Discos indies que te perdiste este año - The Amaranta
Llegan justo a tiempo para una Navidad alternativa.

Durante mi adolescencia Iván Matta fue el hermano mayor que todos los raritos deseábamos tener. Gracias a su incansable necesidad de buscar bandas rebuscadas, me acostumbré a escuchar agrupaciones cuyo único propósito artístico podría ser ambientar escenas en películas de Sofia Coppola y Chloë Sevigny.

Por eso, uno de mis propósitos anuales es encontrar bandas que nunca tienen más 200k de reproducciones en YouTube (entre todo sus vídeos). Mis decisiones musicales son básicamente: WWIMLT? (what would Iván Matta listen to?). Estas son las cosas que mi “Iván Matta interno” encontró este año en ningún orden particular y con una calificación totalmente subjetiva:

Broken Social Scene - Hug of Thunder

Cuando Canadá es malo, es terrible (véase Avril Lavigne), pero cuando es bueno es como escuchar un coro de ángeles con mucha distorsión y letras melancólicas (véase Broken Social Scene).

Broken Social Scene es un colectivo de varios artistas incluyendo Metric, Feist, y Apostle of Hustle, entre otros. Cuando tienes una banda de 10 mil integrantes y te propones hacer un disco en el que participen todos puedes tener algo insoportablemente largo, denso, e innecesariamente virtuoso. Hug es todo lo contrario, musicalmente es complejo pero es directo y lo suficientemente variado como para que no sientas que estás escuchando una sola canción muy larga.

Tan indie como… una secuela de “Juno va a la universidad para estudiar Arte y hipsterología”.

The Magnetic Fields - 50 Song Memoir

Esta gente siempre ha tenido un enfoque mucho más fuerte en las letras de Stephin Merritt, el vocalista. A veces son chistes de papá, otras comentarios sociales, y casi todo el tiempo ironía o sarcasmo.

Merritt escribe mejores historias en 3 minutos que muchos escritores sacando películas de 3 horas. Más que canciones, son micro novelas con personajes perfectamente desarrollados. 50 Song es un recuento de su propia vida y los momentos más importantes a sus 50 años. Incluyendo, Be True To Your Bar, una canción sobre serle fiel a tu bar de confianza.

Tan indie como… un barista con una camisa de cuadros ofreciéndote café orgánico importado de la India.

Mount Eerie - A Crow Looked at Me

Este es el disco más triste. Phil Elverum, miembro principal de la banda, explora lo que fue perder a su esposa por un cáncer inoperable. Desde las esperas en pasillos de hospital hasta los paquetes que llegaron a nombre de su esposa después de su muerte. Es catártico y profundamente triste. Si sientes que tienes que llorar porque la vida es horrible, pon esto y lloremos todos juntos y encontremos la manera de hacer a Phil feliz de nuevo. Because honestly this is the saddest.

Tan indie como… si Ted fuese real y hubiese escrito un disco después de la muerte de Tracy.

The Drums - Abysmal Thoughts

The Drums es la versión musical de Stranger Things. Súper ochentoso pero, finalmente, con la calidad de la época actual. Estos tipos son expertos en mezclar melodías felices con letras que van de lo deplorablemente triste y oscuro a lo gracioso. En Abysmal Thoughts, tienen un sonido que a veces reemplaza lo oscuro por lo perverso… lo cual no me sorprendería si es cierto que el título es una referencia a Nietzsche. Because intensos.

Tan indie como… como tener una pelea con tu BFF en el pasillo de quesos artesanales del mercado orgánico porque ambas quieren usar el mismo monopatín.

Emily Haines and the Soft Skeleton - Choir of the Mind

Yo escucharía a Emily Haines cantar la hora, y hasta sería capaz de leer a Paulo Coelho si estuviese reescrito por ella. Me parece un genio y su manera de captar la emocionalidad dentro de las despedidas va mucho más allá de “oh, todo el mundo me deja. I’m just so good at goodbyes”.

Escuchar canciones de Emily es como ser invitado a una sesión universal de psicoanálisis. Todo es reflexión y golpes un tanto por debajo del cinturón. Es un tanto rudo pero al final sabes que estarás bien.

Tan indie como… ser profesor de melódica.

Anohni - Hopelessness

Anohni es muchísimo más electrónica que cualquier otro artista en esta lista. Paradise es un acompañante de su disco del año pasado, HOPELESSNESS, y ese fue un disco protesta que intentó confrontar al público en general con la realidad de la transexualidad, el significado de ser mujer, y como solo la feminidad puede rescatar el mundo.

Tan indie como… pues, un disco sobre la transexualidad y lo que significa ser mujer en el mundo actual