La fanaticada del “falso underdog”

¿Quién no es un underdog?
Author:
Publish date:
1280_kanye_west_taylor_swift_2009_mtv_video_music_awards

Primero que nada, ¿Qué es un underdog? En los términos más simples: el perdedor esperado. Es alguien o algo que nadie espera que sea elegido popularmente cuando hay otras opciones. El que tiene todas las de perder, como un profesor de filosofía en la casa de Kim K.

Segundo, ¿Qué no es un underdog? Alguien que se está haciendo pasar por “el típico perdedor” para ganar simpatía y apoyo. Como Justin Bieber en toda su existencia.

Las fanaticadas de internet aman proyectar historias de underdogs. Gracias al afán de convertir a todo el mundo en una víctima Ed Sheeran puede fingir que es un nerd en vez de un patán, y Barb ahora está incoherentemente nominada a un Emmy. Y, ellos no son los únicos falsos underdogs que se han creado:

Taylor Swift

Taylor nadie en el estado más neutral de la historia de Estados Unidos, en una familia standard, neutral y promedio que la apoyó completamente desde el primer día. De hecho, se mudaron a Nashville porque ella estaba convencida de que tenía que cantar country. Cuando la sacaron de la escuela para educarla en casa no fue por bullying, fue para facilitar su éxito como futura cantante profesional de canciones en contra de todos sus exes.

Taylor Swift es la antítesis del underdog. Es un helado de vainilla, algo tan genérico que no es posible que pierda. Taylor Swift es la clase de persona que hace que el resto del universo entero se sienta como un underdog. Ella gana, todo el tiempo, en todo lo que hace. Su necesidad -y la de los Swifties- de pintarla como una víctima es aburrida. Y Look What You Made Me Do es una de las peores canciones del año.

GOT

Los fanáticos de Game of Thrones se sienten atacados cada vez que alguien dice que no la ve. Toman la actitud de ultra defensa de una minoría siendo atacada por una horda inmensa y abrumadora. El 99% de la gente del planeta ve GOT, hay fetos que lo ven desde barrigas, y gente que entra a casas solo para ver GOT. Basta.

Leonardo DiCaprio en 2016

Leonardo DiCaprio tiene un net worth de $245 millones y al menos un yate constantemente lleno de gente hermosa. A lo largo de su carrera ha ganado 50 premios, de los cuales por lo menos 49 fueron totalmente merecidos. Sus actuaciones son geniales, y es indiscutiblemente bueno en su trabajo.

Pero hablemos del 2016, el año oscuro en el que el mundo lo convirtió en un falso underdog, y ganó un Oscar por una actuación que no es ni de cerca una de sus mejores. ¿Había estado nominado muchas veces antes? Sí, ¿Merecía ganar todas esas veces? Tal vez, ¿Alguien de verdad pensó que era el perdedor esperado ese año? No, para nada. Falso underdog.

Wonder Woman

Voy a decir algo que no debería ser controversial en un mundo perfecto: Wonder Woman no es un ícono feminista (no tiene por qué serlo) y nadie esperaba que fuese mala. Es una película entretenida. Además es imposible no amar a Gal Gadot, eso es todo.

La fanaticada que quiere convertirla en underdog obligado argumentando que es diferente. Y además que nadie tenía esperanzas en ella, tomando en cuenta que los estudios esperaban que recaudara $350 millones, y toda la publicidad del estreno, no sé quién exactamente no tenía fe en esto...