Los tráilers son un quiste en la industria y en tu vida: una teoría

Desde hace dos años yo dejé de ver tráilers. Dejé de asomarme por YouTube en las noches para ver qué cosas nuevas nos traería Hollywood próximamente. Sin embargo, casi siempre quedaba con una noción demasiado completa para mi gusto sobre qué trataba la película.

En el momento era increíble porque veía todo lo que pasaba y quería saber qué pasaba después. Pero esa sensación se desvaneció cuando en el momento de más tensión de la película, sabía qué era lo que pasaría. Sabía quién se moriría y esa sensación fue asquerosa.

Estoy hablando de la película I Origins, que amé pero odié por haberme arruinado a mí misma la historia. Porque de cierta manera, fui mi propio spoiler.

Lo que pretendemos al momento de ver un adelanto es ver de qué trata o sobre quiénes trata una historia. Hollywood, no me interesa saber qué ciudad de destruye, qué personaje muere de verdad o supuestamente, no me interesa saber nada que me vaya a arruinar la sorpresa. Tal vez es ingenuo de mi parte pero la comprobación de mi teoría se gico efectiva cuando abandoné esta costumbre y como si se tratara de una cita a ciegas, decidí encontrarme con una historia que de lo único que sabía eran los actores, el título y tal vez el género.

Y fui tan feliz.

Así que concluí en lo siguiente.

Los contras de ver un tráiler

  • Que vas predispuesto a ver una película. Tienes expectativas que si no se cumplen, terminarás decepcionado. Me pasó con Collateral Beauty, con Will Smith que vi el tráiler y la película terminó siendo algo totalmente diferente (sé que no fui la única). Y maltripée.
  • De igual forma terminarás decepcionado si en el mood del suspenso, te viene un flashback de lo que ocurrió en el tráiler y ya sientes la asquerosidad que te da de saber qué pasará.
  • Muy probablemente por esas expectativas, descartes una historia que de verdad te puede gustar por el simple hecho de haber visto un tráiler horrible que estaba muy mal hecho y que no tenía sentido nada de lo que pasaba. En la forma no atractiva de la frase.

Las excepciones

Ahora, no es que verás ninguno más nunca en tu vida. Eso es de intensos. Los tráilers de franquicias súper esperadas como Star Wars, Harry Potter (sé que sacarán algo más tarde o temprano), o películas de marcas como Marvel, DC Cómics siempre los hacen de forma estudiosa y meticulosa para que no te de una idea errónea de la producción.

Eres libre de ver el tráiler de cualquier película que aumente la adrenalina de tu pequeño cuerpo de fanático desenfrenado.

Porque el cine hace eso, nos da emociones, nos hace sentir parte de un mundo distinto donde no tienes que dejar todo tu salario en una noche de cine. Lo disfrutas al máximo hasta que te das cuenta que te contaron toda la película en el adelanto.

Es entonces cuando te acordarás de mí y me digas “Epa, le debo una cerveza a esta escritora”.