Lo que pasa cuando los Golden Globes son demasiado "políticamente correctos" - The Amaranta
Tu cerebro se empieza a imaginar escenarios horribles 👹

Ayer fue la primera ceremonia de la temporada de premios y alfombras rojas del año.

Sin tener chance todavía de recuperarnos del ratón de Noche Vieja, los Golden Globes aparecieron en el panorama del espectáculo tan solo 7 días dentro de este recién nacido 2018.

Digamos que el 2017 fue un año atípico, por asignarle un nombre pobre. El primer año de gestión de Trump, demasiados ataques terroristas para el gusto de los libros de historia y la polémica controversia de los últimos meses que sacó a relucir como un tema importante de debate el acoso sexual y el abuso sexual, sobre todo en el ámbito laboral.

En forma de protesta este año, la alfombra roja de los Golden Globes se vistió de negro para mostrar apoyo a las víctimas del acoso sexual, situación social popularizada en la farándula por denunciar a famosos actores y magnates de Hollywood como depredadores sexuales *toso muy indisimuladamente* HARVEY WEINSTEIN.

Todo el mundo habló muy elocuentemente, se pasearon activistas sociales de la mano de renombradas actrices, la gente desfilaba sus pines de Time’s Up y la atmósfera inspiraba, desde las preguntas bobas de Ryan Seacreast hasta la entrega de premios, serenidad, respeto y solidaridad.

Un mar de gente vestida de negro, los ganadores dando discursos semi campaña electoral, películas y series de trasfondo profundo y premios que les fueron entregados a personas de minorías sociales que nunca antes habían sido reconocidas en esa categoría.

En resumen, una noche bonita y en extremo políticamente correcta.

Un aplauso a las actrices y actores que se consolidaron con la lucha contra los hombres cerdos y poca vida que buscan imponerse y hacerle imposible la vida a las mujeres. Fue todo lo esperado.

Sin embargo, viendo la entrega de galardones no pude evitar el hecho de que mi mente viajara a un lugar en el que se imagina el peor resultado posible del evento y además espere, morbosamente, que esos escenarios sucedan.

Atribuyo mi mente maquiavélica a mi feed de Instagram, colmado de humor negro y memes de series infantiles.

Algo así como que se equivoquen de Miss Universo o que le entreguen el Oscar a mejor película a otra gente cuando el ganador equivocado ya está montado con peroles y rumba en el escenario.

Por tanto, vamos a nombrar todas las cosas que pudieron haber pasado idealmente en esta noche tan protocolarmente perfecta, para que hubiese sido un evento generador de memes y catastróficamente sublime para nosotros enfermos consumidores de internet.

Que alguien se haya vestido de rojo vibrante

Nada me hubiese hecho más feliz que ver a la arrogante nariz parada de Millie Bobby Brown disfrazada de Tampax usado, para reflejar así que en verdad es una enana pretenciosa.

Que alguien se pusiera un pin que dijera Time Continues

Porque tu sabes, siempre hay alguien que piensa que las feministas son tan solo mujeres poco atractivas y alérgicas a la cera, razón por la cual se dejan pelos en las axilas e inventaron un nombre moral para esconder el hecho que son unas marranas.

Que Emma Watson llegara acompañada de Harvey Weinstein

Todos sabemos que no ha tenido su época de joven loca al estilo Britney de 2009, ese momento llegará pronto.

Que el elenco de niños de Stranger Things tackleara a Eleven por llegar sola, sin ellos

Que alguien grite “Demagorgon” y la ataquen con un lanzallamas.

1

Que Seth Meyers hiciera un chiste inapropiado en su monólogo de apertura

Taima, esto sí sucedió.

Que Edgar Ramírez gritara “Maduro c*ño e’ tu madre” en el micrófono luego de que Penelope Cruz presentara el premio

Seguro que lo pensó.

Que Oprah diese un discurso arrogante en el que admite que votó por Trump

Más bien nos dejó deseando que fuese la presidenta del mundo.

Que James Franco hubiese dejado que Tommy Wiseau hablara en su discurso de aceptación en la película

Hubiese pagado por saber qué iba a decir.

Que a alguien le diera un infarto cuando salían en cámara

Es que me puse a pensar ¿qué se hace en ese caso? ¿se sigue con el show?, ¿se llevan al difunto sin que las cámaras vean?, ¿Sale Morgan Freeman y dice que se lo lleva al cielo? Tantas preguntas sin responder…

Que alguien se subiera borracho a aceptar un premio

Esto creo que le pasó a ella.

Que Kim Jong Un fuese el invitado estrella

PLOT TWIST.

Nuestros deseos viles de espectáculo barato quedaron reprimidos, sin embargo quedamos con una larga lista de películas que debemos ver antes que los Oscars condicionen nuestros gustos por películas taquilleras y no necesariamente buenas.

Aquí los ganadores de los Golden Globes.

El 2018 va a ser épico. 😎