Películas basadas en libros que son buenas aunque no se apegaron a la historia original

Y los plot twists que definitivamente pueden cambiar tu vida.
Author:
Publish date:
Mean Girls (2004)

Mean Girls (2004)

Cuando los directores asumen la responsabilidad de producir películas basadas en libros, están conscientes de que se enfrentan a un reto que puede provocar las críticas de los fanáticos de la novela. ¿Quién no ha criticado una película porque cambió una escena o se alejó de la versión que leímos en el libro? Yep, that’s right.

Hacer una adaptación no es tarea fácil, pero no debería ser tan arriesgado. Es normal que queramos que la película materialice los capítulos que aparecen en el texto, pero eso no depende de nosotros. Por algo la productora está comprando los derechos para hacer la película. Están invirtiendo una cantidad inhumana de dinero para dejar libre su creatividad y plasmar en pantalla su versión de los hechos, no lo que nosotros queremos que ocurra.

Así que la próxima vez que sientas la necesidad de señalar que el director no se apegó a la historia, recuerda que lo hizo apropósito. Créenos, él tiene la libertad de modificar lo que le da la gana y a menos de que quieras sacrificar tu paz mental (porque son pocas las veces que la película sigue al pie de la letra el libro) acepta que tu imaginación es el único consuelo que tienes para vivir la historia tal cual como la leíste.

Además, a veces los cambios del director no son tan malos. Y para demostrarlo, armamos una lista con las mejores adaptaciones, desde películas que sabíamos que estaban basadas en obras literarias hasta films que nos sorprendieron con un guión inspirado en novelas clásicas.

The Rules Of Attraction (2002)

Comedia, drama y oscuridad. La mezcla perfecta para el director Roger Avary, que basó el film en una novela de Bret Easton Ellis, también autor de American Psycho. Y aunque aún no decidimos cuál versión es más bizarra, nos leeremos el libro y veremos la película las veces que sea necesario para resolver el misterio.

Plot twist: Patrick Bateman (protagonista de American Psycho) es el hermano de Sean, uno de los personajes principales de The Rules Of Attraction.

Pitch Perfect (2012)

No podemos imaginar cómo debe ser leer Pitch Perfect: The Quest for Collegiate A Cappella Glory sin ver los bailes de Fat Amy y escuchar los mashups (que obviamente no están en el libro). Al menos el texto original tiene buenos reviews.

Mean Girls (2004)

El clásico de nuestra generación es una adaptación de un libro de autoayuda y guía para padres (Queen Bees and Wannabes: Helping Your Daughter Survive Cliques, Gossip, Boyfriends, and the New Realities of Girl World). Sí, así como lo leíste. Y si eso no es lo suficiente life-changer, Regina George no existe en el libro.

Mrs. Doubtfire (1993) 

La comedia con la que Robbie Williams se ganó nuestro corazón una vez más está basada en un libro británico escrito por Anne Fine: “Madame Doubtfire”. Su adaptación cinematográfica es una en un millón, porque la trama en pantalla es reconocida por parecerse a la historia original. Finally!

Jaws (1975)

Nada suena más tentador que leer un libro de Peter Benchley basado en una serie de ataques reales de tiburones que ocurrieron en Jersey Shore. Tan divertido como ver la película que toma como referencia dichos eventos. Yay!

How to Lose a Guy in 10 Days (2003)

Mathew... qué podemos decir además que TE AMAMOS ❤️. Basado en un libro de autoayuda, How to Lose a Guy in 10 Days de Michele Alexander y Jeannie Long es un tutorial de dibujos animados para no “espantar” a los hombres antes de los 10 días de relación.

Forrest Gump (1994) 

La película no se aleja tanto de la historia planteada en el libro de Winston Groom, pero pequeños cambios como no enviar a Forrest a una misión en la NASA lo diferencia del guión original (Sí, en el libro Forrest va a misiones de la NASA).

Clueless (1995)

Clueless es una adaptación moderna de la novela Emma de Jane Austen. En la versión cinematográfica, Cher protagoniza a Emma y Tai toma el papel de Harriet. Este no es el único film inspirado en la obra de Austen; en 1996, Emma debutó en la pantalla grande con Gwyneth Paltrow.

Querámoslo o no, el texto original solo necesita de la imaginación para materializarse o alejarse de el guión completamente; y los directores lo tienen presente en cada proyecto.