La nueva película de Disney: Moana - The Amaranta

Lo más interesante de Moana es lo que no vimos en pantalla

Por fin Disney escuchó nuestras plegarias.
Author:
Publish date:
Baby Moana

Baby Moana

Lo primero que debo aclarar antes de que empieces a leer el artículo menos objetivo de la historia, es que en todo aspecto, significado y relación, Moana es la mejor película de Disney y el único contraargumento que puede derrumbar mi declaración es que afirmen que Mulán está a su altura; sin embargo, cuento con advertirles que mis niveles de subjetividad no son profesionales y están pensados para que sea así.

Habiendo aclarado la voz y propósito de este escrito, solo quiero decirles que Moana es lo máximo.

Es tan buena que verla en español no fue una tortura (excepto por el doblaje de Shiny) y una vez que los créditos aparecieron, casi hago mi camino a la taquilla para pedir una entrada para la próxima función.

En comparación con la primera princesa de Disney, Snow White, que cantó “some day, my Prince will come" y guió por el mismo camino a todas las otras animaciones que le siguieron, esta versión ofrece un cambio con el que hemos soñado por años.

De un día para otro, Disney dejó a un lado la figura masculina que caracteriza a las cintas y por primera vez, convirtió a una protagonista en el centro de la historia, sin ningún trasfondo romántico ni necesidad de encontrar “otra mitad”. Aunque ya veíamos venir la intención de Disney cuando lanzaron Frozen, oficialmente podemos decir que la empresa se ha acoplado a la realidad del Siglo XXI, y quién sabe, quizás la próxima representante de Disney tendrá las medidas de una mujer real. A este paso, en el 2030 podríamos tener a una princesa gorda.

Pero mientras esperamos por ese acontecimiento, convencí a mi editora de que me dejara nombrar todas las razones por las que Moana no es solo una película de dos horas con un inicio, desarrollo y final. Y ya que a una Disney fan con un propósito es difícil de ignorar, acá estoy para convencerlos a ustedes de unirse al lado oscuro.

Moana sí es una adolescente

princess.jpg

Las princesas de Disney siempre han sido interpretadas por mujeres adultas. No importa que dupliquen la edad de la protagonista o no estén ni cerca del periodo ideal, cada una de las voces no tomaron en cuenta la etapa que la princesa representaba, hasta el caso de Auli’i Cravalho, que de hecho, es la primera adolescente que interpreta a una princesa adolescente.

Auli’i Cravalho no pensó que lo lograría

La voz detrás de Moana ni siquiera audicionó para el papel porque pensó que no era “lo suficientemente buena”. Los agentes del casting la consiguieron cuando quedó en el primer lugar de una competencia de canto local (y fue la última persona que audicionaron para el papel). Let’s talk about dreams come true.

El soundtrack…

Solo imagina a Mark Mancina, Opetaia Foa'i y Lin-Manuel Miranda en un solo cuarto. Yep, that’s all I need to say.

Es absurda la manera en la que lograron llevar tantos mensajes

Cuando una película intenta salvar el mundo promoviendo el cuidado ambiental, la paz mundial y la democracia, todo en un periodo de hora y media, sabemos que por lo menos uno de los mensajes no llegará como lo tenían planeado. Es muy complicado manejar tantos valores en un solo film, pero Moana, una vez más, es la excepción.

Una mezcla entre conocer tus raíces, ser fiel a lo que piensas, no guiarte por las apariencias, luchar por tus ideales, romper estereotipos y criticar el egocentrismo desmedido solo necesitó dos horas para hacer llegar su mensaje. Por supuesto, estoy segura de que me faltan más valores, pero es suficiente para probar mi punto. En comparación con “sigue tu corazón” y “cree en el verdadero amor” hemos dado un avance en años luz.

Moana no quiere ser una princesa

Definitivamente se ganó nuestro corazón cuando protestó por no ser llamada “princesa”. Moana prefiere ser “daughter of a chief” y no llevar la etiqueta solo por usar un vestido y tener un animal como compañero. What a hint, Disney.

Trabajaron 5 años para aprender la cultura

Para asegurarse de que la cultura fuese apropiada en la película, los productores viajaron al Pacífico y entrevistaron a antropólogos, historiadores, lingüistas, pescadores y residentes durante los últimos cinco años, así la representación en pantalla realmente le hizo justicia a las raíces nativas de la isla. Además, la película está basada en un verdadero mito.

Y si estas no son suficientes razones para convertir a Moana en tu “daughter of a chief” favorita, solo me queda decirte que IMDb le dió un 8.2 y Rotten Tomatoes un 97%; prácticamente está destinada a entrar en tu lista de mejores películas de este año.