¡Órale, que buena comida!

¡Hola! Bienvenidos a otra edición de #MonchandoConFenchu, la columna en la que me acompañan a monchar por ahí a lugares que están cool de Caracas

Ver relacionados:

#MonchandoConFenchu en ‘El Escondite’

#MonchandoConFenchu en ‘Sunny’

Para el artículo de hoy exploré dos de mis cosas favoritas: la comida mexicana y los estrenos. La Máscara es un restaurante que explora los sabores típicos mexicanos mezclados con algunas innovaciones creadas por los chefs que abrieron hace poco en Caracas. 

Debo decir que lo que me trajo a La Máscara en un principio fue su campaña de intriga que hicieron por Instagram. Desde ahí supe que me encantaría. Así que en el momento que abrieron sus puertas al público no pude esperar más a contactarlos para ver qué tal. 

Cuando llegó el día, fui emocionadamente con el estómago vacío con ganas de probar todo lo que me dieran. El Chef Asesor, Enrique D'Lima, pidió por mí sus cosas favoritas de la carta. Así va:

De entrada:

Walking Taco: Tacos adobados, chili con carne, crema agria, pico de gallo y guacamole. 

Esta entrada inspirada en algo parecido a lo que comió Enrique cuando vivió en California es ideal para todos los amantes de los nachos y para compartir en grupo. Con los ingredientes perfectos, no hay nada que pueda salir mal aquí. Street food en la mesa.

IMG_8868

Tacos:

Carnitas de cerdo: Cerdo a fuego lento, cebolla morada y cilantro, con tortilla dura.

Arrachera de res: Flank Steak, con mojo de ajo y cebolla asada, con tortilla blanda.

Al Pastor: Cerdo en trompo con piña asada, cebolla cebolla morada y cilantro, con tortilla blanda. 

Frijolito Negro: Hummus de caraotas negras, aguacate, crema agria, cebolla morada y cilantro, con tortilla blanda. Opción vegetariana. 

Si leyeron atentamente, se habrán dado cuenta que todos los tacos que llegaron a la mesa eran una maravilla. Cada uno distinto y sabroso a su manera.  

Me impresionó la combinación de cerdo con piña asada en Al Pastor, la manera en la que el ácido de la piña corta la grasa del cerdo es espectacular. Algo similar sucede en el Arrachera de res con el mojo de ajo y la cebolla asada, en este caso con sabores simples y pocos que cuando los combinas te explotan en el paladar. 

Frijolito Negro es una buena opción para los vegetarianos, además de ser una manera divertida jugar con sabores que no provienen de alguna proteína para crear algo muy bueno.  

Mi favorito fue Carnitas de cerdo, la manera en la que el cerdo está cocinado, más la cebolla morada y el cilantro se combinan de manera perfecta para dar satisfacción en cada mordisco. Quería como 75 de este. 

Yummmmmmmm

Yummmmmmmm

Cocteles:

Me trajeron tres cocteles, lo cual quizás no fue la mejor decisión para mi sobriedad, pero seguro que lo disfruté. 

Ni Tan Hot: Ron dorado, jarabe de papelón y chile, tamarindo y limón. 

La Máscara: Ron de coco, tequila, crema de coco y zumo de limón. 

Margarita de Parchita: Este es un twist de parchita en una margarita tradicional.

Ni Tan Hot es el perfecto trago refrescante, y más para aquellos que se pidan Chupi Chupi de tamarindo en la playa. 

La Margarita de Parchita la recomiendo a los que les gusta un kick en sus tragos y son bastante más duraderos que yo!

La Máscara fue mi favorito, huele y sabe a playa. Es simplemente delicioso, lo recomiendo a todos los amantes del coco. ¡Es el que tengo a mi derecha en la foto!

Imaginarán cómo salió Fenchu de ese lugar #Happy

Imaginarán cómo salió Fenchu de ese lugar #Happy

Por último, el ambiente es simplemente spot on. Una vez que estaba sentada, rodeada de las decoraciones, buena comida y los exquisitos tragos lo que me provocaba era ponerme a cantar karaoke a todo volumen. Es agradable y divertido, como su comida. 

IMG_8857

Después de haber disfrutado de todo lo que me sirvieron, hablé con Eva Betancourt, Chef Ejecutivo de La Máscara. Así va lo que me contó:

¿Cómo migras de tus proyectos anteriores a este?

El gusto por la comida es muy versátil y más si te gusta comer y probar nuevas culturas e historias gastronómicas. Nosotros los chefs nunca dejamos de explorar sabores nuevos o antiguos. 

Me casé con un restaurant mexicano porque justamente estaba llegando de México, aprendí todo desde el meollo del asunto. La comida mexicana se mezcla mucho con los sentimientos, con el evento en el que estés agasajando a tus comensales. 

Al juntarme con Enrique en la entrevista nos pusimos a investigar y llegamos a este menú con muchos sabores clásicos, para que el público pueda adentrarse con un plato tradicional y luego exploren con el resto de sabores que tienen en el menú. 

¿Cuál es la experiencia que esperas como tus comensales?

La idea es vender una experiencia gastronómica junto a un ambiente totalmente espectacular. La idea es trasladarte con ciertos sabores a recuerdos en el caso de que conozcas Mexico, o a sorprenderte con sabores nuevos en el caso que no lo conozcas. 

Eva, Enrique y yo. 

Eva, Enrique y yo. 

Muchísimas gracias por haberme recibido y por el buen rato. ¡Volveré pronto!