Lecciones de vida que dan las canciones de Rubén Blades - The Amaranta

Lecciones de vida que dan las canciones de Rubén Blades

"Salsa intelectual" en su máxima expresión.
Author:
Publish date:
Latina 95.1 FM

El verbo aprender es el primero que ponemos en práctica desde el día uno de conciencia, hasta el final de nuestra vida. Como diría tu abuela; “todos los días se aprende algo nuevo”, y tiene razón. Nuestro complejo desarrollo corporal y psicológico tiene como pionero el descubrimiento y aprendizaje de destrezas, normas sociales y lecciones de vida que nos dan personajes importantes en nuestro crecimiento vía a la adultez.

Mamá, papá o cualquier imagen de autoridad que tengamos en nuestras vidas, son los encargados de criar mediante consejos y enseñanzas, ese pilar psicológico que nos identifica a cada uno al momento de tomar decisiones importantes o actuar de manera independiente.

Básicamente educación, pues.

Hoy en día, ese rol tácito referente a los padres de una criatura se puede tergiversar de muchísimas maneras.

El internet puede dar lecciones de vida.

Los amigos pueden dar lecciones de vida.

Grey's Anatomy puede dar lecciones de vida.

Rubén Blades da lecciones de vida.

Mediante años de carrera, el músico y compositor panameño, Rubén Blades, se ha dedicado a una vida entera de canciones (de salsa) las cuales hacen sinónimo de problemas sociales, desgracias familiares y política; todas (o su gran mayoría) enfocadas al territorio latinoamericano.

Entonces, dentro de la crianza de un ser humano, además de ser los padres quienes cumplen con la labor de inculcar pensamientos y lecciones; así como lo podría hacer una buena obra literaria, pienso que las canciones de Rubén Blades reflejan lecciones valiosas de vida que podrían quedar en la conciencia de muchos.

Bueno, por lo menos en la mía.

Luego de estudiar un poco más allá sus obras controversiales, ver el historial político de Rubén y la inteligencia que utiliza al componer las canciones; les doy a conocer una serie de enseñanzas o “lecciones de vida” que nos ha dejado el señor Blades a lo largo de su carrera musical.

“A pesar de los problemas, familia es familia y cariño es cariño”

Amor y Control es una canción que explica dos desgracias completamente distintas, pero que a la vez necesitan de sus personas más cercanas para atravesar los peores problemas. Un cáncer y un joven delincuente son las barreras que deben enfrentar dos familias, pero ambas aferrándose a lo mismo; la unión familiar.

“Aquel muchacho y mi pobre madre, dos personas distintas pero, dos tragedias iguales.”

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios”

Pedro Navaja, uno de los maleantes más conocidos del barrio latino de Nueva York, es asesinado por una prostituta a quien él iba a asaltar. Rubén expone con esta canción la delincuencia personalizada y latente en todos los barrios de Latinoamérica, incluidos los de países como los Estados Unidos.

Cuando Blades expresa; “Y créanme gente que aunque hubo ruido nadie salió, no hubo curiosos, no hubo preguntas, nadie lloró, solo un borracho con los dos cuerpos se tropezó, cogió el revolver, el puñal, dos pesos y se marchó” nos da a conocer la cotidianidad que protagoniza la delincuencia y sus derivados en toda la región. Por supuesto, con la enseñanza de que efectivamente Pedro Navaja, el ladrón que todos conocían, falleció de la manera más irónica; 

“Pedro Navaja matón de esquina, quien a hierro mata a hierro termina…”

Pudo más el amor que el dinero, ¡señor!

La niña de la alta sociedad que se enamora de un trompetista humilde. Ligia Elena le enseña a su círculo social que sin importar lo que piense su familia, los viajes, las monjas, o su “tía Gertrudis” se fugó con su trompetista de la vecindad. Atacando el racismo, clasismo y el materialismo, Rubén critica mediante esta canción divertidísima, la ideología que tienen las familias conservadoras que desean para sus próximas generaciones un ejército de nietos con;

“Los cabellos rubios. Los ojos rubios. Los dientes rubios. Como Fry Donahew”

“Recuerda se ven las caras, pero nunca el corazón”

Una de las más conocidas, Plástico, muy de la mano con Ligia Elena, intenta exponer la frivolidad y la carencia intelectual en la alta sociedad de las ciudades cosmopolitas; cuando a la vez comunidades latinas de menor estatus buscan surgir, alejados de ese mundo de apariencias o de plástico. Blades también intenta comunicar a los latinos, evitar guiarnos por ese prototipo de materialismo idealizado como lo sería “vender el destino por el oro y la comodidad”.

“Recuerda que el plástico se derrite, si la de de lleno el sol.”

“Decisiones, cada día. Alguien pierde, alguien gana ¡Ave María!”

Decisiones narra tres historias cotidianas que hacen de la canción una novela dirigida a cómo cambia el contexto de una situación luego de una toma de “decisiones” irresponsable, inmediata, o de vida o muerte.

La pareja de jóvenes puede o no tomar la decisión de abortar.

El vecino perfumado tomó la decisión de tener su aventura “a lo casanova”.

Y el borracho, decidió comerse la luz del semáforo.

Dentro del mundo de la salsa, las composiciones de Rubén Blades, además de tomarlas como lecciones de vida, son interpretadas por la comunidad latina como gritos de indignación frente a los problemas que padecen algunos países y nadie los conoce.

Pienso que la carrera política que tiene Rubén, sin haber obtenido un título gubernamental, la continúa en sus canciones y nuevos éxitos; ya que seguirán expandiéndose y el mundo conocerá ese sinfín de ocurrencias (buenas y malas) que hacen del latino, latino.

Por lo tanto, cuando escuches una de las canciones de Rubén, no pienses que es una canción más para bailar en un matrimonio; piensa en el significado que tiene la letra y el trasfondo que puede tener la historia de la canción.