Entrevista Rubén Echeverría - The Amaranta
Así es uno de los artistas venezolanos más interesantes del momento

Entonces me tocó hablar con un artista. Un chamo con una trayectoria exitosa en Venezuela como el cofundador de Animal Tropikal que busca tener una voz en la escena artística con una propuesta estética que juega con lo grotesco y lo caricaturesco.

Él en sí es un animal medio extraño, una especie de roedor que acumula objetos finos como casettes, discos de vinilo, cómics, artefactos interesantes y barajitas. También es un camaleón que cambia de colores en cuanto a gustos e intereses. Tiene la atención de un colibrí, la pasión de un león, y es tan pana como Balú en el Libro de La Selva.

Rubén Echeverría estudió derecho, es grafitero, tiene una alta expectativa en cuanto a estándares, se dedica a la escultura en arcilla, es emprendedor venezolano, viajero del mundo, un músico increíble, le gusta pintar con marcadores y apasionado del fútbol.

Un par de cigarros, música chévere y una conversa como si nos hubiésemos conocido de hace años, me dejó ir descubriendo las capas de Ruda, el híbrido de muchos animales raros y un Peter Pan con afinidad por el arte.

¿Estás listo? ¿Tienes miedo?

*risas* coye no, yo siento que se me dan bien estas cosas.

¿Qué es Arrested Development?

Bueno Arrested Development (perfecta acentuación gringa), no sé si viste la serie pero no tiene que ver con la serie. Es un término que se traduce a “desarrollo estancado” supongo. Tiene que ver con el hecho de que uno es maduro en diferentes aspectos. Como con tus responsabilidades de hacer tus vainas. Yo me quedé estancado en muchos aspectos. O sea, yo fui responsable, me gradué de abogado, me fui a hacer mi maestría, estuve haciendo otra acá de derecho internacional económico en la UCV, ejercía como abogado y empecé Animal Tropikal, lo que demostró que era responsable con lo académico. Sin embargo, mi obra creo que muestra que hay un niño curioso, una parte que se quedó egoísta y picado, y también cuando toco temas personales me pongo así como a la defensiva. Entonces creo que Arrested Development es yo poder admitir que las cosas que me gustaban de chiquito todavía me gustan y que las he re apreciado en esta edad adulta.

Chuck Jones me encanta, es el director y animador de todas las comiquitas de Warner Bothers, como Bugs Bunny de los años 50 y marcó toda una época. Después estuvo a cargo de Tom y Jerry. Ahora las analizo y veo que se empezó esa técnica de deformar personajes, como que la comiquita ve algo y se le salen los ojos o se cae y lo aplastan por completo, y eso es algo que me gusta mucho: la deformación que busco en mi obra. Algo que se derrita por ejemplo.

¿Este descubrimiento es nuevo? Esto que dices que te re gustan las comiquitas. ¿Puede ser como esa misma onda de nostalgia que estamos viviendo todos con los 80’s y esa ola de volver a los gustos de la niñez?

No creo que sea algo nuevo. Hoy en día estoy demasiado más abierto a admitir que soy así y ya. Hay gustos que se han mantenido igual a la medida que yo he crecido como Mad Magazine, que aquí tengo como un millón de ellas.

De las caricaturas de LoonyToons a esto, hay otro nivel de madurez pero sigue como en la misma estética. Siempre me han gustado los comics pero nada de superhéroes y esas vainas.

¿Tus papás siempre te apoyaron en esta hambre artística?

Creo que no buscaban que yo fuese artista. Mi papá estaba demasiado orgulloso de que yo fuera abogado. Él nunca me conoció a mi como artista. Cuando murió yo todavía ni había empezado Animal Tropikal, entonces se quedó con que yo era abogado deportivo.

Que bueno tampoco es un abogado “normal”.

Para nada, yo fui abogado del Caracas Fútbol Club, Cocodrilos, el equipo de básquet, y del Comité Olímpico Venezolano. Entonces eran cosas como divertidas y a él le gustaba el fútbol entonces íbamos que si al estadio juntos porque yo tenía entradas y birras gratis.

¿Qué es “the new ugly”?

Es el estilo que estoy tratando de hacer. Le estoy poniendo un nombre porque me gusta divertirme y algo que me encanta ahora de las artes es que literal no hay reglas y puedo hacer lo que me dé la gana. Entonces si invento una vaina no hay mucho rollo.

