Por que toda mujer debería ver Crazy Ex-Girlfriend - The Amaranta
Tay Tay puede quedarse con su súper squad, Rebecca Bunch tiene las mejores amigas

De vez en cuando hay una serie que todos los críticos aman, recibe un montón de premios, tiene un elenco increíble y por alguna razón es ampliamente ignorada por la mayoría del público. Este año, esa serie ha sido Crazy Ex Girlfriend, y he venido a decirte por qué tienes que dejar de tratarla como el tipo fastidioso que te stalkea en Facebook:

Rachel Bloom ganó un Golden Globe por su actuación como Rebecca Bunch

Es decir, aun cuando los musicales no te convenzan puedes estar seguro que su actuación es beyond. Rebecca Bunch tiene la clase de ojos de loca que de verdad dan miedo, no tipo “soy sexy, mira lo loca que estoy. Teehee” que la televisión normalmente intenta pasar como locura.

Además, es la escritora y productora de la serie.

Los temas que toca son inesperadamente racionales

El título no es una exageración, Rebecca Bunch es una desquiciada y su nivel de disfunción es tan alto que a veces cuesta verla. Es algo parecido a Hannah Horvath, pero mientras que Hannah era autocomplaciente y Girls nunca se decidía a dar una opinión honesta sobre lo imbécil que es su protagonista, Crazy Ex Girlfriend lo hace.

Rebecca es la única que se cree sus delirios, todos los demás están intentándo hacerla entrar en razón, así que no se siente como que todo el mundo está contribuyendo a que la protagonista sea un desastre de inmadurez. Como en esta canción sobre la relación disfuncional que nadie debería estar apoyando:

Y por supuesto está el lado meta. No todo se trata de llevar a Rebecca a la realidad de su situación y acabar con sus fantasías. También ofrecen comentarios sobre los delirios de la sociedad en general, como cuando canta sobre la tragedia oculta detrás de ser copa DD:

O el doble estándar cuando se trata de cómo debe lucir una mujer ante una cita vs. un hombre, tipo en sexy getting ready song:

Heather y Valencia son el squad que sí quieres

Tay Tay puede quedarse con su súper squad de personas súper felices y súper hermosas que no parecen para nada replicantes diseñados para sonreir y ser sexys todo el día. Rebecca Bunch tiene las mejores amigas.

Heather es la vecina cínica y “too cool for school” de Rebecca, y Valencia la ex novia hermosa que además es instructora de yoga (because of course), del crush de Rebecca. Como los hombres apestan, todas terminan formando un squad junto con Paula, la mejor amiga del trabajo de Rebecca.

La representación LGBT+ es genial

La relación más sana de toda la serie es entre dos hombres. Obviamente tienen problemas, pero no tipo “oh, tenemos problemas súper gays” solamente tienen problemas como cualquier relación. Son totalmente la única pareja del problema a la que vale la pena shippear.

Ha sido planificada desde el principio.

Rachel Bloom planificó los diferentes arcos que iba a tocar con cada temporada, antes de hacer el pitch. Es decir, la historia no va para un lado totalmente innecesario solo porque los fans lo piden o hay que que subir ratings. Y eso probablemente también signifique que esta es la última temporada porque de acuerdo a Bloom solo planificó hacer 4. Eso significa que puedes hacer un binge y volver al 2005 para ver una serie en formato tradicional por los próximos 3 meses, es decir, un capítulo a la semana.