#TheAdebates: ¿usar sostenes es malo para la salud?

Preámbulo

No es la primera vez que hablamos de ropa interior en esta corte, ya le hemos dedicado un caso completo a las granny panties y tal como especificamos ante el jurado y los testigos aquella vez, la ropa interior es lo más cercano a una “segunda piel” que tenemos, por lo que no es un misterio que le dediquemos tanta importancia a dos de las prendas más comunes del closet femenino. 

Cuando comenzamos a usar sujetadores escuchamos todo tipo de cosas: desde que tienes que dormir con el sostén puesto para evitar que se caigan, hasta que los deportivos son los sostenes ideales para reafirmar la flacidez; la verdad es que la cantidad de mitos que existen alrededor de nuestras tetas nunca dejan de sorprendernos, hasta el punto de que a veces creemos algunos de ellos y a estas alturas de nuestras vidas no llegamos a confirmar qué es verdad y qué es mentira.

Si bien hemos evolucionado considerablemente en el departamento de la ropa interior, los avances tecnológicos no han sido muy amistosos con los sostenes, que aunque vengan en diferentes versiones (con push up, lisos, deportivos, acostumbradores, con varillas, copas y strapless), la industria de la moda aún no consigue la cura para que los sostenes dejen de molestarnos tanto.

No te preocupes, no queremos romantizar la idea feminista de que liberar tus pezones por una causa mayor hará que tu sueldo se triplique la semana que viene y por fin puedas gozar de los mismos beneficios que los de tus compañeros de trabajo. Pero para ser sinceras, todo el tema de usar o no usar sostén de acuerdo a nuestra salud nos tiene dudando sobre el verdadero uso de los sujetadores.

Para aclarar un poco el conflicto de ideas, y por qué los formalismos son necesarios cuando tratas de llevar a cabo un juicio virtual y ficticio, les presentamos el significado de “sostén” reconocido por la Real Academia Española:

Sostén: prenda interior femenina para ceñir el pecho.

Por supuesto, con una definición tan vaga, implícitamente hemos decidido modificar la versión original y adaptarla a un punto de vista más femenino:

Sostén: prenda interior femenina cuya única función es prevenir la acción severa de rebote que ocurre cuando una mujer camina, corre, baja las escaleras y baila. También conocido como un dispositivo incómodo que otorga máximo placer cuando es removido.

El debate

Ya que todos estamos en sintonía, es momento de exponer las razones que respaldan la posición de usar o no usar sostén solo tomando en cuenta el impacto que la decisión final puede tener sobre nuestra salud.

Argumentos a favor de usar sostén:

  • Con el roce tus pezones se pueden irritar.
  • Funciona como apoyo para mantener una buena postura.
  • Es cómodo para mujeres que están amamantando, tienen sobrepeso o pechos muy grandes.
  • Las tetas se ven más bonitas

Argumentos en contra de usar sostén:

  • Mejora la circulación.
  • Afirma tus senos.
  • Menos dolores de espalda y cuello.
  • Si no usas el sujetador adecuado puedes afectar irreparablemente tu tejido muscular.
  • Tendrás menos estrías.
  • Si lo usas por mucho tiempo las tetas no eliminan las toxinas a través de los nódulos linfáticos.
  • Te sientes más cómoda.
  • Sudas menos.
  • Si no usas la talla correcta puede hacer que tus senos sean más flácidos y se caigan.
  • Menos riesgos de padecer cáncer de mama.
  • Puedes respirar.
  • Sostenes strapless.

El veredicto

Usar sostén no tiene ningún beneficio.

Con 17 votos en contra y 3 votos a favor, tanto la jueza como como el jurado han llegado a la conclusión de que la prenda interior femenina está sobrevalorada. No solo tomando en cuenta las evidencias científicas, sino que todos los presentes manifestaron que retirar los brasieres después de un largo día mejora su estado de ánimo exageradamente e incrementa sus ganas de vivir.

Aunque muchas coincidían que al usar sostén estaban desafiando la ley de gravedad, la ciencia ha demostrado que usar sujetador no tiene ningún tipo de beneficio: ni fisiológico, ni anatómico. Sin embargo, las testigos admitieron que la idea de no usar sujetador en público las cohibía, pero si estuviesen en un país más liberal y seguro, la pregunta ni siquiera estaría en cuestión.

Si algo aprendimos hoy, es que los sostenes son tan inútiles como parecen. No dejes que nadie te diga lo contrario.

Hasta la próxima sesión. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Guía práctica para ir a un baño público en Venezuela