Tu vida es una historia, al final del día

Después de salir del cine o después de leer un libro, siempre tenemos ese deseo oculto de tener una vida así de emocionante. Excepto cuando vemos una película de Quentin Tarantino o leemos un cuento de Edgar Allan Poe. Pero todos saben a qué me refiero.

Se trata de tomar el mismo camino bizarro que el protagonista, de tener un secreto increíble o de poseer habilidades que solo algunos pueden soñar con aprender. 

Sin embargo, yo siempre he creído que uno termina convirtiéndose en lo que lee. Es como un ciclo sin fin de inspiraciones y decisiones manipuladas por el arte que al final es la vida misma. Queremos que nuestra historia sea digna de una película o una novela, pero la diferencia es que los protagonistas de todas esas historias que idolatramos no tienen que hacer cola en el metro, ni pagar impuestos ni evitar que su mejor amiga vuelva con el patán de su ex.

Pero sí podemos tener cosas de novela, más simples, como un cuento. Y si eso es posible, por qué no descubres a qué relato corto se parece tu vida. Capaz te inspires un poco.

Ver relacionado:

Quiz: ¿cuál es tu verdadera vocación?

Quiz: ¿a qué telenovela se parece tu vida?

Quiz: ¿cómo sería tu vida en un mundo paralelo?

Haz que echarme el cuento de tu vida valga la pena. Ese es el motto por el que tienes que vivir, o al menos yo lo intento.