Abstract, el playground de los mejores diseñadores del mundo

Netflix nos sigue dando lo que queremos.
Author:
Publish date:
Abstract_Art_of_Design_Its_Nice_That

Hay pocas veces en las que veo una serie o una película y siento las ganas de ser mejor, o darle todo a algún área de mi vida por la que esté apasionada. Ahora con la fama del binge-watching, existen miles de series que elevan la oxitocina, nos ponen a producir endorfinas como locos, o ponernos tristes de un solo golpe. Abstract, sin embargo, es de esas series que nutre el alma y le traza un checkmark a aprender algo nuevo ese día.

Esta serie documental presenta la vida de ocho diseñadores: un ilustrador, de calzado, gráfico, de interiores, de automóviles, de escenario, un arquitecto y un fotógrafo. Sin embargo, probablemente te imaginarás la típica manera -Vimeo style-, es la que se presenta la labor de un profesional, y te estarás equivocando tremendamente. Abstract fusiona la vida personal de los diseñadores y cómo esta incide en su trabajo, cómo llegaron a donde están ahora y cuál es su proceso de creación. El cherry on top es que en cada episodio, tienen que entregar un proyecto final, por el cual te pasean durante los 45 minutos.

Cada episodio es intervenido por escenas esporádicas de la vida cotidiana y hasta ilustraciones que acompañan el look and feel de cada persona. Los 45 minutos son una pequeña demostración condensada de la psique y personalidad del protagonista de turno. Cada uno diferente, pero el director Christopher Niemann logra una cohesión perfecta entre los 8 episodios.

Siempre me ha fascinado ver a la gente en su elemento, cuando se desempeñan en algo que realmente les encanta y están apasionados; siento que puedo absorber muchísimo de eso y llevarlo al plano que quiera en mi vida. Con dos padres publicistas y uno de ellos diseñador gráfico, podrán entender por qué se convirtió en el show familiar.

Como los latinos somos unos terribles name droppers, nombraré los diseñadores que aparecen en cada episodio y qué han hecho.

En el primer episodio, el director voltea la cámara a sí mismo y expone su rutina. Christoph Niemann ha hecho alrededor de 21 portadas para The New Yorker y experimenta por primera vez con la ilustración 3D. Christoph nos muestra una personalidad neurótica y a la vez tremendamente creativa en un ámbito controlado, apasionado por el orden y la limpieza.

El segundo episodio trata sobre Tinker Hatfield. THE Tinker Hatfield, el diseñador inmortal de Nike. Comenzó como un atleta, y ahora está donde está. Michael Jordan es una de las personas que habla anecdóticamente sobre él. No necesito decir más.

Con el zapato de Back to the Future

Con el zapato de Back to the Future

La protagonista del tercer episodio fue sin duda una de mis favoritas. Es Devlin es una de las personas más extraordinarias que he visto en mi vida. Ha hecho los escenarios de Adele, U2, Kanye (y todo sabemos como es Kanye con sus cosas), Miley Cyrus y más. Ella es capaz de plasmar los deseos de los artistas y volverlos aún más extraordinarios. Su proceso de crear fue lo que más me llamó la atención: primero dibuja, luego lo hace en físico con materiales, lo presenta y luego lo hace. Para ella, las cosas tienen sentido una vez que las visualiza, y eso es algo con lo que me identifico.

160328_r27897-690

Bjarke Ingels es como el frat boy de esta serie. Es guapo, confiado y muy talentoso en su área. Aunque para algunos fue un poco patán, a mi me pareció un genio en su área, además que siempre es refrescante ver a gente joven siendo tan talentoso como él. Como muchos emprendedores, Bjarke es un “yes-man”, por lo cual ha sido criticado, pero Googlea su nombre para que salgas de dudas sobre su talento.

Screen-Shot-2015-01-07-at-11.38.25-AM

Con toda honestidad, el quinto episodio de diseño de automóviles fue un “egh” para mi, ensanduchado en el medio para esconder que en realidad no fue tan impresionante como los otros. Estoy segura que Ralph Gilles es un gran padre de familia.

La diseñadora gráfica, Paula Scher, es una de las mujeres más brillantemente neuróticas que no he conocido. A mediados del episodio, empecé a tener “Carrie” vibes de Homeland en la manera como hacía sus obras de arte y corría por la oficina. Una de las mejores cosas que quedó conmigo, parafraseando, fue que si tienes algún problema, toma un respiro, ve al baño y ponte tu pintura de boca, luego vuelve a tu escritorio y resuélvelo. She’s boss.

Platón. Oh Dios mío, Platón. El séptimo episodio fue mi favorito sin duda. Teniendo amigos fotógrafos, pensaba que tomar fotos era un arte calculado: iluminación, forma, enfoque; pero no había tomado en cuenta la gran importancia de la reciprocidad entre modelo y fotógrafo hasta ver sus episodio. Excelente.

Gadaffi

Gadafi by Platón

Ilse Crawford demostró en el último episodio la importancia de la filosofía y la antropología en el diseño de interiores, pero honestamente, no terminé con la mandíbula en el piso como el anterior. Si hubiese arreglado los episodios yo, Platón hubiese sido el final para terminar con un “Bang!”.

Lo que me encantó de esta serie es que me mostró un lado completamente distinto del diseño: cómo los materiales y el medio que usas son simplemente eso, materiales. El verdadero diseño viene aunado con el factor humano que caracteriza cada arte, una mirada, el sentimiento que produce un tipografía, la sensación que sientes al ver un edificio. Un verdadero diseñador conecta, entiende, observa, y con eso transmite un mensaje claro; producir alguna emoción.