The new ugly es muchas cosas, pero básicamente es un estilo en el cual la idea es el centro de lo que intento representar o si me fajo por algo, que la idea sea transmitible a la gente que quiero que le llegue. Hoy en día eso es complicado porque estaba leyendo un tuit que decía:

“El humor de hoy en día se basa en entender un meme para el que necesitas haber visto 3 películas, dos escenas de una vaina, haberte leído un libro y haber tenido cómics de carajito”. o algo así.

Me encanta que en mi arte, en el que últimamente he trabajado con cosas en Microsoft, hay gente que le gusta porque tuvo ese programa en algún momento de su vida o porque entienden mis mensajitos secretos. Me gusta cuando todas estas cosas convergen y que eso es The new ugly: todos estos sucesos que pudieron haber estado sueltos por ahí, los agarras con pinza y los mezclas.

La parte de ugly puede ser porque no tengo paciencia para terminar todo así bello, entonces a veces empieza bonito y termina feo. Pero es parte de la estética, una cosa más humana que otra cosa. Eso es lo que intento representar.

¿The new ugly es solo para artes plásticas?

No, también estoy empezando un proyecto de marca de ropa de trabajo que quiero hacer. Como ropa de trabajo de artista o de carpintero, tal vez de manualidades. Una ropa que sea lo suficientemente “fashion” como para que te quieras poner un braga completa así toda cool.

Voy a hacer bragas, delantales, chalecos como de fotógrafo pero cool. Planeo hablar con distintos amigos mios para ver qué necesitan ellos en su trabajo, por ejemplo un tatuador que necesita bolsillos o un material especial por la sangre y eso.

Tú eres como de empezar bastantes proyectos

¡Sí! me encanta hacer vainas que no dan plata y que sean creativas.

Ahora, de todos los materiales para hacer tu arte, ¿Por qué la cerámica?

Cónchale, no sé. De chiquito hice un poquito de cerámica. Mi abuela tenía un taller en la casa justo de aquí atrás con un horno y torne y todo. Ella era medio loca así que hacía cerámica en una familia como típica venezolana y me enseñó un poquito. Pero el año pasado que estaba en Montreal tenía una novia que hacía cerámica y me dio piquiña por volverlo a hacer.

Es divertido. El material en sí es increíble. El hecho de que puedas hacer algo con tierra y agua, que si te sale mal le echas agua antes de quemarlo, se convierte otra vez en nada, si se te abrió un crack lo pegas y listo. La vaina es increíble.

También siento que es un material en el que puedo tener una voz. No es parte como de “the finer arts” como la pintura, la escultura y todas estas cosas, sino más bien es llamada como parte de las artes menores como el vidrio y la orfebrería.

Por eso con la cerámica siento que estoy haciendo algo diferente. Empecé pintando garabaticos y ahora los estoy haciendo cerámica en bajo relieve y cosas 3D así súper grandes. Me gusta que esto que estoy haciendo, sigo siendo yo en el mismo universo.

¿Cómo se mezcla el derecho con el arte en tu vida?

Saliendo del derecho estaba huyendo un poco de estas cosas de las que fui parte, pero que después no les vi mucho sentido. Los Modelos de las Naciones Unidas y todo el protocolo. No iba pendiente de caer en esas mismas estupideces que siento que son como hipócritas. En el arte a veces pasa lo mismo. El otro día fui a una exposición y todo montado súper arrecho, pero los artistas estaban como jalándose bolas unos a los otros por el networking, y me sentí en MUN todo el mundo lobbying para que su resolución pase. Era como: ¡Brother si me salí de una vaina para justamente no juntarme con esta gente ¿qué hago aquí?!

No que tenga nada en contra, pero ya no me gusta formar parte de diplomacias falsas ni perder tiempo con gente chimba. Quiero aprovechar mis amistades de una forma creativa, empujándonos los unos a los otros.

¿Alguno de tus amigos ha pensado que perdiste la cabeza?

Sin duda. Tienen un chiste con eso en mi grupo de WhatsApp. En mi grupo de amigos más cercano yo soy como el único que tiene un interés en el arte así.

