Actriz Elizabeth Taylor - The Amaranta
Nadie se puede olvidar de Elizabeth Taylor.

Hay mujeres que no se olvidan, por más que tratemos no podemos. Es su encanto, personalidad, belleza o inteligencia, alguna de estas armas tan poderosas que hacen que una mujer sea inmortal y trascienda.

Rompen los esquemas y son más audaces que cualquiera, saben lo que hacen y lo que dicen. En Hollywood han habido varios nombres que cumplen con estas características, no son muchos pero sí que son eternos.

elizabeth 10

Entre los populares está Elizabeth Taylor, la actriz con los ojos color violeta y de fácil seducción. Un atributo que la hacía destacar, de un color fuera de lo común.

Fue la actriz que compartió época con dos mujeres como Marilyn Monroe o Audrey Hepburn que del mismo modo son inmortales por su aspecto físico y trayectoria. No se crean tampoco que ellas son recordadas solo por verse bonitas sino por su carácter y activismo.

elizabeth 3

Taylor fue una actriz británica-estadounidense, empresaria y humanitaria que dejó su huella en el cine y se convirtió en una de las figuras que hasta el día de hoy recordamos.

Su carrera empezó cuando tenía 8 años de edad, en Los Ángeles, a la madre de Taylor se le decía constantemente que su "bella" hija debía audicionar para películas. Sus ojos no pasaban desapercibidos.

MGM y Universal se pelearon por contratarla, al final por influencias de su madre firmó con la segunda.

Comenzó su contrato en abril de 1941, y pronto adquirió un papel en la película Hay un nacido cada minuto (1942). Aunque no fue llamada para otros papeles, según informan, porque el director de reparto del estudio le disgustó, diciendo que "la niña no tiene nada ... sus ojos son demasiado viejos, ella no tiene la cara de una niña". Por supuesto que este director, no sabía que se convertiría en una estrella de cine.

El biógrafo Alexander Walker expresó que está de acuerdo en que Taylor se veía diferente de las estrellas infantiles de la época, como Shirley Temple y Judy Garlanz, y ella misma explicó más tarde que "aparentemente yo asustaba a los adultos porque era totalmente directa". Universal terminó su contrato en marzo de 1942.

elizabeth 5

Pensarán que todo hubiera acabado aquí, pues la actriz recibió otra oportunidad a finales de 1942, cuando un conocido de su padre, el productor de MGM Samuel Marx, arregló para hacer una audición para un papel menor requiriendo una actriz con acento inglés en Lassie Come Home (1943).

No todo lo que vemos en televisión refleja la verdad

Según Elizabeth, ella no tuvo "niñez real" después de convertirse en una estrella, ya que MGM controlaba cada aspecto de su vida. Ella describió en una entrevista llamada “Elizabeth taylor: La Entrevista Perdida” con Rolling Stone publicada por primera vez en el 2011 el estudio como una "gran fábrica extendida" donde se le exigió cumplir con un estricto horario diario: días se pasó asistiendo a la escuela y la filmación en el lote de estudio, y las noches en clases de baile y canto y en la práctica de las siguientes escenas del día.

Extractos del libro “Elizabeth” por J. Randy Taraborrelli relatan que una noche, cuando tenía 16 años, confesó a sus padres que estaba enferma y cansada de hacer películas, y solo quería ser normal.

elizabeth 6

Sin embargo, Sara tomó el grito de ayuda de su hija como señal de ingratitud. “Pero no eres una niña regular, y gracias a Dios por eso”, le dijo. “Tienes una responsabilidad, Elizabeth. No sólo para esta familia, sino para el país ahora, el mundo entero”.

Con 18 años se enfocó en el público adulto. Su primer papel fue interpretar a una mujer que comienza a sospechar que su esposo es un espía soviético en el thriller Conspirator (1949).

Luego vendrían un gran número de películas bajo escándalos matrimoniales, proyectos lujosos y no sentirse valorada en la actuación. Es curioso, Elizabeth se quejaba del mismo problema que Marilyn, las dos no querían tener que interpretar más personajes superficiales.

elizabeth 7

Después de completar su contrato con MGM, Taylor protagonizó Cleopatra (1963) del 20th Century Fox, una historia fantástica que, según el historiador de cine Alexander Doty, la hizo más famosa que nunca. Se convirtió en la primera actriz en recibir un millón de dólares por un papel; Fox también le concedió el 10% de los beneficios de la película, así como rodar la película en Todd-AO, un formato de pantalla ancha para el que ella había heredado los derechos de Mike Todd.

Activismo

Es conocida como una increíble activista, usando su fama para poner la crisis del sida en el centro de atención.

En los 80s esta enfermedad estaba arrasando con el mundo, logrando a matar a una buena cantidad de personas y la actriz no se hizo de oídos sordos. "Estoy aquí para aquellos que el mundo no quiere ver", manifestó Elizabeth.

Elizabeth organiza la primera recaudación de fondos para el SIDA en beneficio del "Compromiso con la Vida" de APLA

Elizabeth organiza la primera recaudación de fondos para el SIDA en beneficio del "Compromiso con la Vida" de APLA

Como si no fuera todo, ayudó a fundar el amFAR, la Fundación para la Investigación del SIDA, que ha puesto más de $ 450 millones en programas y concedió más de 3.300 becas para investigación.

Taylor fue honrada con varios premios por su trabajo filantrópico. Fue nombrada Caballero de la Legión de Honor de Francia en 1987 y recibió el Premio Humanitario Jean Hersholt en 1993, el Premio a la Obra por el Servicio Humanitario de la Academia de Actores en 1997, el Premio Vanguard GLAAD en 2000 y la Medalla Ciudadana Presidencial 2001.

El pasado 27 de febrero Elizabeth hubiera cumplido 85 años, lo único que podemos hacer para rendirle tributo es recordarla como no solo un rostro, sino también un espíritu luchador. Sus numerosos premios y películas los tengo presentes y se que que es una de las últimas estrellas del cine dorado. Pero lo que se no se me olvida es ella como persona, como ser humano defendiendo los derechos.

elizabeth 9

Me deja tranquila que la recuerden no por su aspecto físico sino por sus palabras, pensamiento y actos. Una mujer que quisiéramos que estuviera con nosotros y nos compartiera sus anécdotas de vida.