¡Qué episodio!

Otro lunes y otra crisis existencial provocada por la serie de HBO. Solo que hoy en lugar de sufrir solo eso, resulta que también fui víctima del comunismo. Acompáñenme en esta triste historia:

9:45p.m.: 

Una Carla inocente: "qué emoción, ya van a pasar Westworld...me voy a buscar algo de comer".

Comunismo: "No. J*dete".

*se va la luz hasta las 12 de la noche*

Trágico. 

Sin embargo, como mi lucha contra esta oscura entidad me la tomo en serio, me levanté a las cuatro de la madrugada para ver el episodio y tener tiempo de estar aquí y ahora, y así continuar con mi vida. 

Más nunca lo haré, es horrible. Una vez superado eso, volvamos al bello mundo de las series, los vaqueros y la ciencia ficción. 

Esta madrugada vi el sexto episodio y reconocí que ya llegamos a la mitad de temporada, solo que aún tenemos demasiadas dudas encima y ya me están dando ataques de ansiedad. Pero ese es el estilo Westworld: no te aclara nada hasta el último momento

En el episodio pasado de Akane No Mai, vimos a Maeve sumergirse en el desconocido mundo Shogun, lleno de samurais, espadas de sable y geishas. Y también expresé mi desagrado por cómo nos mostraron ese mundo. Pues si bien nos moríamos por ver algo más que pistolas y el Salvaje Oeste, sentí que nos presentaron unos personajes y una historia de la nada, sin darnos tiempo de digerirlos y agarrarle cariño. 

Debo aceptar que en este episodio sí lo hice. Bueno, un poquito.

Si recapitulamos, en ese nuevo mundo (que era para quienes pensaban que Westworld es para niñitos) Maeve y su pandilla vieron por primera vez a sus doppelgängers (dobles), lo que implicaba que tenían una historia parecida.

Entonces por supuesto que se iba a repetir la historia de Maeve: Akane, su doble de la cultura japonesa, pierde a su hija Sakura que es asesinada. Y toda la transformación de este personaje es como si Maeve se viera así misma sufrir y elegir un camino.

En este episodio, todos se acercan a eso que eligieron buscar.

Episodio #6: 'Phase Space'

A diferencia de los últimos dos episodios, esta vez vimos a todos los personajes jugar su parte de la historia. En al antepasado habían desaparecido Dolores y Maeve y la semana pasada, extrañamos a William. Aquí todos nos recordaron que están en una misma serie.

Veer relacionados:

Moscas, doppelgängers y geishas: Westworld 'Akane No Mai'  

Reencuentro, inmortalidad y nitroglicerina: Westworld ‘The Riddle of the Sphinx’

Guerra, nieve y tigres: Westworld ‘Virtù e Fortuna’

Pistoleras, venganza y esplendor: Westworld ‘Reunion’

Caballos, sangre y robots: Westworld ‘Journey Into Night’

William o el Hombre de Negro pero que no lucha contra extraterrestres

Hace como dos episodios, conocimos a la hija de William y la verdad no nos extrañó demasiado cuando la escuchamos decir el revelador "Hi, dad"

Toda pistolera, ingeniosa y conocedora de todas las formas del parque, esta niña dejó bien en claro a su papá que se lo iba a llevar de ahí, al mundo real. Solo que William parece estar tan metido en Westworld que no entiende qué es lo que quiere.

Nuestro Hombre de Negro hace caso omiso a la imposición de su hija, es por eso que escapa de ella para volver tranquilo al juego de Ford (que por cierto, aún no tenemos idea de qué trata).

Mis teorías sobre el juego de Ford para Will:

  • O está intentando meterlo dentro del juego y convertirlo en una especie de host humano.
  • O tal vez (y esta es bastante fumada) el mismo William se hizo a sí mismo un host, pero este aún no lo sabe y la intención de Ford es que lo descubra.

Aún no sé qué puede ser, es posible que sea algo totalmente distinto. Pero es posble que no...

Dolores, la Barbie de mil pasados

En Akane No Mai, Dolores se había coronado como la más desgraciada de toda la historia. Un poco diferente a la inocente Barbie metida en su cajita de la temporada pasada. Pero acá hasta pensamos que había asesinado a Teddy para no tener más obstáculos en su lucha por la libertad. Una especie de Simón Bolívar de los hosts, solo que mala y más bonita.

Aunque en Phase Space nos enteramos que no había asesinado a Teddy, o al menos no en el sentido literal de la palabra. Solo le hizo unos cuantos "ajustes", apareciendo así un personaje completamente distinto y que para ser honesta, me alborotó las hormonas un poco.

Dolores convirtió a su compañero en un personaje muchísimo más rudo y dispuesto a asesinar a cualquier que se le interpusiera en el camino. Sounds familiar? En realidad lo transformó en una versión masculina de ella misma.

Y me encantó. Ahora sí, el personaje está sacando su potencial al máximo. Solo que no sé por qué tengo la ligera impresión que a Dolores no le gusta que alguien más tome la batuta de su empresa libertaria. 

Maeve, la ex prostituta de mente maestra

Esta fue la parte más conmovedora del episodio. Y estoy enamorada por el hecho de que Maeve puede convertirse en una "bruja", en una dura con sable, en una madre y en la mejor amiga del mundo sin parecerte raro en ningún momento. Hasta ahora es el host más "completo" (por decirlo de alguna forma) de toda la serie.

En esta ocasión, Maeve se ve obligada a seguir en su camino de búsqueda por su hija. Para eso, tuvo que salir de Shogun World y dejar atrás a sus dobles. Lo interesante fue que esa no fue su elección, Akane decidió quedarse en su mundo. Y recordemos que el simple hecho de poder elegir no posible para ningún hosts. Ahora ellos y todos están viendo las primeras luces de una vida propia y con libre albedrío.

Así que vuelven a Westworld y Maeve se encuentra con su hija. Por fin. No sin antes enfrentarse a su propia pesadilla: los nativos que en su recuerdo la matan a ella y a su pequeña. Es increíble ver a nuestra hosts enfrentarse a sus miedos, una mujer que ha demostrado poder conquistar todos los mundos, le tiene miedo a los nativos de su cabeza (como las serpientes para Indiana Jones).

Pero como Maeve es Maeve, claro que pudo decirle sus tres v*inas y rescatar a su hija de una muerte inminente a la que ella se ha encarado más de diez mil veces. 

Entonces, ya tiene a su hija, ¿ahora qué? ¿Acaso le tocará formar parte de la lucha de Dolores por la libertad? ¿O se irá a un mundo nuevo?

El parque y los intereses inhumanos de sus humanos

El timeline de la historia del parque ocurre exactamente una semana desde que los hosts se volvieron locos en el afterparty del estreno de la nueva narrativa de Ford. Lo sé porque Charlotte Hale lo dice de la forma más sutil posible.

Ya tienen a Abernathy (el host que causó todo rollo la temporada pasada) y por fin pidieron ayuda a los de Delos, los niños grandes.

Me encanta cómo poco a poco el rompecabezas se va armando. Sabemos entonces qué es lo que pasa una semana después de todos los eventos, y desde el primer episodio sabemos qué es lo que pasa dos semanas después (todos los hosts "muertos"). Y pedazo por pedazo vamos reconstruyendo los eventos de la locura.

Spoiler: sabemos que Abernathy se les va a volver a escurrir de las manos, la pregunta es ¿cómo?

Por otra parte, Elsie y Bernard llegan al "centro del laberinto", o The Cradle como también la llaman y resulta que es el lugar que llevan buscando varios personajes desde el principio: "Glory". Es una especie de cuna donde están todos los datos de absolutamente todos los hosts.

Y sin tiempo ni más opciones, Bernard decide entrar en esos datos para encontrar una respuesta o una solución a por qué están bloqueando los intentos de arreglar a los hosts. ¿Qué le hizo Ford al parque antes de morir?

Es una pregunta que solo nuestro amigo Anthony Hopkins nos puede responder, por eso aparece de entre los muertos (probablemente compuesto de puros datos) para hacerlo.

¡Ahora sí viene lo bueno!