Nadie se salva de los placeres culposos

Parte de crecer es admitir que a veces nos gustan mucho las películas malas. Esto no necesariamente significa que seamos personas incapaces de ver buen cine, sino que somos lo suficientemente maduros como para distinguir entre gusto y criterio. Por esa razón y porque todos tenemos placeres culposos, les dejo una lista de películas malas que he visto mil veces y ocupan un lugar especial en mi corazón:

1. ‘The Sweetest Thing’ (2002)

the-sweetest-thing

Puntuación en Rotten Tomatoes: 26%

Puntuación en Metacritic: 32%

Puntuación en IMDb: 5.1/10

Ya que estamos sincerándonos, voy a ser completamente honesta: esta es una de mis películas favoritas. Me encanta. La he visto mil veces y siempre me hace feliz. Cameron Diaz, Selma Blair y Christina Applegate tienen muchísima química entre ellas, lo cual resulta en un increíble retrato de las amistades femeninas. Es cómica, divertida, atrevida y tiene a Diaz y Applegate disfrazadas de Sandy Olson de Grease y Vivian Ward de Pretty Woman respectivamente, ¿qué más quieren?

2. ‘White Chicks’ (2004)

white-chicks

Puntuación en Rotten Tomatoes: 15%

Puntuación en Metacritic: 41%

Puntuación en IMDb: 5.5/10

Ya sé lo que están pensando: “¿por qué puse un increíble filme en una lista de películas malas?” Lo siento, pero, aunque no nos guste admitirlo, White Chicks tiene varias fallas. Aun así, me parece una de las mejores comedias de este siglo y estoy segura de que la humanidad entera está conmigo en esto. Todas las personas merecen ver al menos una vez en su vida a Terry Crews cantando A Thousand Miles o a Jennifer Carpenter en el probador de una tienda.

3. ‘She's All That’ (1999)

she's-all-that

Puntuación en Rotten Tomatoes: 39%

Puntuación en Metacritic: 51%

Puntuación en IMDb: 5.9/10

¿Me gusta esta película porque Freddie Prinze Jr. me parece sumamente tierno o Freddie Prinze Jr. me parece sumamente tierno porque me gusta esta película? Nunca lo sabré. La verdad es que esta es la típica película adolescente donde unos amigos hacen una apuesta sobre la rarita del salón, esta termina teniendo una transformación y todo el mundo se da cuenta de que es un bombón en realidad. Aun así, tiene muy buenos momentos y es imposible verla sin terminar cantando Kiss Me de Sixpence None The Richer.

4. ‘Not Another Teen Movie’ (2001)

not-another-teen-movie

Puntuación en Rotten Tomatoes: 30%

Puntuación en Metacritic: 32%

Puntuación en IMDb: 5.7/10

Hablando de típicas películas adolescentes, esta es una parodia de ellas. Tiene varias referencias a rom-coms juveniles y es bastante graciosa. ¿Por qué hay que verla? Pues porque Molly Ringwald, ícono de los filmes adolescentes de la década de los ochenta, hace un cameo y además Chris Evans, amor platónico del 80% de la población mundial, aparece desnudo únicamente con crema batida cubriendo sus partes.

5. ‘The Hot Chick’ (2002)

the-hot-chick

Puntuación en Rotten Tomatoes: 22%

Puntuación en Metacritic: 29%

Puntuación en IMDb: 5.5/10

Imagina ser Rachel McAdams, cambiar de cuerpo con Rob Schneider y que tu mejor amiga, en este caso Anna Faris, se enamore de ti. Definitivamente suena como una versión de Freaky Friday que no sabía que necesitaba. Es una película menospreciada que es, en realidad, una joya. Además, cuenta con un cameo de Ashlee Simpson y nada dice “principios de los 2000” tanto como eso.

Ver relacionados: