La historia retratada detrás de un flash.

Se dice que una imagen vale más que mil palabras.

Que fastidio empezar así un artículo, suena ridículo, cursi y cliché. Sin embargo, también suena a verdad.

Como cualquier pintura, escultura, baile o sinfonía de Mozart, las fotos nos pueden hacer sentir cosas: llorar, gritar, escalofríos, risas o simple impacto.

Es arte y detrás de un lente una persona tuvo la increíble suerte (y técnica) de traducir un momento desde su punto de vista para compartirlo. La fotografía es eso, capturar instantes y con subjetividad tratar de traducir lo que pasaba, lo que el retratado sentía o lo emocionante que resultaba ese lugar.

A lo largo del tiempo las fotografías han servido como una documentación emocional de la vida de los humanos en la tierra entre logros y atrocidades, inmortalizando así con una cámara lo susceptible, vulnerable y poderoso que puede llegar a ser el hombre.

Dándole una pausa a toda esta “habladera de paja” poética, te mostramos lo que, luego de analizar 4 fuentes (CNN, All That Is Interesting, World History Charts y Metro UK), concluímos eran las fotos más icónicas jamás tomadas, sin ningún orden en específico.

Alfred Eisenstaedt

Alfred Eisenstaedt

Un marinero dándose los besos con una enfermera en Times Square luego de que avisaran que terminó la Segunda Guerra Mundial. Aunque durante años miles de parejas se identificaron como los fotografiados, en 2005 se descubrió que eran George Mendosa y Greta Zimmer.

Carol Guzy

Carol Guzy

Un niño de 2 años, refugiado de la guerra Kosova, es pasado por un alambre de púas a las manos de sus abuelos en un campo de refugiados en Albania.

Dorothea Lange

Dorothea Lange

“Migrant Mother” fue un símbolo importante como retrato de La Gran Depresión, una mujer viuda con 7 hijos luego identificada como Florence Owens. Esta foto es identificada como uno de los retratos más acertados de La Gran Depresión.

Arthur Sasse

Arthur Sasse

Einstein relativamente loco en esta foto que está grabada en la memoria de todos.

CBS

CBS

Un hombre aguanta torturas de soldados norteamericanos en la infame prisión de Abu Ghraib a finales de 2004. La crítica originada a partir de esta fotografía resultó con una investigación profunda en las fuerzas armadas estadounidenses y varios militares expulsados por tortura.

Sigue viendo la galería aquí: