Más de uno se quedó sin novia

Con la llegada del evento más esperado cada cuatro años, el mundial de Rusia 2018, llega también la pasión profunda por el fútbol de todos y además la excusa perfecta para dejar todo a última hora, porque tu equipo está a punto de clasificar y vas a tener que esperar cuatro años para volverlo a presenciar. 

Siendo la final de la copa del mundo uno de los eventos con mayor alcance televisivo, desde que empieza, hasta que acaba el mundial, toda tu oficina almuerza casualmente a la hora del segundo partido, tu hermano está a punto de que le salgan raíces en el sofá y ya abrazaste a tu amiga llorona porque se le cayeron los resultados de la quiniela.

Como en The Amaranta tampoco podíamos perdernos la maravillosa fanaticada del fútbol, decidimos preguntar en este #CuéntameMás, ¿qué sacrificio has hecho para ver o estar en el mundial?

Ver relacionados:

#CuéntameMás: canciones que has o te han dedicado

#CuéntameMás: encuentros con la ley

#CuéntameMás: primera ida al ginecólogo

"Faltar a infinitas clases". - Juan Andrés.

"Varias veces he cometido el error de ir a un restaurante o tasca a ver algún partido del mundial. Y eso es un sacrificio. Aguantas comentarios de gente que no tiene idea de lo que está pasando y que nunca ve fútbol. Total, cualquier juego se convierte en un ejercicio de paciencia y autocontrol". - Marco.

"En el mundial pasado, una vez fingí una llamada de emergencia de mi mamá en el trabajo para poder ver un juego con mis panas". - Andrés.

"Millones de peleas con mi novia porque me detesta viendo fútbol". - Gabriel.

"Sé de un grupo de gente que se fue al mundial pasado en Brasil desde Venezuela en carro para ver los partidos en Manaos". - María Cristina.

"Falté a un viaje familiar por el día del padre porque jugaba Brasil y había apostado que ganaban con unos amigos; por lo tanto tenía que ver el partido con ellos". - Santiago.

"En el 2010, cuando trabajaba en un laboratorio, toda la gente de Recursos Humanos hicimos una vaca para comprar un televisor y ver los partidos en la oficina". - Nadia.

"En el Mundial Corea Japón 2002 me trasnochaba con mi abuela viendo los partidos, por lo tanto no iba a clases". - Carlos. 

"Mi papá se cayó a golpes en una tasca cuando descalificaron a España el mundial pasado". - Rodrigo. 

"Me perdí una entrevista súper importante por ver un partido de cuartos de final en el mundial de Brasil 2014". - Andrea. 

¿Y tú qué has sacrificado por el fútbol