Elena de AvaNOr

Las princesas de Disney son las modelos a seguir de la juventud desde sus inicios. Con los años, se han ido incluyendo culturas (y pieles, por así decirlo) necesarias y naturales. Mulán, Pocahontas, Jasmín, Tiana y Moana se han encargado de representar dignamente a las personas, lo cual es un orgullo, pero siempre faltaba el sabor latino.

Los tiempos modernos y justicieros provocaron el surgimiento de la no tan querida princesa latina, Elena de Avalor, quien vino a las pequeñas pantallas hace dos años.

Ver relacionados:

La frase “mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo” me hizo pensar mucho sobre esta nueva princesa. Digo nueva porque personas como yo se enteraron de su existencia hace un mes. La realidad es que no he conocido a más de diez personas que sepan con seguridad de Elena de Avalor. Por eso diré la cruda verdad de una vez: es mitad princesa.

¿Por qué? Pues es obvio, empezando por el hecho de que aparece en una serie en vez de una película como las otras princesas. Es tradición que cada princesa tenga su cinta cinematográfica, y en representación a la comunidad latina, me parece grosero que Elena sea la excepción. 

Sí, es estupendo que haya representación latinoamericana. Sí, es genial que la cultura hispana finalmente se vea reflejada en los programas televisivos de Disney. Pero no, no fue apropiado limitar a lo que debe ser una nueva figura femenina significativa a una pantalla que no sea la del cine. Porque efectivamente existe una película, solo que en Disney Channel y Disney Junior, y no alcanza a la audiencia ideal (a mi parecer).

Esto grita 'mitad princesa' en todos los sentidos. Puede estar incluida en Disney World, pero no en el mundo.

Esto grita 'mitad princesa' en todos los sentidos. Puede estar incluida en Disney World, pero no en el mundo.

Se agradece a tan prestigiosa industria proyectos como Coco, pero se implora que nuestra princesa sea tratada como las demás. Esta clase de representación se debe hacer viral, motivar y amar como Disney normalmente hace. Todos aquellos que saben de su princesa “latina” Sophia de las series infantiles, me apoyarán en mi decisión de no volver a mencionarla a partir de este momento.

El primer fail de Disney en representación latina

El primer fail de Disney en representación latina

La falta de creatividad cuando se viene a la historia es ligeramente vergonzosa. Una joven adolescente se ve obligada a gobernar su país junto a su hermana menor después de que sus padres murieran. ¿Suena familiar? ¿Ven por qué no puedo dejarlo ir, o como diría mi querida Elsa: "Let it go"? 

Elena ni siquiera tiene un acento latino definido, a diferencia de los otros personajes. O al menos eso definí de los videos que vi y las numerosas críticas hacia la princesa. Supongo que esto no afecta a las personas que lo ven en español latino, pero quisiera que los extranjeros que lo escuchan en inglés lo pudiesen apreciar.

Seguramente hay personas que dicen: “Al menos hay una princesa latina, pues, hay que estar agradecidos”. Pues no, ser humano conformista, me parece insólito que Disney haya desaprovechado esta oportunidad de brillar como se debe.

Estoy segura de que la propia Elena, de no ser un personaje ficticio, se sentiría insultada.