Ya va… Blair, ¿eres tú?

Las series adolescentes son la mejor manera de pasar el tiempo o eso pienso yo repitiendo Gilmore Girls por cuarta vez -no me juzguen, amo a Jess-. Con tramas simples y personajes atractivos nos dejan pegadas a la pantalla sin poder voltear a otro lado, solo para escapar a otro mundo por un tiempo.

Por eso el tráiler de Élite avivó esa llama y causó mucho revuelo entre el público, pero habían dos posibilidades: diez horas desperdiciadas en problemas exagerados que no aportaran nada a la sociedad; o una historia llena de potencial en todos los sentidos.

Nos venden una serie innovadora que habla de tabúes y que critica a la sociedad de jóvenes actual, también tiene caras conocidas como Río, Denver y Alison de La Casa de Papel; pero viéndola me topé con varias cosas que me hicieron preguntarme: ¿es realmente tan diferente a cualquier otra serie, o es una nueva 90210? Mmmmm… Vamos a ver.

Posiblemente te encante:

Las similitudes

‘Blair’

Como la autoproclamada fan #1 de Gossip Girl, puedo decir que Lucrecia es idéntica a Blair en todos los sentidos: la relación de Guzmán y ella, ella lo busca y él no le presta atención, mientras ella lo sigue persiguiendo, queriendo “salvarlo” de él mismo. Ella compite por ser la mejor de la clase, la novia de Guzmán y la queen bee del colegio, ¿les suena a alguien?

Los privilegiados

Como en Gossip Girl; la manipulación es el pan de cada capítulo, no solo entre ellos con chantaje emocional y de hechos, sino también hacia profesores y figuras de autoridad. Además, de la indiferencia hacia los padres y viceversa, temas que no son nada nuevos en el mundo de la televisión.

Triángulos amorosos

Siempre es lo mismo: entre hermanos, con personas completamente diferentes. Ya lo hemos visto en: The OC, Gilmore Girls, One Tree Hill, The Vampire Diaries, Riverdale y puedo seguir. 

La discriminación

Como en toda serie adolescente que toque el tema de las clases, siempre hay esa alienación a los que tienen menos. La diferencia está en que en estas dos, la tensión llega a otro nivel con insultos, acoso escolar y ostracismo. 

Libertad sexual

Es mentira que es la primera vez que hablan de tríos, poliamor y de tener sexo sin compromiso. Ya vimos a Dan tener un trío con Vanessa y Hillary Duff; vimos a Waldorf compartir a Chuck un par de veces, también a Serena con uno de sus tantos novios tener esto establecido y lo último… Bueno, casi todo el sexo en la historia estadounidense era así.

Embarazo precoz

Esto es algo que la gente dice que es nueva en pantalla, y la verdad es que no es la primera vez que aparece en pantalla, ya ha pasado en Clase 406, Rebelde y The Secret Life Of The American Teenager.

Las diferencias

VIH

Este tema es un tabú en la sociedad, omitimos que sigue existiendo esto al igual que las demás enfermedades venéreas y en las series solo vemos sexo, sexo, sexo sin repercusiones… Por eso, Élite se lleva este reconocimiento.

Es importante que conozcamos de qué va y cómo es tratado actualmente. También que no hay que excluir a la gente que sufre de ella, no tienen la culpa de padecerla y pueden llevar una vida completamente normal y están en tratamiento porque el virus se vuelve indetectable.

La cultura musulmana

Todo lo que tenga que ver con religiones es omitido por este tipo de producción audiovisual, porque al parecer es más relevante hablar de drogas y esas cosas que de los problemas de la sociedad. 

Aquí hacen un llamado de atención sobre las represiones y situaciones de la comunidad: misoginia, homofobia, matrimonio arreglado, rechazo por parte de la sociedad normal, patriarcado, control extremo por parte de los padres de familia, el honor y la reputación.

¿Es imperdible? 

La serie está llena de cosas positivas y una trama interesante; y aún así, no es la gran cosa.

No es innovadora, son temas que ya vimos en Rebelde, Clase 406 y en cualquier otra novela, pero así son las todas las historias para jóvenes: una copia barata de cualquier otra con pequeños cambios y estereotipos repetidos que nos siguen enamorando todos los días.

Pero a pesar de que puedan pensar que Élite es una pérdida de tiempo, en realidad es una buena manera de salir de lo que sabemos para conocer una cultura completamente distinta a la que estamos acostumbrados.