The Girl Code (capítulo 1)

The Girl Code (capítulo 1)

Barney Stinson inmortalizó en How I Met Your Mother un código de conducta de etiqueta y moral que deben seguir todos los “bros”.

The Bro Code se publicó en el 2008 para que todos aquellos fanáticos de HIMYM pudiesen disfrutarlo y para estandarizar lo que se permite y lo que no se tolera en una relación de amigos.

El término “Bro Code” sin embargo, data de hace mucho más tiempo. Hace 26 años, en un capítulo de Seinfeld llamado “The Stranded”, se asomó la existencia de “the male code” que 10 años más tarde sería re abordado por Michael Scott en The Office en el capítulo de “A Benihana Christmas”. Así poco a poco y con una buena ayuda de la comedia, la cultura Pop acuñó este acuerdo imaginario que hacen los hombres entre ellos para evitar conflictos y malentendidos.

The Bro Code cuenta con 150 reglas que la presidenta de creación de contenido de los diccionarios Oxford ha reconocido como:

«La quinta esencia de una cierta iteración del bro contemporáneo»

Legitimado por una figura importante del lenguaje, con miles de seguidores, con un nivel de ventas más alto que cualquier libro catalogado por el New York Times como un bestseller y difundido por una de las sitcoms más populares de nuestros tiempos, este código de bros no solo evidencia que hay una manera correcta de llevar las cosas entre amigos, sino que hay un interés genuino en los hombres por conservar sus amistades de la mejor forma.

Muy romántico todo, como ese momento en que uno de los jugadores de fútbol mete gol, y toda noción de “toqueteo homosexual” o inclinación homofóbica desaparece porque en el equipo se felicitan entre ellos saltándose encima y tocándose las nalgas. Así es The Bro Code, lleno de testosterona, un poco gay y con un gran sentido de hermandad, de la mejor manera posible.

Pero pareciera, que ninguna mujer se ha dedicado a empeñarse en la tarea que Stinson le regaló a los hombres. A pesar de tener una gran cantidad de artículos en las revistas de mujeres que aconsejan qué hacer en tal o cual conflicto femenino, no existe un manual que recopile las normas inquebrables que mantienen el correcto y normal desenvolvimiento de una amistad entre mujeres.

Esto no solo perjudica el intento de estandarizar lo que está bien y lo que está mal en una amistad, sino que colabora a una noción equivocada sobre las mujeres en la que se nos acusa de víboras, falsas, traicioneras y poco fieles entre nosotras.

Siendo mujer, por supuesto rechazo todo tipo de rumor que nos intente mostrar como participantes de amistades de poco fiar. Por experiencia propia y por el método de la observación he visto amigas que se ayudan para saltar obstáculos, que se aconsejan de la mejor manera, que cuidan de las otras como si fuesen sus madres y que se puede depender más de ellas que del hecho de que el sol salga mañana.

Pero por supuesto este nivel de amistad ideal no se alcanza con facilidad. Lleva tiempo, esfuerzo, respeto y sí, el seguir una cantidad de acuerdos tácitos para lograrla.

Así que vamos a volver más explícito lo tácito y vamos a enumerar las reglas máximas que deben seguir las mujeres.

Aquí les presento, la primera parte de las normas y códigos de etiqueta que toda mujer debe saber y seguir.

Sin más espera, The Girl Code:

Artículo 1: “Chicks Before Dicks

Tan sagrada como su traducción al masculino “Bros before hoes”.

Ninguna mujer, repito ninguna, deberá poner su amistad con otra mujer, por debajo de una relación con un masculino. Esta es considerada la regla de oro, la inquebrantable y la que sufre la mayor penalidad de ser rota.

Chicks Before Dicks” prohíbe a cualquier mujer de robar novios, desaparecerse más de 2 semanas por estar demasiado sumergida en una relación con un hombre, darle un mejor regalo de cumpleaños a un amigo hombre, invitar a una posible conquista masculina a un viaje en vez de a una amiga, pelearse con cualquier amiga por cualquier ser humano con pene y no le permite compartir más papas fritas con un hombre que con una amiga con PMS.

Cualquier mujer que prefiera a un hombre antes que sus amigas, deberá ser sometida a juicio e intervención, se tomará en cuenta su testimonio y el jurado (conformado por el resto del grupo de las amigas) decidirá si seguir considerando a la acusada como “amiga”.

De no respetar esta norma en varias ocasiones, la reincidente será perseguida hasta la eternidad por el espíritu de Samantha de Sex and The City y engordará cada vez que tome agua.

Yo, como mujer hecha y derecha juro solemnemente seguir el artículo 1 de The Girl Code.

¡HOOZA!

TheA logo
Más artículos
amigo
¿Se puede ser amigo de alguien que te atrae sexualmente?