La importancia subestimada de Pink - The Amaranta
Es la Mujer Maravilla del mundo real

Cuando era niña, en una época distante, oscura y sexualmente ambigua conocida como “mediados de los noventas”, los padres nos dejaban frente a televisores y esperaban que simplemente descubriésemos cómo crecer y ser funcionales. Tal vez por eso los millennials crecimos para destruir la industria del aguacate, de los anillos de boda, del golf, de las servilletas y del yogurt.

Si tus padres estaban ocupados haciendo el performance de “padre ocupado de los noventas”, estabas demasiado expuesto. Nada más por existir ibas a ver un montón de contenido muchas veces raro pero inofensivo, campañas publicitarias obsesionadas con que todos fuésemos unisex, y beauty trends que en retrospectiva jamás debimos hacer populares. Si te ponías a buscar, en el peor de los casos terminabas descubriendo a Marilyn Manson y Britney Spears demasiado temprano como para asimilarlos correctamente sin tener un meltdown sexual prematuro. En el mejor, te conseguías con Pink… y Gwen Stefani pero ella ahora es una stepford wife así que la ignoramos.

Pink, fue la mamá televisiva no oficial de esa época en la que empezabas a ser demasiado viejo para Nickelodeon pero seguías sin entender el 80% de las cosas que pasaban en MTV. Ahora la reconocen por volar en telas, lo cual obviamente tiene su mérito, al igual que todas las otras cosas que la hacen súper importante para todos lo que crecimos con ella:

Nunca la vendieron como unidimensional, hermosa y sexy

Pink no cumple con el estándar de belleza de Britney o Christina Aguilera, hoy en día no es la gran cosa porque afortunadamente la representación en medios de comunicación masiva es más diversa. A principios del 2000 sí era un reaaaally big deal.

Todo se vendía en empaques bonitos de rubias bonitas y sexys cuya única función era ser vista y objetificada. Britney hubiese preferido ser segunda vocalista en una banda de metal antes de decir algo que la hiciera ver medianamente pensante.

Si querías a alguien con opinión propia tenías que ir a fuentes más alternativas tipo Garbage, o The Cure, que no son bandas que quieras escuchar todo el día cuando eres una niña de 10 años. La representación dentro del mainstream para adolescentes que no estaban listos o interesados en el sexo, y no querían hablar de belleza era mínima hasta Pink.

Su primer single de Beautiful Trauma, What About Us es como el clímax de su historia de freak dentro del mainstream. Y tomando en cuenta su trayectoria, no sorprende que en un año donde todo suena a dance y está sintetizado, Pink haya salido con una balada.

Se volvió progresivamente súper “body positive”

Pink siempre ha sido fit AF. Era algo que saltaba a la vista desde el momento en el que aparecía en una década donde lo sexy era lo estereotípicamente femenino. Es decir, mujeres sin músculos, con el cabello incoherentemente largo y preferiblemente rubio. Pink era distinta, sin intentar decir que era mejor, y a lo largo del tiempo ha defendido su visión súper body positive.

Nunca fingió ser infalible

Aparentemente no fue la adolescente más dócil y feliz del mundo. A lo largo de su vida tuvo que lidiar con problemas internos y familiares, y siempre habló de superarlos. Como alguien súper cursi con esas cosas aprecio que haya dado esa otra imagen de superación a pesar de las circunstancias.

Le saben a mi%rda los roles de género

Le pidió matrimonio a su esposo, y está criando a sus hijos de una manera gender neutral. Además, nos dio a Channing Tatum vestido de mujer lo cual es una fantasía que ni siquiera sabía que tenía en el fondo de mi corazón.

Y es chillona

Las celebridades son diplomáticas hasta un punto aburrido. Muchas veces son completamente intercambiables y difícilmente tienen algo interesante qué decir. No es que Pink sea la más irreverente del universo, pero suele tener mucha más sustancia que el promedio además de que no se disculpa por gritar lo que piensa y resaltar por ser quien es. Quiero que me adopte y me crie como adulto gender neutral