Is the old Taylor really dead?

Después de escuchar atentamente los nuevos singles de Taylor Swift estoy dispuesta a hacer una nueva teoría conspirativa con respecto a ella: Taylor ha sido reemplazada. Estamos ante un clon. Se ve como Taylor, pero por dentro, es un hombre abusivo canalizando la actitud de una niña de 13 años.

Prueba A

Look what you made me do

Todo el mundo ha visto al menos una película en la que un tipo súper trashy decide arreglar su falta de autoestima golpeando a su mujer. Siempre es un borracho que seguramente se llama Chad, usa ropa con manchas de múltiples comidas, tiene un bigote, y suda más que el ser humano promedio. Trabaja en un sitio tan mediocre como su actitud y cuando llega a su casa y su esposa quemó ligeramente el pollo, le clava el puño en la cara y le dice “¡¿Ves lo que me haces hacer?!”.

“Look what you made me do”, es el equivalente de “usaba una falda muy corta, merecía ser violada”, de la violencia doméstica. Es una oración perturbadoramente familiar en abusadores que prefieren culpabilizar a la víctima que aceptar responsabilidad por sus actos. No es que ellos son unos grandísimos imbéciles, es que el resto del mundo los obliga a ser así. Además, se apoya en la creencia de las víctimas de “me merecía lo que me pasó”.

Claro, es una canción Pop pensada para ser escuchada en ámbitos totalmente inocuos, niñas preadolescentes planeando venganzas mal hechas, y Kanye West. Pero la cuestión es que Taylor y su target de mini mean girls no viven en una burbuja especial separadas del resto del mundo. Independientemente de a quién va dirigida, es una canción que iba a formar parte del mundo junto con todos los conocimientos acumulados sobre culpabilización de la víctima, y los discursos típicos de los agresores. Alguien tan robótico y manufacturado como Tay Tay parece demasiado perfecto como para sacar una canción que pueda ser asociado con algo tan oscuro como la violencia doméstica.

Claramente algo más está pasando.

Prueba B

La desgracia de canción mejor conocida como Gorgeous.

Si tienes más de 24 y puedes escuchar esa canción completa, por favor dime cómo lo lograste y qué tengo que hacer para ser como tú.

Es lo que haría la hermanita de Barbie si un día decidiera lanzar una carrera músical.

Primero está la actitud de douchebag del primer verso:

“Deberías tomarte como un cumplido

Que me haya emborrachado y burlado de la manera en la que hablas”

En idioma de patán, esto se llama negging y consiste en “decirle algo feo a la chica que te gusta para que baje su autoestima y quiera tu aprobación”, el sinónimo es “misoginia casual”.

“Arruinaste mi vida al no ser mío”

Ok, es una frase genérica que podría utilizar cualquier manipulador nivel intermedio, pero después de la primera prueba, es difícil dejar escapar esto como algo inocente. Además es bastante parecido a algo que diría un tipo abusador estándar de Reddit.

Finalmente está el coro. Supongo que si los abusadores tuvieran una constitución, este coro funcionaría de prólogo:

“Y estoy tan molesta

Contigo por hacerme sentir esto

Pero, ¿qué puedo decir?

Eres hermoso”

Nadie obliga a nadie a sentir nada, Tay Tay. Las personas que dicen “oh, tuve que hacértelo, no pude resistirme”, son las mismas que piensan que la cultura de violación es una broma de la agenda oculta feminista. Me niego a pensar que una artista adulta que gasta millones en PR escribió una letra tan problemática como si nada.

Contraargumento final

¿No es esta la Taylor de siempre?

Sé que Taylor quiso convertirse en una versión “mala” y “rebelde” que no tuviese que ver nada con su antiguo yo. Pero, todo esto es bastante old school la culpabilización de la víctima y su falta de responsabilidad con lo que hace, es tan original Taylor como la cara de sorpresa crónica.