Las guerreras del sub 17 reclaman sus derechos - The Amaranta
La vinotinto sub-17 femenina regresa a Venezuela

Fotografía: La Vinotinto

No hemos podido dejar de hablar en la oficina del equipo de fútbol más alabado y comentado, que nos hizo volver a creer en el mundial sub 17 de Jordania por haber dado la talla. La selección ha regresado a tierras venezolanas. El pasado 23 de octubre las guerreras llegaron al Aeropuerto Internacional de Maiquetía a la espera de sus familiares, prensa y fanáticos.

Alguno que otro comentario positivo sobre su actuación en las canchas, sin embargo, no fue lo único que tenían que decir. Lo que nos causó mayor impacto fue la falta de cumplimiento del gobierno.

Las jugadoras aprovecharon la presencia de las cámaras en el lugar para enviarle un mensaje a las autoridades deportivas del Estado. Su principal reclamo fue que se le prestase mayor atención al fútbol femenino para que pueda desarrollarse y profesionalizarse.

La Vinotinto 

La Vinotinto 

Después de llegar de cuartas en un Mundial, es lo menos que se puede exigir. Durante la competición el equipo no paraba de tener cobertura en distintos medios internacionales. Nos preguntamos en The Amaranta, ¿acaso no es suficiente para que sean reconocidas por su trabajo y esfuerzo? Se vuelve difícil promover el fútbol femenino ya que ni los gobiernos hacen el mínimo esfuerzo por ayudar a las jugadoras.

“Que nos den lo que nos merecemos, ya basta de engaños”, señaló la portera Nayluisa Cáceres.

Contrapunto 

Contrapunto 

Al parecer, hay entes que cuando el equipo demuestra su potencial y resulta ser ganador aparecen para apoyar. “El triunfo se debe a las cosechas que hemos hecho en la revolución. Nosotros no sólo hemos invertido dinero sino trabajo, es una política prioritaria”, dijo El ministro Poder Popular para la Juventud y el Deporte, Mervin Maldonado. Este comentario se hizo luego del triunfo del equipo femenino en el Sudamericano Sub 17 Femenino.

Unas declaraciones que a la capitana Deyna Castellanos en su momento, no le agradaron. En su cuenta de twitter compartió que la selección no tenía dónde entrenar para el Sudamericano que disputarían en aquel tiempo y que la selección Sub 20 masculina estaba haciendo una gira de preparación en Colombia para su Sudamericano en el 2017.

La Vinotinto 

La Vinotinto 

¿Cómo esperan un reconocimiento si tan solo el director técnico, Kenneth Zseremeta, tiene que ayudar a las jugadoras en situaciones difíciles?

“Me afecta mucho cuando las jugadoras llegan pidiéndome ayuda para una medicina o para comer, eso no puede ser. Necesito que el Presidente de la República se haga eco de eso”, informó Zseremeta.

Un entrenador que lleva años siendo el primero en confiar en ellas, en entrenarlas y ayudarlas a convertirse en lo que son hoy, pidiendo ayuda a través de los medios. No es ya suficiente obscenidad que él tenga que realizar estos reclamos.

Por otra parte, ahora son los padres que del mismo modo exigen lo que realmente les corresponde a las atletas.

“Queremos que de verdad tengan un lugar adecuado para entrenar, una buena alimentación, y un transporte identificado para ellas”, exigió Nauidi Acevedo, madre de Nayluisa Cáceres, a quién en distintas ocasiones le ha tocado improvisar los traslados.

Contrapunto

Contrapunto

Muchas simplemente juegan por amor al deporte, por la responsabilidad de vestir la camiseta vinotinto tanto en el exterior como a nivel nacional. Aunque quieran vestir un solo número, no pueden hacerlo. Tienen que lograr ser fichadas en equipos nacionales femeninos por lo tanto, o intentan con los pocos del país o se marchan al exterior.

“Hay niñas que son de escasos recursos y necesitan mejorar su calidad de vida. Nosotros hemos asistido al Ministerio Popular de Hábitat y Vivienda y al Ministerio para el Poder Popular de la Juventud y Deporte”, aseguró Hedi Amaro, madre de Hilary Vergara.

Contrapunto

Contrapunto

Jugar en otros países es lo que anhelan para poder seguir creciendo y desarrollándose. Por ahora, la única jugadora con beca completa por su talento es Deyna Castellanos quien juega en la Universidad Estatal de Florida con el dorsal 10.

La mayoría de las mundialistas tienen una situación económica delicada y sus padres alzan su voz para pedirle al Ministerio del Deporte que aumente sus becas, las cuales son de 15 mil bolívares (es decir, una burla a como se encuentran las cosas ahora).

