#InstaBackStories con Toto Aguerrevere

Vamos a jugar un juego.
Author:
Publish date:
2905AA01-TOTO.jpg

Hace un tiempo, se publicó mi conversa magistral con Toto Aguerrevere. En esa primera parte, hablamos sobre todo desde la literatura y sus obras, hasta sus años en bachillerato.

En la segunda parte de la entrevista, quise jugar con él. Aproveché de su indudable talento para contar cuentos, e indagué un poco sobre qué lo posee a publicar semejantes cosas en Instagram. Desde hace un tiempo era fan de sus posts, entonces decidí hurgar un poco (más) en su vida privada.

Así que con su permiso, vamos a devolvernos en el tiempo. 

...

Setting: 6:00 p.m. Un jardín, vino tinto.

Vamos a jugar un juego, yo te muestro una foto de tu Instagram y tú me cuentas el back story.

Me invitaron a hablar de sitios y lugares en Caracas en la presentación de Guía Caracas en la Plaza Alfredo Sadel. Fue una mañana muy caraqueña, había una burriquita y ajuro me tenía que tomar la foto con ella.

Matrimonio de mi mejor amigo, un civil en casa de su tío. Yo voy al baño y lo que veo es esta señora. Es una experiencia muy rara hacer pipí parado y tener a alguien viéndote. Tenía que conmemorar esta situación incómoda y tomé la foto, la publiqué, y salí del baño; tres horas después me busca el dueño de la fiesta y me dice: “Esto es lo más cómico que he visto en mi vida”, y yo: “es que tenemos que address the issue: tu baño da miedo”.

Pero en otra fiesta encontré un patico de hule en el baño y lo puse en la poceta. Nadie sabía qué hacer con el patico, si se bajaba o no. Hasta que llegó el dueño a preguntar quién era el culpable.

Jaime y yo en frente de un sitio que nos encanta que se llama Casa 22. Ese foco de luz de día está pintado de amarillo y en la noche se ve el foco como tal. Al pobre Jaime siempre lo saco para que haga cosas idiotas conmigo.

Esta es la foto más sexy que yo tengo. 15 años en Río Chico con el pelo más espectacular (ahí se frenó el crecimiento del pelo completamente), jurándome el papirruqui. Ella es Valentina Michelena, y nunca nos empatamos por pendejos.

Mi cumpleaños (que desastre). Ana Khan (con la que me beso yo) fue editora toda la vida de Complot, nos conocimos en una cola de un baño en una casa y nos hicimos amigos instantáneos. No sé porque toda la vida nos hemos dados picos de cariño, pero estábamos conmemorando mi cumpleaños y estas dos gafas se metieron en la foto.

Me recuerdo que mi mamá vio esa foto y que: “Toto, que es eso de besarte en público”, y yo y que: “Mamá, por Dios”.

Esa foto fue planificada por mi. Ella es la persona más mala que conozco, una catira sensacional. Un editor de moda me dijo que habíamos ido bien vestidos al evento y nos hicimos un “photoshoot”, pero yo quería que fuese un photoshoot guarro.

Es una fiesta de 40 años de una amiga mia con tema de los años 80. Mis amigos y yo nos tomamos muy a pecho el tema y cuando llegamos, nadie estaba vestido tan hardcore de los 80 como nosotros. Mi amiga tenía manteles plateados y yo decidí ponerme ponerme de capa el mantel.

Wow. Decidí meterme en contra de la voluntad de todos mis amigos en un reto de fotografía de 28 días. Todos los días a las 8 de la noche tenía una nueva premisa. Este es el baño de mi Tía Ana Cecilia en casa de mi abuela. Es una foto photoshopeada porque la amiga que me iba a ayudar no podía cumplía con lo control freak que era, me tomó dos fotos y las junté.

Mi clásica foto. Mi blog se llamaba “Conversations Overheard at the Mad Hatter’s Tea Party”, y me encantó siempre el tema de los cuentos. Cuando cumplí 30 hice un reto contra el mal humor de que iba a conseguir 100 fotos de gente saltando porque me había leído un libro de un fotógrafo que llama Philippe Halsman llamado Jump, que fotografía a la gente importante saltando, porque dice que la gente se revela como es saltando.

Recibí como 300 fotos y me sentí como Justin Bieber. Me mandaron fotos de Israel, España, Chile, etc. En mi fiesta, pusimos una gran pantalla e iban rotando las fotos.  

Mi hermano me preguntó qué iba a poner yo, y me dijo que tenía que hacer algo especial por mi cumpleaños. Yo siempre había querido hacer una recreación del Mad Hatter, entonces la foto es en la sala de mi casa, mi sombrero es una cartulina que encontramos, Alejandro, mi hermano, está guindado, el vestido de una tridilosa, Isa tiene el vestido de Alicia (que es el uniforme de Josefa, la que trabaja en mi casa), y Claudia está en un vestido de mi mamá. Nada está photoshopeado, es puro nylon. 

¡Mil gracias, Toto!

Les dejo mi foto al natural con Toto nuevamente (me la tripeo full).

Toto y yo