Sobre la infinita duda de ser o no ser amiga de los amigos de tu ex

Durante una relación es inevitable pegarte como chicle a la vida del otro, incluso llegas a un punto en el que te haces pana de su taxi, de la que le vende el pan en la panadería, eres la terapeuta de pareja de sus dos mejores amigos, y hasta le das regalos de Navidad a sus papás como si fueran los tuyos. Hasta que terminan y se jode todo.

Es aquí donde la lealtad y el cariño de todo el mundo se pone a prueba: ¿acaso te querían porque eras la pareja de su amigo o por ti, con él o sin él? Muchos se caen y creen que la situación solo requiere “tomar un lado”, otros consideran que la ruptura no debería afectar su afecto hacia ninguno de los dos y unos pocos prefieren hacerse los locos y pretender que nunca exististe. Lo que es aún más doloroso.

Supongo que todo depende de las razones por las que la relación termina. Pero en parte este artículo está dedicado a quienes terminan “en buenos términos”, porque si le montaste cachos cuatro veces a tu novio, hiciste que dejara de hablar con todas las amigas que tuvieran una vagina y hasta le terminaste por mensaje; dudo que sus amigos, él o cualquier persona con dignidad quiera ser amigo tuyo.

Aparte de eso, este es un tema que vale la pena debatir, así que le pregunté a algunas personas al respecto y esto fue lo que me respondieron:

“Todo depende. Los amigos de mi ex que han sido amigos míos también ANTES de la relación si seguimos normal. Pero, por lo general los que conocí siendo novia de mi ex y siguen hablando es puro ‘zamureo’” -Stephanie.

“Creo que alguien sí puede quedarse siendo amigo de los amigos de tu ex, porque si de verdad compartieron cosas buenas y no son lo suficientemente imbéciles para decirte ‘no puedo hablarte porque eres la ex de mi pana’, vale la pena. Y si no tienen interés es mantener esa amistades, simplemente no vale la pena y ya” -Mauricio.

“También depende de cómo haya terminado la relación, me pasó una vez que terminé con alguien (el pana se portó horrible) y los amigos de él, que conocí durante la relación, prefirieron «tomar mi lado» -Odalys.

“Considerando que me empaté como con seis amigos de mi ex creo que…olvídalo, soy horrible” -Ariana.

Entonces, mis conclusiones son:

  • Todo depende.
  • Decir que todo depende es frustrante.
  • Si es una amistad de verdad y no pura pantalla, la amistad seguirá ahí.
  • Escoger lados es de novelas mexicanas de los 00 (te estoy viendo a ti RBD).

Cualquier experiencia de ruptura es distinta. Si es cierto que algunas preferimos ver Sex and the City, Girls o cualquier otro show “girly” para poder clasificar nuestra vivencia en alguna etiqueta general, haciendo todo más fácil y poder recibir algo de ayuda. Pero es imposible.

Lo único que podría aportar, como todas estas personas que tuvieron que recibir un mensaje intenso de mi parte preguntando sobre este tema, es que nada sabrás con certeza a los días de haber ocurrido los eventos. Si puedes ser amigo o no de los amigos de alguien que fue tu pareja es algo que el tiempo dirá y forzar las cosas nunca bueno para nadie. Déjate a ti mismo reflexionar y déjalos a ellos tragar la noticia.

Porque aunque en una relación solo hay dos, hay otros exponentes que se agregan a la ecuación.

Qué l*dilla que sea una porquería para las matemáticas.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Respuestas perfectas a las preguntas incómodas de Navidad