Cosas que ya no puedes hacer porque te vas de último

En los últimos años todos mis amigos se han ido de Venezuela. No ha sido tan terrible, como ya no hay nadie aprendes a hacer amigos rápidamente con las otras 2 personas que quedan en el país. Te acostumbras a no invertir emocionalmente en nadie nuevo porque sabes que pronto solo quedarás tú en Venezuela… hasta que de repente ni siquiera tú quedas.

Claro que estoy exagerando, pero cuando solo quedan otras 3 personas de tu círculo de amigos, se siente como si fuese Wall-e recorriendo terrenos baldíos en vano y llenándome de tierra. Cuando estás en esa posición te das cuenta de que como último sobreviviente de la patria, hay dos cosas que ya no vas a tener:

1. Una despedida legítima con gente que te importa

Sí, puedes tener una mini despedida y puedes invitar a la gente que has conocido estos últimos años. Pero no es lo mismo una pequeña reunión sin personas que te acompañaron toda tu vida, y para los sobrevivientes que quedan, la tuya será la despedida #82 de la semana.

En este punto todos tenemos un protocolo para las despedidas, y están tan normalizadas que podríamos reciclar discursos. Honestamente dejé de ir a despedidas el año pasado y a las pocas que he aceptado dentro de mi itinerario lleno de llamadas de Skype, han sido cenas pequeñas. Las despedidas de verdad se acabaron.

2. Una despedida legítima de los lugares que te importan

Lo segundo típico de las primeras idas, era el cierre psicológico con el país. La gente hacía un pequeño bucket list de los sitios que los marcaron. Los lugares emblemáticos de sus vidas que los vieron crecer y acabar los trapos o lo que sea que hayan hecho las personas más decentes que yo.

Hoy todos están cerrados, o son impagables, o perdieron el toque, o tienes que ir en un horario extraño porque la inseguridad dicta las horas en las que abren. Tal vez es que el país fue el primero en irse y se despidió de nosotros sin que nos diéramos cuenta. Ya no nos podemos despedir de él porque hace rato que se fue.

Estando aquí o en Australia, extrañas un país que no existe.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
La masturbación desde el punto de vista de una sexóloga