Películas que te harán dudar de la inocencia de los white trash

Aunque no todos se cojan a su hermana, algunos sí son peligrosos.
Author:
Publish date:
whitetrash-2

Ya viene Halloween, y sé que no todos tienen la costumbre de disfrazarse pero muchos disfrutan de los sustos y de las cosas creepys, lo que los lleva eventualmente a un disfraz. En mi caso, para matarme del susto tienes dos opciones: disfrazarte de araña gigante o convertirte en un white trash.

¿Sabes quiénes son?

Son un grupo particular del sur de Estados Unidos que se mezclan con los paisanos cuchis que todos hemos conocido, porque en lugar de ser descritos como humildes y trabajadores, son racistas, sádicos y felices en su ignorancia. Como cualquier desesperado con baja moral, se convierten en criminales sin compasión y casi en unos monstruos con diez mil patas y cada una con un cuchillo listo para asesinarte.

white trash meme

Pues sí, ya vieron que mi miedo es grande. Y si ustedes aún no entienden lo peligrosos que pueden ser estos seres, cuando vean estas películas/series, lo harán.

Paperboy (2013)

Un futuro escritor se enfrenta a un white trash que se lleva al amor de su vida y se convierte en el peor caso de crimen con el que tuvo que enfrentarse. 

True Detective (primera temporada 2014)

Spoiler Alert! La serie se estrenó hace como cinco años, pero igual cumplo mi parte con darte la alerta. Para nada porque sé que seguirás leyendo. Se trata de dos detectives que a lo largo de los años investigaron un caso demasiado pesado y sádico como para olvidarlo. Resulta que los criminales son unos white trash locos que creyeron haber creado una religión nueva.

O algo así.

Masterminds (2016)

Más que darte miedo de ser asesinado, te va a dar miedo confiar en un Zach Galifianakis y un Owen Wilson que pueden robarte toda la plata y comprarse cosas súper baratas y de mal gusto.

La Casa de Cera (2005)

Un clásico de los 00 que cuenta con la participación de Paris Hilton en su época de vida (no estoy segura qué es de ella hoy en día) y en el que un grupo de estudiantes toma la horrible decisión de pararse en un pueblo rodeado de puros white trash. Lo divertido es que todo ese pueblo es de cera.

Definitivamente hay dos cosas que te convierten en white trash: ser muy pobre en tu higiene personal y un psicópata. Ese pequeño grupo es lo que más me atemorizaría ver en una fiesta de disfraces. Es más, ni lo veo, salgo corriendo y ya.