Me la lanzo de Eladio Larez. El internet es “A, oscuro”, “B, mágico”, “C, tocineta” o “D, ninguno de los anteriores y tienes que darme una respuesta tú”.

Berro, la C, el internet es tocineta. El internet es lo máximo y la tocineta también. Creo que es la tocineta porque siento que cada vez más lo estoy usando de una mejor manera.

Amo el internet, la misma página que hice ahorita es una similar a una que había hecho de carajito así en html pero con código.

Háblame de rudaweirldwide.com

Fue algo que surgió porque si. Mis amigos me empezaron a decir Ruda y quería jugar con eso. Como un alter ego, lo que yo muestro en la red no es necesariamente yo en mi manera de ser más centrada. Lanzando para acá o para allá, a veces de sensible otras de mamaguevo.

¿Eres tan tough como tu sobre nombre?

Ruda como una niña ruda. Pero eso puede ser malo y misógino también. Entonces ¿a veces? no se.

¿Has visto Ed, Edd y Eddy? Tu arte se me parece a esa comiquita.

¡Ah sí! ¡No me acordaba de esa vaina hace años! Lo tengo que ver ya, qué brutal.

*momento de bonding épico*

Me gusta Cartoon Network.

¿Qué artistas te caen mal?

Todos los cinéticos, los odio. *risas* los odio con toda mi alma. Me arrechan las modas y siento que en Venezuela todo es una moda.

Eso es raro considerando que tienes una marca de ropa.

Es que odio que la gente se copie sin cerebro solo porque “estos tres ya la tienen”. Siento que el cinetismo en Venezuela es como el reloj Swatch dorado de hace unos años.

Es lo mismo con los negocios. Tengo un amigo con un negocio exitoso en España de hamburguesas, y ahora todos los venezolanos allá están montando negocios de eso.

La ilusión del cinetismo creo que es un cheap thrill, es una manera fácil de llamar tu atención así como un animalito. Es bello pero los cinéticos no me llegan y no sé qué coño están queriendo decir con sus obras. Lo peor del arte cinético es que termina siendo una decoración.

A mi me gustan las canciones que me hacen llorar y las películas que me conmueven.

Espero que hayan artistas que alguien cambie mi forma de pensar.

¿Qué tipo de críticas has recibido?

El otro día estaba pintando un grafiti en La Hoyada y una señora gritó desde el edificio “¡Qué grafiti más feo!”.

En general me pone incómodo cuando comentan bien. Todavía no soy bueno con la crítica favorable, sobretodo con Animal Tropikal. Como lo hice yo todavía me parece raro que a alguien le guste.

¿Por qué hacer arte en Venezuela?

Porque ahora no tienes nada que perder. Es el mejor momento para decir lo que te dé la gana. Este año a pesar de que posiblemente ha sido el peor en el panorama político de los últimos 50 años o de la historia de Venezuela. Que la ciudad esté trancada me obligó a quedarme en el taller trabajando. Que no haya bombillos en la calle es buenísimo porque puedo pintar desde temprano. Es más peligroso sí, pero a mi con mi pelo largo, y a un pana con una barba loca y nada en los bolsillos no nos pasa nada. Capaz porque nos ven como loquitos de la calle.

Un disco:

Light up Gold.

Una comiquita:

Rick and Morty.

Tu personaje favorito para jugar papelito:

Probablemente una vaina con pene.

Ser un niño es:

Ser libre de expectativas.

Si yo digo The Amaranta, tu dices:

Mujeres curiosas.

Un vicio que quieras adquirir:

Ser más ambicioso por el dinero y ese tipo de cosas.

Pieza de arte favorita:

Una copa de la Champions que hice de cerámica.

Una película: 

Adam Green's Aladdin

¿Qué tal te cae la Navidad?

Bien. Como evento corporativo creo que está una mierda, pero hay cosas que surgen de ella como suéteres, canciones divertidas o Charlie Brown Christmas que la parten. No tienen que pagar todos por pecadores.

¿Cuál es tu animal tropikal?

Un koala, no es tropical. Me gustan los abrazos.

¿Qué quieres ser cuando seas grande?

Quiero mantenerme curioso y no siendo un guevón.

Después de esto me enseñó a hacer un plato para llaves de cerámica. Los mantendré al tanto sobre cómo quedó eso.

¡Gracias y sweet vibes Ruda!