Winnie Harlow no es solo una modelo más

Winnie Harlow no es solo una modelo más

Hay un pensamiento que se repite al hablar de moda o a la hora de mencionar alguna que otra modelo, la perfección. Si bien desde pequeñas lo vemos en no solo las revistas de moda sino también en las de farándula, personalidades sin ninguna imperfección.

Aunque aparentemos que no nos afecte, nuestro subconsciente se encarga de recordarnos que no nos vemos igual que ellas, logrando que baje nuestra autoestima y luchemos por “tratar” de encajar cambiando muchas veces nuestro aspecto.

Ese exceso de Photoshop en las portadas de revista no es sano y vemos que según su criterio los cuerpos perfectos y aceptados por la sociedad son de cierta manera. Ni hablar de los comentarios y prejuicios que día a día escuchamos a nuestro alrededor.

Parece una competencia para ver cuál es el comentario que más ofende, el mejor elaborado para destruir a esa mujer u hombre que tienen en la pantalla o en las revistas modelando. El modelaje visto como profesión es fuertemente señalado por ser difícil.

Tener una cara bonita no lo es todo, ahora se pide más. Con los años hemos conocido distintas modelos y cómo han logrado conquistar o desperdiciar sus trayectorias en el medio. Algunas viviendo momentos difíciles y otras teniendo éxito.

Han salido a la luz historias de algunas figuras que por la presión del mundo de la moda dejan la salud de último y hacen hasta lo imposible por lucir perfectas. Un caso reciente es el de Cara Delevingne que renunció por el estilo de vida y constantes críticas de su apariencia.

Sin embargo, la nueva generación de modelos está rompiendo con los estereotipos y cánones de belleza. Lo más importante es que nos enseñan lecciones de vida, como aprender a querernos y aceptarnos como somos.

En los tiempos que vivimos se promueve la belleza natural y seguridad, las revistas han tenido que presentar una imagen que más se acerque a lo real por peticiones y exigencias de grupos y personas que no están de acuerdo con su forma de presentar lo atractivo.

Y lo vemos en los que se encuentran en la cima, cada día con sus palabras inspirando a otros consiguiendo que se apoye la diversidad y que quererse sea primero.

Una de las máximas exponentes en el movimiento es Winnie Harlow, con apenas 22 años de edad es la modelo del momento. De origen canadiense Chantelle Brown-Young hizo su debut cuando participó en el reality show “America´s Next Top Model” en el 2014.

Desde ese momento no dejó de aparecer en la palestra pública, la razón no solo se enfoca en su belleza, ella sufre de vitiligo.

En ese momento fue una de las 14 finalistas seleccionadas en el programa, alcanzando lo que parecía imposible por tener esa enfermedad. Los medios no paraban de hablar de ella y repetían que esto permitió que se abrieran puertas .

Al verla, no te olvidas de su apariencia. Es afroamericana con manchas blancas simétricas en partes de su cuerpo, esto la convierte en única en el mundo. Con cuatros años de edad, apareció su primera mancha en su vientre. Con el tiempo se fueron expandiendo.

No todo en su vida han sido sonrisas y éxitos, en el 2011 grabó un video llamado “Vitíligo: una condición de la piel, no un diferenciador de vida”. En él, habla sobre su experiencia lidiando con la condición.

“Alguna gente tiene la piel blanca; alguna tiene la piel negra. Yo tengo las dos”, afirmó Harlow.

En conferencias ha compartido dos frases que trascienden. “Mucha gente tiene una historia de vida particular; la mía está pintada en mi cuerpo” y “me amo, y con eso empiezan a abrírseme muchísimas oportunidades. Le agradezco a Dios por todas ellas. Traten de amarse a ustedes mismos”.

Además, ha sido sincera sobre su niñez en un ensayo para la revista Cosmopolitan, contando años de intimidación y abuso debido a su condición de piel donde la llamaban vaca.

«Recuerdo que estaba sentada junto a mi ventana, deseando a las estrellas que mi condición de piel desapareciera», afirmó.

Y la escuela secundaria no trajo ningún reprieve. En cambio, se enfrentaba a abusos físicos cada vez que intentaba defenderse de los comentarios hostiles.

