¿Te has preguntado si has sido un acosador sexual?

Un artículo “periodístico” mal logrado, la posible destrucción masiva de una carrera de comediante profesional, una alfombra roja de luto y varios hashtags han sacudido al mundo lo suficiente como para que los hombres se empiecen a preguntar:

“¿Será que soy un acosador sexual?”

Y para que las mujeres se piensen:

“¿Será que he sido víctima de acoso?”

Par de frases que hace un año no estaban ni cerca de ser las de los pensamientos existencialistas que te haces en la cola del banco; hoy en día (y gracias a Dios) son más bien temas de conversación casi obligatorios y en los que se discute un punto muy importante: ¿dónde está la línea entre ser un pasado o ser un acosador?

El artículo de Babe sobre una joven que tuvo una cita con Aziz Ansari y “la describió como la peor noche de su vida”, fue un tema viral no solo por sepultar la buena imagen del comediante como un defensor de los derechos de las mujeres y el feminismo, sino que los detalles absurdamente gráficos sobre las relaciones sexuales durante la cita nos dejaron perplejos con dudas.

El relato de la cita, las intervenciones coaccionistas de la escritora, el juicio obligado que intenta imponer la revista y unas fotos demasiado genéricas no importaron más allá del hecho de que supuestamente Aziz obligó a esta mujer a tener sexo con él cuando ella no lo deseaba.

Sin embargo, la forma en la que la mujer aparentemente dio señales no verbales de que no quería tener sexo con él, la manera en la que disgustada realizó sexo oral y el hecho de que se quedaran desnudos un rato luego de que ella haya dicho que no estaba cómoda (sí, el artículo narra todo esto) llevó a muchos a pensar que de repente en este caso en particular el problema no haya sido que Aziz es un abusador, sino que la joven no fue demasiado explícita con el hecho de que no quería tener sexo.

Porque a fin de cuentas, ¿Cuándo un “no” es realmente un “no”? sobre todo en un mundo en el que a muchas mujeres les gusta cuando un hombre hace presión, insiste, se arrastra de rodillas y se desespera por buscar un “sí”, ya sea para salir a ver una película y en otros casos, para tener sexo.

Así que vamos a trazar la línea entre el niño intenso que quiere el “sí” y el abusador sexual que es escoria y no merece ser visto como otra cosa. 

Esta parte va con ustedes hombres gentiles que se toman la molestia de leer una revista feminista más allá de estar buscando artículos sobre mujeres que se masturban:

  • Primero que nada buscar un “sí” para una cita es muy distinto que presionar para tener sexo.
  • Las señales no verbales, como empujarte cuando quieres dar un beso, o no sé, partirte una botella de ron en la cabeza por pasado, sí son argumentos válidos que demuestran que ella (o él) no quieren tener relaciones.
  • Insiste un par de veces pero nunca sientas que estás obligando a nadie, sino estas abusando de ella
  • Pregunta si se siente cómoda.
  • Pregunta siempre si está cómoda.
  • Su ropa nunca es señal de que quiere sexo.
  • Si te dijo “no” es “no” y nunca va a ser un “sí”.
  • Si estás saliendo con una niña que dice “no” pero quiere decir que “sí”, deja de salir con ella; esas son las típicas problemáticas que te van a afeitar una ceja dormido porque le diste like a una foto de una niña (que además típico, es tu prima).
  • No justifiques nunca tus actos con “se notaba que lo quería”.
  • Si sientes que has pasado la raya, pide disculpas que nunca es tarde.
  • Concientiza el hecho de que abusar de una mujer no solo está mal, sino que es un delito.
  • Intenta siempre de tener un flujo de comunicación con tu pareja bastante abierto y transparente, así sabes lo que el otro piensa y nunca meterán la pata sin quererlo.

Para ti fiel lectora de The Amaranta que no estás muy segura si has sido víctima y no quieres serlo:

  • Aunque las señales no verbales sí son maneras de decir que no, decirle a la cara de frente, mirándolo a los ojos y bastante seria que “No quieres tener relaciones sexuales”, no deja espacio para malienterpretaciones.
  • Asegúrate de repetirte varias veces que quien te presiona no te merece.
  • El que siempre bromea sobre sexo y te hace sentir incómoda, no es probablemente el mejor hombre con el que estar a solas.
  • Llama a alguien de confianza si sientes que no estás cómoda en una cita.
  • No está mal no querer.
  • No eres una galla por no acostarte con alguien.
  • Si algo que no querías sucedió, no es tu culpa.
  • Tampoco confundas una mala cita con tener el derecho de decirle a cualquiera que un tipo que no hizo nada es un abusador.

La comunicación es la clave y el hecho de que las personas se replanteen el comportamiento que tienen con otras personas es el mejor indicio de que algo está cambiando.

Trump y Maduro son presidentes, pero el 2018 puede que el mundo sea un mejor lugar.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Respuestas perfectas a las preguntas incómodas de Navidad