Películas que necesitas ver cuando interactuar con el mundo es demasiado pedir

Cuando todo va mal, Netflix viene al rescate.
Author:
Publish date:
Practical Magic

Practical Magic

No importa cuánto lo intentes, hay días en los que estar sola es tu único objetivo en la vida. Ya sea porque acabas de salir de una mala relación, peleaste con tu mejor amiga o tu mamá no para de encontrar excusas para cuestionar tus hábitos/trabajo/notas/vida. Mantener una conversación o salir de la cama es tan probable como tomar el próximo viaje al espacio y encontrar vida en Marte (hey, las mujeres vivimos por la exageración).

No nos referimos al PMS o al típico mal día, sino a esos preciados momentos en la vida cuando terminaste con todo. Nada de películas con historias perfectas o con reflexiones que alaben a la humanidad; estamos preparando un maratón con tramas desafortunados y humor absurdo que resalta los pequeños placeres de la vida.

No te preocupes, we've got your back!  

1. My Best Friend's Wedding (1997)

No importa qué tan horrible te sientas en este momento, probablemente te sientes mejor que Julia Roberts enamorada de su mejor amigo mientras planea su boda. Cuando pensabas que eso no podía sonar más complicado, añádele una confesión forzada y una persecución por New York.

 2. Cruel Intentions (1999)

Cuando la personificación de la maldad y el playboy cliché hacen una apuesta, puedes dar por sentado que no terminará bien.

3. Gone Girl (2014)

En caso de que necesites un plan B, saca lápiz y papel porque hay mucho que tomar en cuenta si quieres nivelar a Rosamund Pike.

4. In Bruges (2008)

La solución para los malos días es ver a otras personas teniendo uno peor que el nuestro, y en eso Colin Farrell se lleva el Oscar. Un asesino suelto y su niñera ¿qué podría salir mal?

5. Your Sister's Sister (2012)

¿Recuerdas cuando dijimos que no había algo más horrible que ser Julia Roberts en la boda de su mejor amigo? Yep, si hay. Imagina que tu hermana compartió sábanas con el amor de tu vida, sh*t just got real.

6. Burlesque (2010)

El romance no es prioridad cuando puedes tener diamantes...right?

El maquillaje, brillo, rutinas, Cher y la voz de Christina; todo vale la pena así tengas que pasar una semana completa cantando el soundtrack con tu cepillo como micrófono.

6. Practical Magic (1998)

El clásico que une las ventajas y las desventajas de ser una bruja. Plus, puedes ver a Sandra Bullock y Nicole Kidman en una sola pantalla.

7. Heathers (1988)

Si no es suficiente con la dosis paranormal de Practical Magic, siempre existirá Heathers. No sabrás si llorar o reír con la retorcida historia de amor entre J.D. y Verónica o con los insultos ácidos de las “it girls”.

8. Holes (2003)

No importa cuántas veces Disney la repetía en su programación, Holes es un clásico. Cuando estés pensando demasiado en tus problemas siempre puedes ver como Shia LaBleouf intenta sobrevivir a la maldición de su familia en un desierto cavando huecos todos los días. Te aseguramos, un uniforme anaranjado no está en tu wish list de outfits.

9. Julie & Julia (2009)

Girl power en la alta cocina. Lo más interesante de las historias es que ambas están basadas en la vida real, además de ser la primera película basada en un blog. Las aventuras de Julie & Julia nos enseñan el valor de la cocina, así tu mejor habilidad sea preparar cereal.

10. Copenhagen (2014)

Es una no-historia de amor que nos muestra lo mejor de la ciudad mientras William busca a su abuelo con la ayuda de una muy joven Effy. Aunque hemos leído historias parecidas un millón de veces, el twist del film vale la pena.