Review del nuevo álbum de LCD Soundsystem

Se separaron y volvieron.
Author:
Publish date:
Mindies

Mindies

El nuevo álbum de esta banda neoyorquina vio la luz el pasado 8 de septiembre y fue bautizado con el nombre de "American Dream". Lo llamativo de este bebé es que tiene un origen algo turbulento pues nació luego de la separación de varios años de la banda, quienes rompieron corazones en el 2011 pero volvieron a unirse en el 2016 y con planes de hacer el álbum que podemos escuchar hoy.

Estaba súper emocionada por hacer este review porque siempre me gustó el estilo ochentoso de LCD Soundsystem, y una vez que escuché su track principal, me enamoré de este proyecto ciegamente y decidí hacerlo.

Pues para mi placer y el lamento de otros mi gusto musical difícilmente sale de la burbuja de Madonna, Simple Minds, Europe y Rick Astley.

Así que me dediqué a escuchar de nuevo el álbum anterior a American Dream llamado This is Happening que se hizo público en el 2010, y me decepcioné cuando procedí a compararlos porque en realidad la diferencia no es mucha.

La musicalización varía bastante en cuanto al uso de una guitarra medio nostálgica y de vez en cuando un piano triste, pero no conseguí mucha diferencia entre lo que fue New Order en los 80 y American Dream. Es disfrutable pero no es algo que llamaría "revolución" en su discografía.

Capaz decidieron que están viejos para la gracia y que realmente ni siquiera intentaron innovar sino que se quedaron en el lugar seguro, en el que siempre han estado.

Otra cosa que aún no sé si me decepciona o no son las letras que hacen un intento de protesta sociopolítica, en especial en su canción Call The Police:

Well, there's a full-blown rebellion but you're easy to confuse/ By triggered kids and fakers and some questionable views/ Oh, call the cops, call the preachers/Before they let us and they lose.  

Todo el álbum es una balada medio tristona que cuadra para ese momento en el que todos los borrachos de una reunión entre amigos estén entrado en alguna crisis existencial. En especial con canciones como lo es American Dream, Oh Baby y How Do You Sleep.

Pero si no te gusta ese tipo de cosas, también encontrarás canciones más emocionantes e instrumentalmente más activas como Emotional Haircut y Other Voices (que honestamente, es mi favorita de todo el álbum).

Como siempre, todo el álbum puede ser interpretado como un trance a lo Arcade Fire.

Mi conclusión: 3/5.