“En mi tercer año, un grupo de chicas me saltó, empezando una pelea. Me suspendieron, y luego empecé a saltar clase», recuerda.

Finalmente, la madre de Winnie la trasladó a una escuela alternativa para protegerla del abuso. Sus calificaciones subieron y también consiguió un trabajo en un centro de llamadas.

Recuperó la confianza cuando un periodista canadiense vio la página de Facebook de Winnie y le dijo que era «sorprendentemente hermosa», que pensó en modelar y de ahí en adelante hizo historia.

Demostró un talento para modelar en las principales del mundo, ser la imagen de campañas y por supuesto enfrentar los prejuicios con gracia y valentía.

Ha trabajado en campañas de la firma italiana Diesel y protagonizó la última campaña de la empresa española Desigual.

Desde que saltó a la fama la carrera de Winnie Harlow se ha disparado. En 2016, fue elegida como una de las 100 mujeres más inspiracionales de la BBC y fue seleccionada por Beyoncé para aparecer en su álbum, Lemonade.

Está en su mejor momento, hasta modeló para Naomi Campbell en un desfile benéfico en Madrid y Nueva York.

Ahora, es la cara de la última entrega de la campaña “Forever Chuck” de Converse, que la ha llevado a Londres y París para explorar la influencia duradera del zapato icónico en la moda y el estilo callejero.

Para la Semana de la Moda en París 2017 se adueñó de la pasarela en el show de H&M.

Mensajes en las redes Sociales

Tras estar involucrada en un escándalo luego de que sus fanáticos al rendirle tributo copiaran sus rasgos esta fue su respuesta:

«Mi respuesta a esto probablemente no es lo que mucha gente quiere, pero aquí va: cada vez que alguien quiere labios más llenos, o un trasero más grande, o cabello rizado, o trenzas no significa que nuestra cultura está siendo robada. No te has dado cuenta de que estas cosas solían ser ridiculizadas y ahora son amadas y codiciadas. Nadie quiere «robar» nuestro look aquí. Nos hemos quedado tan confiados en nuestro propio pelo rizado y traseros grandes (o en este caso, mi piel) que ahora los que no lo tienen amor y lujuria después de ella. Simplemente porque una chica negra lleva contactos azules y tejido largo no significa que ella quiere ser blanca y sólo porque una chica blanca usa trenzas y consigue la inyección de labios no significa que quiera ser negra. La cantidad de razas mixtas en este mundo es una prueba viviente de que no queremos ser el uno al otro que acabamos de ganar un amor nacional por el otro «, la modelo le comunicó a sus seguidores. «¿Por qué no podemos abrazar ese sentimiento de amor? ¿Por qué tenemos que convertirlo en un crimen de odio?».

«En un momento en que suceden tantas cosas negativas, por favor no acusen a quienes muestran amor y aprecio, de ser odiosos», continuó Harlow. «Es muy claro para mí cuando alguien está mostrando amor y aprecio a estas personas recreando, adorando y transmitiendo algo al mundo que una vez me lloré a dormir sobre # 1LOVE».

Un ejemplo a seguir

Su influencia ha sobrepasado los números estándares y por su ejemplo una niña, April Star de 12 años con su misma condición aparece como imagen en una línea en conjunto de Disney y GAP para niños.

“¡Estoy tan orgullosa de ti! Recuerdo haberte dicho que encarnas el espíritu que desearía tener a tan temprana edad. Me siento honrada de haber inspirado e influido a una increíble princesa. Sigue rompiendo los límites de las pequeñas princesas después de ti ESTO es algo que sólo podría haber soñado con ver como un niña”.

Así sea en las pasarelas, revistas o conferencias Winnie Harlow no se cansa de recordarnos que debemos aceptarnos a nosotros mismos como somos y soñar en grande.

Que nuestra lucha a la larga dará frutos y que la belleza viene en distintos tamaños, colores y personalidades.

¡Queremos modelos como Winnie por favor! 

TheA logo
Más artículos
amigo
¿Se puede ser amigo de alguien que te atrae sexualmente?