Un pedazo de torta a medianoche nunca le hizo daño a nadie

Para la foodie nocturna.
Author:
Publish date:
Dempsey fit

Dempsey fit

Te despertaste, es la 1:20 de la mañana y sospechas que no vas a conciliar sueño pronto. En 6 horas tienes clases, trabajo, spinning o una cita médica. Después tienes que llamar a tu abuela, llevar a tu primo al colegio y pelear con la mujer del banco porque te bloquearon la tarjeta (otra vez).

Todas estas preocupaciones te dan vueltas en la cabeza mientras tú das vueltas en la cama. Morfeo poco a poco se aleja de ti mientras el insomnio te arropa; le tienes miedo a las 3:00 a.m. porque recientemente viste El Exorcismo de Emily Rose; te cruje la barriga y de pronto piensas: “tengo que comer”.

Al llegar a la cocina no se te ocurre nada. Absolutamente nada para prepararte y comer. 

Para eso estamos aquí, como un sueño en el que aparece la diosa Oprah con las mejores ideas para que caigas en cama satisfecha.

Existen 4 tipos de midnight snacks:

1. Cold classics: aquellos que nunca fallan y se consiguen rápido en la nevera

  • cold pizza: La reina de los midnight snacks.
  • cold chinese: La respuesta a las sobras de un domingo de hacer nada.
  • cold pasta: Solo recomendable si era muy buena y no es necesario recalentar.
  • cold anything: Realmente es sabroso comer cualquier cosa que te provoque directo de la nevera a esa hora.
GIPHY

GIPHY

2. Altos en contenidos de azúcares y calorías: aquellos que en la mañana puede que te arrepientas un poco, pero te hacen feliz a medianoche. 

  • helado: Siempre es la mejor respuesta a todo.
  • torta: Es irresistible verla en la cocina sin (volver a) probar a qué sabe.
  • chocolate caliente: Con la excusa que libera endorfinas nos dejamos engullir una taza entera.
  • huevo frito y pan: Es un desayuno adelantado.
  • french toast: Con un poquito de esfuerzo sonreirás con la boca llena de azúcar y canela.
GIPHY

GIPHY

3. bala fría fit: es válido querer cuidar la figura, considerando que los azúcares no se procesan igual de noche que de día.

  • granola. Si no tienes comprada, hacerla es súper fácil y rápido.
  • fruta. Bueno, no se procesan igual de noche, pero sigue siendo una opción más saludable que unos Doritos. Si la congelas y la metes en la licuadora, tienes un sorbete en 5 minutos.
  • Cotufas. Buenas, bonitas y baratas. No engordan mucho y saben muy bien.
  • Kale chips. Un poco hipster pero resuelven.
  • Jugos. Naturales preferiblemente.
  • Tés. Con una galleta de soda, medio triste, pero satisface.
Giphy

Giphy

4. eat & sleep: estos son para los flojos de medianoche que no quieren hacer mucho. Solo comer algo y dormir

  • cheese and crackers. Otra opción medio triste pero que resuelve, un clásico de los midnight snacks.
  • zanahorias. Mucho mejor si son bebés. Te las comes hasta en la cama sin mucho desastre.
  • platanitos o cualquier tipo de fritura en bolsa. No es mala idea combinar con chocolate si te sientes aventurera.
  • chocolate. Rápido y fácil, lo sacas del empaque y te lo comes.
GIPHY

GIPHY

Calma tu estómago, levántate descansada y feliz la mañana siguiente.