“As If!”

Existen películas que nos marcan y dejan un espacio especial en nuestro corazón, muchas de esas son películas de amor. Raro, ¿no?

Una chick-flick para Urban Dictionary es “un filme que complace las esperanzas y sueños de mujeres y/o jóvenes. Una película que tiene un feliz, borroso y ridículamente irreal final”.

Nos hacen creer en cuentos de hadas en donde el douchebag termina siendo un hombre amable que se enamora de la chica que es tierna y nula. En la vida real no es así, pero igual, creemos que son geniales y cool, tal y como pensábamos de pequeñas.

Aquí les dejo una lista de las más geniales de los noventa, porque si lo hacía desde los ochenta, iban a ser demasiadas. 

Puede que te encante:

‘Clueless’ (1995)

Una versión moderna de la novela de Jane Austen, Emma, una de las historias más emblemáticas de la escritora. La película es una cápsula del tiempo con los outfits, música y referencias de los noventa. Además, Cher, Tai y Dionne son los mejores personajes de la vida… Nada más que agregar. Je je.

‘10 Things I Hate About You’ (1999)

Es difícil explicar la trama, pero lo intentaré. Un dúo de nerds hace un plan para que uno de ellos salga con la popular; para esto, hace un trato con un rebelde sin causa para que enamore a la hermana badass de su crush.

Heath Ledger, Joseph Gordon-Levitt y Julia Stiles son los actores destacados de la película, que es una de las favoritas de muchas —la he visto, sin mentir, como diez veces durante el último mes. 

‘Jawbreaker’ (1999)

Con un humor negro y una fórmula similar a la de Heathers, vemos a un trío de mean girls liderado por Rose McGowan que asesinan sin querer a una de sus mejores amigas el día de su cumpleaños y deciden ocultar lo que sucedió, tergiversando la historia y comprando el silencio de la único testigo.

‘You’ve Got Mail’ (1998)

Una pareja de desconocidos comienza a hablar por un chatroom de AOL, se comienzan a conocer y a gustar, hasta que llega el momento en el que deciden conocerse y se dan cuenta de que… No puedo seguir porque no les quiero hacer spoiler.

Nora Ephron, una de las directoras más importantes de comedias románticas, logró reunir nuevamente a Tom Hanks y Meg Ryan para entregarnos otro filme lleno de amor y momentos chistosos, y como en Sleepless in Seattle, no saben de quién se está enamorando. Definitivamente, es uno de los precedentes a los encuentros de Tinder.

‘Spice World’ (1997)

Con una trama algo extraña; Posh Spice, Sporty Spice, Baby Spice, Ginger Spice y Scary Spice se separan y reconcilian en la película para enseñarnos sobre la amistad y sobre cómo eran las cosas en aquel tiempo.

‘She’s All That’ (1999)

Sí, es la típica película de la que antes hablaba: el quarterback se enamora de la fea invisible —que en realidad, no es tan fea, pero está mal arreglada—. Vamos, esta fórmula funciona y es una película dominguera.

‘Empire Records’ (1995)

Un joven sueña con tener su propia tienda de discos —la que él solía amar, Empire Records—, pero esto se vuelve imposible cuando su mejor amigo gasta su dinero. Tiene un soundtrack perfecto y es considerada una película de culto porque logra capturar lo que era ser un adolescente común de los noventa, aparte es demasiado cómica.

‘Never Been Kissed’ (1999)

Una periodista wannabe inexperta en las relaciones románticas, nada más y nada menos que Drew Barrymore —la amo—, regresa a la secundaria para escribir un artículo sobre los adolescentes de Chicago.

Una película llena de risas y de momentos en los que nos hace ver lo que  es ser una novata en el amor, no como muchas veces nosotras decimos ser.

‘Cruel Intentions’ (1999)

Cuando vi esta, me quedé en modo WTF por un rato. Tenía 11 y me dio algo cuando vi tantos tabúes juntos, me corrompió y traumatizó de por vida porque no entendía absolutamente nada, quizás es una de las razones por las que quería ser monja —larga historia.

Sarah Michelle Gellar hace una apuesta con su hermanastro: si este lograba tener sexo con la hija puritana del director (Reese Witherspoon), él podría acostarse con ella; si no, ella se quedaba con su carro. Algo muy Blair y Chuck, pensándolo en este momento.

‘Practical Magic’ (1998)

Esta película se puede describir con una frase sencilla: unas hermanas brujas tratan de crear a su hombre perfecto. Con una estética preciosa y dos protagonistas geniales interpretadas por Sandra Bullock y Nicole Kidman, Practical Magic nos atrapa y hace ver que el lazo de hermanas siempre es el mejor.

¿Clichés? Sí. ¿Las odiamos? Todo lo contrario, las amamos horriblemente y las disfrutamos de vez en cuando, no me mientan. Faltaron muchas que quizás consideren importantes, pero si quieren hacer otra lista, ¡cuéntennos en nuestras redes!