El 2018 no para de sorprender

No hay nada más misterioso y que sea hito de preguntas sin respuestas que los retos o challenges de las redes sociales.

¿Por qué se origina el reto?

¿Por qué es un reto?

¿Qué se logra realizando el reto?

¿Por qué hay gente que los hace sin que nadie los rete?

¿Quién los inventa?

¿Cuando termina el reto?

¿Tenemos que culpar a Lele Pons por esto?

Ver relacionados:

Descafeinada una semana

Si quieres ser feliz, aléjate de Instagram

I GOT a Challenge, el reto de ver Game Of Thrones por primera vez

Y aunque no estoy aquí para responder estas incógnitas, puedo afirmar una sola cosa con respecto a la mayoría de ellos: son de las cosas más estúpidas que hacemos como seres humanos.

No creer en el calentamiento global, ilegalizar el aborto, no castrar a Harvey Weinstein, votar por Trump y no inventar drones más efectivos encabezan la lista de conductas estúpidas del ser humano en el siglo XXI. Hacer retos en las redes sociales está justo después.

Todo comenzó con el “do it for the Vine” de la obsoleta red social que lleva el mismo nombre. Reposando con los restos de Hi5, MySpace y Omegle (sí, yo sé que sabes qué es Omegle) están millones de micro videos en los que alguien te rogaba cometer una estupidez con el propósito de hacer un Vine chistoso, sin ningún otro sentido más que hacer el ridículo. Culpa de la compatriota mayamera, Pons.

Luego el Ice Bucket Challenge conquistó Instagram en el que retando a otros, pero primero realizando el reto tú, te bañabas con un balde de agua fría. Todo con el noble fin de llevar conciencia sobre los peligros e implicaciones del ALS.

Después de eso, todo se fue a la p*ta.

Infinidades de retos sin sentido, conductas peligrosas e idioteces se han cometido en las redes más populares, cubiertas bajo el velo simpático y trendy de “challenge”.

Entonces, para construir mi caso de que hacer retos en las redes sociales es una conducta que nos prepara a un salto olímpico hacia atrás en la evolución humana, presento la siguiente lista de los challenges más gafos en las redes sociales:

(Advertencia, están en orden aleatorio porque fue imposible identificar cuál era más idiota)

‘Tide Pod Challenge’

El reto en el que la generación X comió jabón y casi se extingue a causa de ello.

‘Hot Water Challenges’

Luego del Ice Bucket Challenge, este surgió. Uno en el que la gente se echaba baldes de agua de agua hirviendo resultando en varios viajes al hospital y una muerte.

‘Cinnamon Challenge’

El reto de comerte una cucharada de canela. Alguno de los efectos de cometer esta estupidez: infección en los pulmones y asfixia, nada más.

‘The Floor is Lava Challenge’

Se fundamenta en no pisar el piso cuando alguien te reta. Inofensivo si estás en tu casa jugando con los muebles, no tan maduro cuando lo haces en una farmacia, una tienda, una clínica o tu espacio de trabajo.

‘Straight Arm Challenge’

Este estúpido reto consiste en tener alguna bebida en la mano y tratar de tomártela sin flexionar el codo. Bañándote de Mountain Dew como un imbécil.

‘Salt and Ice Challenge’

¡Vamos a jugar a echarnos sal en la piel y ponerle un hielo encima para ver quién dura más tiempo quemándose!

‘The Fire Challenge’

Esto es literalmente rociarte con algún tipo de alcohol o sustancia inflamable y prenderte en fuego. Y no en plan inmolación.

‘The Eraser Challenge’

El reto de, lean bien: borrarte la piel.

‘The Choking Game’

ES GENTE AHORCÁNDOSE EN LAS REDES SOCIALES. DIOS JESUS SANTISIMO.

‘The Sour Head Game’

Este trata de comer la mayor cantidad de caramelos ácidos antes de escupirlos. Hay gente que acabó con las papilas gustativas quemadas y llagas de sangre.

Ahora, algunos títulos que no figuraron en la lista, pero que también califican como conductas inapropiadas en redes sociales para cualquier persona con dos neuronas conectadas. Los exhorto a educarse en la ineptitud del mundo y averiguar de qué tratan:

El Gummy vs. Real Food, Ariana Grande Stool, Fidget Spinner, The Get Out, Invisible Box, Don’t Judge a Book By Its Cover y The Kylie Jenner.

Cabe acotar que el único reto aceptado y con el sello de aprobación de The Amaranta es el siguiente por su naturaleza inofensiva y sandunguera: