‘And I’d love it if we made it!’

Debo admitir que tengo muchos guilty pleasures, entre esos está The 1975. Una banda que me ha inspirado y me ha hecho la persona extraña que soy hoy.

Con letras interesantes, estética diferente y un logo de una caja rectangular, me robaron el corazón. Así que cuando vi que la fecha del lanzamiento del nuevo LP ya estaba cerca, me dio un ataque y supe que tenía que hacer algo sobre ese tema sin importar nada.

Así que este 29 de noviembre de 2018 y ya 30 en UK, me fui a las zonas oscuras del internet para descargar A Brief Inquiry of Online Relationship para darles mi primera reseña musical. ¿Preparados para saber si realmente valió la pena la espera?

Disclaimer: Si digo algo erróneo, no me trolleen. Esto es escrito por una melómana, no por una productora musical o músico —desgraciadamente—. Así que no esperen que esté hablando de arreglos de guitarra o cosas por el estilo.

Para ponernos en la onda de la banda, escucha Somebody Else de su segundo "hijo".

‘A Brief Inquiry’

Es importante que sepamos que antes de este LP, hubo dos más: The 1975 (2014) y I Like It When You Sleep, For You Are So Beautiful Yet So Unaware Of It (2016).

Según Matty Healy —vocalista de la banda— en una entrevista del 2017, este nuevo disco se llamaría Music For Cars y sería el final de la era The 1975, sugiriendo que posiblemente terminaría la banda por completo.

Pero luego nos enteramos de que en realidad vamos a seguir escuchando mucho más de ellos con A Brief Inquirity y Notes on a conditional form (su siguiente proyecto que será lanzado en primavera del 2019).

Además, justo después de terminar de grabar los temas de la producción, Healy ingresó a rehabilitación por uso de drogas por dos meses. Esto dice un poco acerca del tópico de un par de canciones (pero ya tocaremos este tema con más profundidad). 

Puede que te encante:

‘Into Online Relationships’

El producto musical, que contó con la composición de No Rome, habla sobre cómo el internet afecta nuestras relaciones personales. Y es importante también resaltar que la inspiración viene un poco de OK, Computer de Radiohead, así que prepárense para una que otra referencia a el álbum, al igual que a otras canciones dentro del universo The 1975.

Las canciones

‘Go Down/Soft Sound’

Como en todos los álbumes del cuarteto, comenzamos con la canción introductoria homónima en una versión completamente distinta a la que estamos acostumbrados. Esta vez suena “súper artificial y casi como un instrumento”, como dice el cantante en una entrevista para Pitchfork sobre otra de sus canciones.

Aunque suene un poco creepy llama la atención; sobre todo por los lapsos de silencio que nos ponen on edge como si viéramos un capítulo de Black Mirror dirigido por David Lynch, quien es referente para Matty a nivel artístico.

Esto es algo que se repite durante varias canciones. Está presente en The Man Who Married A Robot/Love Theme y en I Like America and America Likes Me, dos canciones que a pesar de tener ese sonido computarizado dicen cosas completamente distintas: una cuenta la historia de un hombre que se enamoró del internet y la otra sobre el tour anterior.

También podemos conseguir un sonido un poco más feliz con canciones como Sincerity Is Scary o It’s Not Living (If It’s Not With You). Aunque toquen temas oscuros, buscan darle un toque alegre al estilo The Cure o al estilo Pretty in Pink, como mencionan en NME. Esto ocurre sobre todo en It’s Not Living que habla sobre la adicción de Healy por la heroína.

Todo eso cambia en otras como Be My Mistake, Mine, I Couldn’t Be More In Love y Sourrounded By Heads and Bones que nos deja con un sabor raro en la boca: nos hablan con cierta esperanza y amor, pero en realidad tratan de relaciones casuales, rehabilitación, una relación terminando y problemas con el compromiso.

Tenemos las típicas canciones catchy que nos recuerdan a The Sound como TOOTIMETOOTIMETOO y Give Yourself a Try que nos harán sonreír. La última nos invita a no sobrepensar, mientras Love It If We Made It nos llama a  ver todo lo que está sucediendo en el mundo.

Y finalizando con una canción cinemática que me hace recordar a Wonderwall de Oasis o a Bitter Sweet Symphony de The Verve: I Always Wanna Die (Sometimes) definitivamente llama la atención y hace que todo el álbum termine con buen pie y con esperanzas de que el siguiente sea igual de bueno.

El álbum

Desde mi punto de vista, el álbum producido por Healy y George Daniels tal y como dicen en muchos otros portales, es uno de los mejores del año y posiblemente el mejor hasta ahora de la agrupación.

A pesar de que estaba un poco reacia al escuchar el álbum por primera vez, terminó acoplándose a mi y sé que lo disfrutaré por buen tiempo más. 

Es un retrato de la sociedad. Cada canción tiene un mensaje con el que muchos de nosotros nos podemos relacionar y todos hemos usado o sido usados por alguien más. 

Lo que más relación tiene con la actualidad es que todos estamos enamorados del internet y queremos escapar constantemente de nuestra vida con él. Pero que este CD sea nuestro aviso: dejemos ir ese amor por la tecnología y encontremos uno nuevo por nuestra propia realidad.