manera sexual. Mientras esto sucedía, la artista inmutada, dejaba que hicieran con ella lo que al público le placía.

En un momento un hombre tomó una navaja y le hizo un corte al cuello para luego beber su sangre, le arañaron el vientre con las espinas de las rosas que le habían entregado. Todo parecía extremo hasta que una persona cogió la pistola cargada y la puso en la mano de la artista amenazando con tirar del gatillo.

Al culminar el plazo de las 6 horas, el encargado de la galería se acercó a Marina y le avisó que la obra había concluido. Esta al empezar a moverse como ella y adoptar los movimientos de una persona normal, causó pánico entre las personas que habían participado en la obra y evitando verle a los ojos, salieron despavoridos y avergonzados de la sala.

Marina asegura haber vuelto al hotel y encontrarse una cana, producto del estrés en el que se vio sometida ese día.

Este experimento/obra encontró reflejar varias cosas. En primer lugar, que de encontrarse con una persona que no luche o se defienda, la fuerza de las personas que la quieran manipular es atropellante. Por otra parte demuestra que la naturaleza humana se alimenta de las acciones de los demás cuando las acepta, aunque estas sean deplorables, si están bien vistas por la mayoría, no se condenan. Por último demuestra la importancia de las personas que son testigos de acciones viles y que no hacen nada para evitarlas, Abramovic se encontraba en una sala llena de espectadores y mientras bebían su sangre y la violaban, ninguno dijo nada.

Rythym 0 tiene 43 años y en vez de perder vigencia o pasar de moda, nos sirve como un atormentante recordatorio que las luchas contra las fuerzas abusadoras no debe cesar porque sino nos toman como objetos inanimados.