Investigamos, y una beca en el exterior puede ayudar a costear los gastos que en su mayoría frenan a muchos para convertirse en deportistas de nivel alto.

Los valores anuales de las universidades en Estados Unidos van desde los 22 mil hasta los 55 mil dólares, aunque la mayoría está en torno a los US$ 30 mil. Esto incluye las clases, alojamiento en residencias universitarias y la alimentación.

Ustedes sean los jueces, no está ni cerca de igualarlo.

Un representante entre el grupo de padres señalaba el sentimiento que generan las guerreras cuando los venezolanos las vemos jugar. “Ellas son las que nos dan alegría, pero ellos siempre apoyan a la selección de mayores masculinos y no dan frutos. Deben valorar a estas muchachas para que crezca el fútbol femenino. Deberían ver cómo viven estas niñas y si tienen un seguro médico”, enfatizó Jesús Manuel Luzardo, padre de Sandra luzardo.

Contrapunto 

Contrapunto 

Si ya el país ha dejado atrás esa percepción anticuada de creer que la mujer no puede ser una atleta de alto rendimiento, ¿por qué el gobierno no sigue los pasos de la selección?. Venezuela, como otros países del sur suele ser “machista” en pensamiento. Ya no más, demostrado en la final del Sudamericano donde asistieron más de 45.000 personas en un país donde si es fútbol, no suelen llenarse tanto.

Superando la media de 4.200 espectadores en la liga venezolana de clubes masculina. Donde los mismos hombres aseguran que muchas de las jugadoras deberían estar en la selección nacional de Venezuela para comenzar a ganar los partidos. Niños y niñas se les acercan para pedirles sus autógrafos. Sus dorsales comenzarán a ser comercializados a nivel nacional. Son hechos, no especulaciones.

Los mejores países para formar parte de equipos femeninos son España, Estados Unidos y Alemania. En España, por ejemplo, los mejores equipos de fútbol del mundo tienen sus equipos femeninos.

El más conocido y querido es el Fútbol Club Barcelona Femenino, con cuentas alternas para recopilar imágenes, videos y exclusivas. Cuenta con una gran cantidad de seguidores tanto en Facebook como en Twitter.

Youtube 

Youtube 

Cuentas populares de fanáticos del Barcelona siguen minuto a minuto todas las noticias sobre el equipo y las jugadoras. Además, son hombres y mujeres que por su fútbol apoyan cada triunfo y sufren cada juego. Por supuesto, le falta mucho por crecer pero eso no quiere decir que poco a poco no se logre un cambio. 

“Ellas tienen otra estructura, juegan Champions y comienzan a entrenar desde niñas. Acá nosotras de broma tenemos una cancha. La poca preparación no nos ayudó, pero más allá de eso, también está nuestra actitud y que ya son cuatro años trabajando juntas”, analizó Sandra Luzardo. La defensora hizo énfasis en que “la estructura del fútbol femenino en Venezuela no vale la pena porque nadie lo apoya”.

La selección sub 17 femenina venezolana nunca contó con todos los recursos necesarios y aun así, están bien paradas en cancha. Como señala la jugadora que se desempeña como central, no contaban con la experiencia de otras futbolistas que han disputado en Champions. Sí, la competencia más importante en el balompié tiene su versión femenina.

Definitivamente las guerreras de la sub 17 femenina lograron dejar atrás los estereotipos con su juego y actitud. Tienen a Venezuela y el mundo a sus pies elogiándolas por cada logro. En The Amaranta queremos que reciban lo que con mucho esfuerzo y dedicación se merecen. Ante todo, el respeto y el reconocimiento por sus victorias. Canchas para poder entrenar, ya que son vitales para su próxima preparación. Transporte, ellas representan al país entero, no a un club. Son la selección nacional y por ende ser tratadas como autoridad. Salario, muchas de ellas viven en condiciones precarias y tienen que mantener a sus familias.

DIRECTV Venezuela nos compartió sus vidas, donde pudimos ver en qué condiciones viven. Una serie que consta de 4 episodios bajo el nombre “Nos llaman guerreras” nos abrió las puertas para conocerlas a nivel personal, con una fotografía increíble. Una historia llena de emociones fuertes, invitándonos a reflexionar pero al mismo tiempo llenarnos de orgullo. Le recomendamos a todos ustedes que la vean.

Si ya es difícil querer jugar fútbol y dedicarse a ello en otros países con estas condiciones lo es aún más, lo único que quieren es jugar. Ya la sociedad cambió, es hora de que los gobiernos progresen de la misma manera. Por algo las llaman guerreras, a pesar de todo ellas seguirán luchando.