Porque estás clara en que a veces te pasas de ridícula

Todos tenemos guilty pleasures, en la televisión, en el extraño mundo del internet, en la peluquería y hasta en nuestra selección de peluches en nuestro cuarto. La literatura no se salva de nuestros criterios desesperados.

Siempre que leemos una novela, nadie nos engaña. Sabemos en qué rollo estúpido nos estamos metiendo, pero nos fascina. Estamos enamorados de la protagonista que da diez mil vueltas y nada kilómetros en el mar para luego morir en la orilla al final del libro. 

La criticamos, la juzgamos, pero deep down mataríamos por meternos dentro del libro, ser su amiga y tal vez darle una cachetada (si primero no le robamos el novio). Creo que se debe a que, de alguna forma, nos gustaría tener ese tipo de vida excitada por la ridiculez humana.

Y ya que estamos aquí, deberías averiguar qué escritora cursi puede hacer tu sueño culpable realidad.

Ver relacionados:

Quiz: ¿qué cuento literario eres?

Quiz: ¿a qué telenovela se parece tu vida?

Quiz: ¿cómo sería tu vida en un mundo paralelo?

Este escritor seguro se metió en tu cabeza al momento de redactar esta novela.