Hay mafias, pero una mujer está a cargo

Cada comienzo de año el foco de nuestras preocupaciones está sobre alfombras rojas, discursos de aceptación y la quiniela malintensa que armaste con tus amigos que se la tiran de cinéfilos.

Razón por la cual, esta vez nos hemos dado el lujo, por segundo año consecutivo, de poner nuestra opinión sobre todas las cosas y resaltar su gran y significativo aporte a la cultura cinéfila, porque todo lo que tenemos que decir sobre las películas que hacen fila para los premios es estrictamente importante y necesario.

Y porque nos pagan por ello.

Así que, con una lista de 20 películas y un grupo de 7 personas dispuestas a deliberar y criticar -a veces profesionalmente y otras veces no tanto- con altos criterios de dirección, guionismo y fotografía, hemos fundado La Akademia The Amaranta.

Porque después de todo el shade que le hemos lanzado a nuestra contraparte, La Academia, no nos queda de otra que crear nuestra propia institución y celebrar unos premios menos polarizados y sensacionalistas -o quizás un poco de los dos- justo antes de que la ceremonia de los Oscars, bajo la estatuilla de Los OsKarinas.

Auspiciado por The Amaranta y GK Media.

Ver relacionado:

#TheAReviews: Lady Bird

#TheAReviews: Shape of Water

#TheAReviews: Call Me By Your Name

#TheAreviews: Get Out

#TheAreviews: I, Tonya

#TheAReviews: Darkest Hour

#TheAreviews: Good Time

#TheAReviews: Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

#TheAReviews: The Florida Project

#TheAReviews: Dunkirk

#TheAReviews: The Disaster Artist

Esto implica, por supuesto, que hasta el primero de marzo reseñaremos cualquier película que se atraviese en nuestro camino para comenzar las predicciones a nuestro gran evento (esto es mentira, estudiamos cuidadosamente las nominaciones de los demás premios y críticas para hacer esta lista de películas).

Hoy es el turno de Molly’s Game

¿Keslokes?

Todos sabemos que Aaron Sorkin puede escribir. Es el hombre detrás de The West Wing, The Social Network, Moneyball y The Newsroom; su estilo de confrontación combina habilidad, inteligencia y, sobre todo, el espectáculo de una manera que no nos hace dudar de su talento. El hombre sabe contar una historia.

Pero mientras sus antecedentes nos aseguraban una buena trama, la verdadera pregunta aquí era si él puede dirigir.

Aaron Sorkin tuvo su debut como director con Molly’s Game, una película de dos horas y veinte minutos que cuenta la historia de la desprestigiada "princesa del póker" Molly Bloom, basándose en su autobiografía. Porque la niña sí existió: Molly era una organizadora de juegos de póquer de alto riesgo, exclusivos en Los Ángeles y Nueva York.

Créannos, no es tan aburrido como suena.

La historia de Molly Bloom lo tiene todo: mafiosos rusos, allanamientos del FBI, batidas de pelo pelirrojo y dinero en efectivo. Millones y millones de dinero en efectivo.

Aunque en un comienzo la historia te hace pensar que la película se trata de su travesía como casi-campeona olímpica de esquí, solo se necesitó un accidente y la rebeldía de niña independiente para terminar en una mesa de póker rodeada de celebridades, directores, mafiosos y niños ricos.

Mesa en la que estrellas como Leonardo DiCaprio y Ben Affleck querían sentarse (de hecho, se sentaron).

Oh, si tan solo la ráfaga de cargos por escándalo y extorsión, no hubiese evitado sus participaciones.

¿Kesloke pensé?

Esta jeva es una dura.

La historia de Molly es todo lo que queremos ver en pantalla, con glamour incluido; y considerando que Jessica Chastain es lo mejor que le ha pasado al mundo, las dos horas y pico de película son lo suficientemente entretenidos como para no mirar el celular.

No es como si pudieras, de todos modos; porque un vistazo y mitad de explicación mafiosa queda en el olvido. 

Principalmente porque el fuerte de la película es el guión, es de Sorkin de quien estamos hablando. Esta es una historia que se cuenta con palabras en lugar de imágenes; es el tipo de películas que es casi servil al servicio del guión.

Razón por la que las habilidades de dirección de Aaron Sorkin no terminan de convencernos. El cine debería ser un medio visual, también. Casi se siente como si pudieras ver la película con los ojos cerrados sin perderte nada realmente.

Aún así, es una buena película para motivarnos a comenzar una organización de juegos mafiosos los domingos en nuestro garaje secreto.

¿Khé le daría?

Molly’s Game se lleva la Oskarina por “Mejor Película Que Todo El Mundo Va A Confundir Con Feminismo Porque Muestra A Una Mujer Arrecha”.

“La Película Que Va a Iniciar La Quiniela Para Adivinar a Las Celebridades Implicadas En La Vida Real”.

Y,

“Mejor Actuación de Pelea Mafiosa Entre Una Niña y Un Mafioso Gordo”.

Además, también la nominamos a “Mejor Explicación Mafiosa Sin Que Arruguemos El Ceño”, porque entendíamos las dos horas y veinte minutos de explicaciones de negocios oscuros sin tener que googlear nada.

Hasta el próximo #TheAreviews.