El regreso de Hannah Montana

It's the cliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiimb
Author:
Publish date:
Billboard

Billboard

No cabe duda que cuando escuchamos la distintiva guitarra de “Party in the USA”, entramos en riesgo de olvidarnos de cualquier cosa que estemos haciendo y de ponernos en posición de guerra para cantar a todo pulmón y coreográficamente al son de una envidiable figura adolescente de Miley Cyrus.

El ritmo Pop-Rock de esta canción nos remonta a una época en la que no teníamos laptops ni nos preocupaba demasiado la conección a internet, bastaba saber que nadie ocupaba el televisor mientras era Zapping Zone para ser felices y rendir culto a Hannah Montana, tan religiosamente como lo hacían nuestras amigas.

Hannah Montana era vida y la vida era Hannah Montana.

Durante 4 temporadas y 5 años vivimos y padecimos lo que era ser una artista adolescente que también vivía una vida normal, todo bajo el translúcido velo de una peluca amarilla.

Lloramos con el último capítulo y corrimos a comprar Breakout para seguir los pasos Rock de esta hija de Disney.

Eventualmente sacó un disco un poco más subido de tono y acorde a lo que esperamos. Un poco sexy pero muy a la moda y así Can’t be Tamed se convirtió en un éxito y un disfraz de Halloween nunca alcanzable.

Tras tres años de silencio y fuera del foco de Hollywood, en una licuadora se mezclaron psicotrópicos, escarcha, peluches, tatuajes, Hip-hop, mucha nalga y poca seriedad y nació Bangerz.

Desde entonces y admitiendo en esta etapa technicolor el disco de Miley Cyrus & Her Dead Petz, estábamos dando por sentado que Cyrus iba encaminada a ser en 30 años una especie de Madonna que a veces iba a ser criticada por “no estar de acuerdo a su edad”, mientras ella se iba a echar al hombro los comentarios de todos, siendo abierta con su sexualidad y el uso de drogas.

Con cierta nostalgia y añoranza, por más que nos gustara esta Miley que aboga por la buena política, la comunidad LGBT y la bandera 420, le dimos un beso de despedida a la niñita de Tenesee que canataba The Climb con botas y faldas de tul de muy mal gusto.

Pero para el shock del mundo entero, el 11 de mayo Cyrus reveló al mundo la canción promocional de su próximo disco de estudio “Malibu”, pieza que contra todo pronóstico muestra una melodía suave y amorosa lejos de cadenas de oro y el sonar de las nalgas entre sí o “twerking”.

Malibu, que además fue entregado con un video, juega con una guitarra y un constante ritmo marcado por una batería y aplausos que acompañan la nasal y carrasposa voz de la cantante.

En pocas palabras:

“¡¿Qué c*ño es esto?!”

Tomó a todos por sorpresa además con la extensa entrevista que le proporcionó a Billboard en la que revela que dejó la marihuana y el alcohol y en la que enfatiza que se alejó del Hip-hop por no sentirse relacionada con el estilo de vida que este representa.

Según ella, se quiere acercar más al público Country, recalcando que habiendo crecido en ese entorno, comprende que le tengan miedo por sus actos y antigua apariencia, pero que igualmente le duele que la vean ajena al género.

Dolly Parton is my ­fucking ­godmother.”

Con uno que otro comentario hiriente en el que confiesa que no escucha John Mayer ni Ed Sheeran, se enfoca en decir que este nuevo camino lo busca con un propósito político de también decirle al mundo que no estamos tan mal como pensamos.

El video muestra a Miley de blanco, sin escarcha ni cupcakes en los pezones, sino sonriente y llena de flores en la playa de Malibú.

So, yeah…

Esto es lo que en teoría va a ser este álbum que todavía no tiene nombre y que fue hecho con la ayuda de Orden Yoel como productor, que va a ser publicado a finales de este año.

Con suerte este sea el regreso de Hannah Montana, o de algo parecido, porque desde hace rato que quiero saber que es de la vida de su hermano Jackson.

1