‘I don’t give a damn 'bout my reputation!’

Pensamos en los setenta y de una nos vienen a la mente: Iggy Pop, The Ramones, Aerosmith, The Eagles, Sex Pistols y Bowie, pero olvidamos un poco a las más importantes, The Runaways, la primera banda de mujeres.

Pero, ¿quién es la mujer detrás de esto? La respuesta es Joan Jett. Una rebelde que siempre intenta hacer todo en contra de las reglas preestablecidas de la sociedad, o eso nos contó en su documental Bad Reputation

Es un personaje que merece la pena conocer al detalle. Por eso te damos cinco razones por las que es la rockstar más importante de todos los tiempos.

Su carrera comenzó a los 15 años

En 1975, inició la historia de The Runaways con Joans y Sandy West, que fueron presentadas por Kim Fowley, productor musical. En ese momento, Jett tenía 15 años y había iniciado el camino al que estaba destinada.

Ya el año siguiente, con 16 años logró lanzar su primer álbum homónimo que falló en impresionar críticos y compradores de música en Estados Unidos. A pesar de eso fue bien recibido en Japón con tres discos de oro, según Biography.

Está enamorada de la música

En una entrevista para NPR, la vocalista cuenta que su afición empezó cuando le regalaron su primera guitarra eléctrica a los trece años, con la que ella quería hacer "esos sonidos que escuchaba en la radio". 

Años después de finalizar la época de The Runaways, ella no podía dejar ir su sueño de hacer rock n' roll. Así que creó otra agrupación: The Blackhearts, cuyo nombre es el mismo de su disquera hecha cuando la rechazaron de no menos que de 23 firmas, citan en la página oficial de la misma.  

Puede que te encante:

El impacto de Jett en su tiempo

Durante sus inicios, la sociedad de la industria musical estaba dominaba por hombres. Esa fue la razón por la que obtuvieron tanto rechazo y críticas al comienzo de sus carreras.

Joan buscaba igualdad y poder para expresar sin límites lo que quería decir, cantar o tocar. Y lo logró al no tener miedo de los demás, y empujarse a hacer lo que a ella realmente le gustaba.

Rompió con estereotipos

Otro punto relevante de cómo percibían a la banda, era que al ser una estrella de rock femenina eras vista como una “mujer de la mala vida”, por el simple hecho de salir de lo que normalmente esperaban de su género. 

Se enfrascó en querer ser tomada igual de en serio que Iggy o los Rolling Stones. Así que a sus diecinueve años produjo su primer LP para la banda The Germs, uno de los primeros discos de hardcore punk.

GI, como se llama el álbum, fue todo un éxito a nivel de críticas, pero no uno a nivel comercial. De igual manera, se convirtió en un producto que trascendió, dándole respeto y notoriedad a la banda, dicen en Genius

Su legado

Para Impure Magazine, The Runaways no solo inspiró “a mujeres rockeras y movimientos como el Riot grrrl, sino también a agrupaciones de espectros tan distintos como el power pop de Cheap Trick”. Además, dicen en la revista que sin The Runaways no hubiéramos tenido a Hole o The Donnas, sus sucesoras más directas.

Me atrevo a decir que al no haber existido Jett, posiblemente hubiese sido un poco más difícil nuestro ingreso a la industria musical alternativa, con un tiempo más largo de espera para que esto sucediera. 

Sin la cantante de Crimson and clover, seguiríamos viendo a las rockeras únicamente como objetos sexuales que saben un poco de música. Ella hizo que se vieran de una manera más seria y profesional. 

Así que digamos: I don’t give a damn 'bout my reputation para llegar a ser todas unas rockstars como Joan Jett.