Okja, la película de Netflix que te va a volver vegetariano

"Lo comprarán si es barato"
Author:
Publish date:
2

En un mundo dividido entre aquellos que aman la carne orgullosamente y los que se identifican como vegetarianos radicales, nace una película que incomoda a ambas partes, a unos los sensibiliza y a los otros les hace comprender cómo funciona el mundo.

En nuestra opinión lo logra espectacularmente, además de enamorarnos con un híbrido entre hipopótamo y cerdo, y su mejor amiga.

Okja es la historia de un animal genéticamente modificado que se cría en las montañas de Corea y que disfruta de la vida ideal que le ha brindado su cuidadora y mejor amiga, Mija (An Seo - Huyn), una niñita huérfana que vive con su abuelo. Mirando, la corporación malvada con un historial de comportamientos decadentes, va en búsqueda de Okja, porque hace 10 años la vendieron al mundo como el animal más sabroso y barato que haya visto la industria de los alimentos. Por supuesto, cuando Dr. Jhonny Wilcox (Jake Gyllenhaal) zoólogo excéntrico y súper estrella de la televisión rapta a Okja, Mija solo encuentra lógico ir en búsqueda de su mascota. Sin embargo, la dueña de Mirando, Lucy Mirando (Tilda Swinton) con su hambre por los negocios, logra orquestar una estrategia para que Okja llegué a EEUU y sea exhibida ante el público como el futuro de las proteínas y la alimentación mundial.

Lo que pudo haberse vendido como una interesante película educativa para niños, resulta ser una profunda crítica al capitalismo que fue identificada por la BBC como una “película de acción ecológica”.

El tono de la película es difícil de conseguir por no decir casi imperceptible. La dinámica de Okja cae en lo absurdo, la crueldad, lo cómico, lo dramático, escenas de acción y el manejo extenso de dos idiomas a lo largo de su desarrollo. Con personajes casi caricaturescos, un grupo de ecoterroristas pacíficos y un animal del tamaño de un elefante con el aspecto de un hipo-cerdo, la sensación después de haber visto Okja es desagradable porque dejan en evidencia a la crueldad de los mataderos y las mentiras que se venden con facilidad en la era de los medios.

Rotten Tomatoes le da un 84% de freshness y IMDb un 7.6 en puntuación, ambas en mi opinión cifras muy bajas que no representan la genialidad estética y narrativa de la película.

La película en sí, apartando su tema, ha resultado polémica desde que fue presentada en el festival de Cannes. Como procedía de Netflix, fue abucheada por la audiencia francesa por el rechazo y el prejuicio del festival ante todo aquello que no sea cine tradicional. Aun así con este público fuerte, la película recibió críticas favorables.

Bong Joon - Ho le dijo a la BBC que apesar de la gráfica crítica que le hace en pantalla a la industria ganadera, sus intenciones no son satanizar al consumo de la carne ni crear rechazo a los que no son carnívoros.

3

“La hice para entender cómo la carne está siendo producida en masa”.

Según el director, la comunidad mundial contemporánea está consciente de que hay algo mal en la manera que se manejan los mataderos, pero decide no pensar en ello porque es más cómodo.

“Creamos límites psicológicos para evitar desagrados, por eso separamos los animales. Algunos los percibimos como mascotas pero no nos damos cuenta que aquellos animales que metemos en nuestros carritos de compras, son los mismos.”

La película está diseñada para hacer sentir incómodo al espectador, de manera que evidencies lo que se siente ver a tu familia caminar al matadero.

Nuestra recomendación es que inviertas un buen rato en verla y le des un poco de razón a los ambientalistas locos que comen grama de desayuno, porque al terminar verla, tú también lo vas a querer hacer.