La ridiculez es el principio máximo de los infomerciales

¡Llama ya! o puede que te quedes sin alguno de nuestros 4 millones de ejemplares.
Author:
Publish date:
happy chop

Los infomerciales son como un hechizo, una mala droga que nos mantienen pegados a ellos y que sin darnos cuenta nos hacen pasar más de media mañana hipnotizados frente la pantalla del televisor sin razón alguna.

En países donde no se lucha diariamente por derechos constitucionales, democracia o por conseguir pan, hay personas que desarrollan obsesiones extrañas como comprar todo lo que logra captar su atención en los infomerciales.

En EEUU se gastan miles de dólares anuales en compras a domicilio de productos que muchas veces no necesitan y es que hay un truco para persuadir a toda persona que se comprometa al infomercial más de 2 minutos.

Según Kevin Harrington, uno de los inversionistas en el programa Shark Tank, la clave de los infomerciales sucumbe a una regla de 3 pasos.

El primero es crearte una necesidad que no sabías que tenías. Un problema tan común que no lo considerabas un problema.

“¿Alguna vez te ha sucedido que te tropiezas con todo de noche?”

Luego, te solucionan el problema con el súper producto que están vendiendo, además te dan testimonios de gente sospechosamente confiable para que lo creas.

“¡Mi vida era un desastre hasta que compré la aluma wallet!”

Por último te hacen una oferta que no puedes rechazar, tachan un precio que nunca fue el verdadero del producto y además te añaden un poco de accesorios gratis que no necesitas.

“¡Con la compra de un Toby, te regalaremos un pedazo de plástico para extender tu Toby 2 centímetros más!”

Una fórmula infalible que ha logrado vender en la televisión productos absurdos que si vemos con atención y análisis de sentido común son literalmente un chiste.

El Tiddy Bear

tiddy bear

Un osito que evita que te raspes con el cinturón.

El Snuggie

Una manta con mangas que va a resolver todos tus problemas. Porque tener una manta sin mangas era una desgracia familiar y no lo sabías.

El Shake Weight

Este aparato sexualmente insinuante aparentemente te va a dejar con un cuerpo de quinceañera aunque comas McDonald’s de desayuno y aunque estés afiliado a una entrega delivery de queso cheddar.

El Comfort Wipe

comfort wipe

Esto es literalmente un palo que aguanta el papel higiénico para limpiarte el c*lo.

El Happy Chop

happy chop

Un infomercial de un gordo con una corbata fea que dice que no debes gastar tiempo cortando vegetales. Como si cortaras vegetales, te la pasas en Taco Bell.

Alguien además de nosotras se percató de lo ridículos que son algunos de estos inventos.

Mejor aún se dieron cuenta de las ridículas herramientas de mercadeo que se usaron para venderlos.

Estos genios le hicieron un voice over a los infomerciales y nos brindaron genialidad y cinismo.

Enjoy.

La Batamanta

Wow cup

La Chorrimanguera