Razones por las que necesitas integrar el aceite cannabidiol en tu vida

Razones por las que necesitas integrar el aceite cannabidiol en tu vida

Probablemente ni siquiera sepas de qué se trata el cannabidiol (CDB), pero cuando termines de leer este artículo estarás comprándolo en internet y preguntándote cómo es que no supiste de esto antes. El cannabidiol o CBD es una sustancia no psicotrópica proveniente del cannabis, conocido en los últimos años por sus propiedades tanto medicinales como terapéuticas.

Para entender un poco más de dónde viene, hay que remontarse a los años sesenta, cuando en los laboratorios de Roger Adams en Estados Unidos descubrieron las propiedades del cannabidiol, mientras que Lord Todd lo hacía en el Reino Unido. Probándolo en ratas de laboratorio, encontraron que servía como un modulador negativo alostérico y estudios posteriores ayudaron a entender mejor sus funciones, determinando que posee propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y efectos neuroprotectores. En castellano, sirve como tratamiento para enfermedades como el mal de Parkinson, la diabetes, la artritis reumatoide, el Alzheimer y las lesiones por reperfusión isquémica.

La Organización Mundial de la Salud reconoció que el cannabidiol, molécula no psicoactiva del cannabis, no es peligrosa, sino que más bien cuenta con un alto potencial terapéutico. Entre sus efectos respaldados con estudios científicos se encuentra, por ejemplo, que contribuye a tratar la epilepsia, ayudando a reducir la frecuencia y la severidad de las convulsiones. Asimismo, es una herramienta beneficiosa para todos aquellos pacientes que atraviesan enfermedades como la artritis neuropática, pues sirve como un analgésico y neuroprotector. De hecho, en la Universidad de Minesota se dedicaron a estudiar los efectos calmantes del CBD y encontraron que puede ser un buen complemento en compañía de otro analgésico suministrado en dosis bajas o moderadas para evitar cualquier tipo de alergia o efecto secundario. En las conclusiones del proyecto destacaron que combinado correctamente puede ser el tratamiento ideal para el dolor severo a largo plazo. Por otra parte, los últimos estudios señalan que puede ayudar a atenuar los síntomas tempranos de psicosis.

El producto más utilizado del CBD es el aceite, por ser la presentación más fácil de aplicar; sin embargo, también existen cápsulas y cremas de cannabidiol que se pueden encontrar en Sativida, una tienda especializada en artículos de CBD. Para el desarrollo de sus productos, la empresa cuenta con grupo de médicos, técnicos de laboratorios y asesores científicos especialistas en tratamientos con esta sustancia, los cuales ayudan a los clientes a comprar el producto que mejor se ajuste a sus necesidades.

El aceite de CBD de Sativida está elaborado, en su mayoría, con componentes naturales y sin gluten, alérgenos ni metales pesados; es apto para veganos y libre de ingeniería genética, todo esto certificado por la Unión Europea. Además, la empresa posee testimonios de algunas de las personas que han adquirido sus productos, entre ellos pacientes de psoriasis, los cuales afirman que al aplicar el producto, la inflamación en su piel se reduce al mínimo.

También tienen una línea para las heridas de los caninos y una crema antiinflamatoria, analgésica y antirreumática. La rápida absorción de esta última ayuda al proceso de cicatrización y a aliviar dolores musculares crónicos o agudos, por lo que también es recomendada para deportistas de alto rendimiento.  

El CBD derivado del cáñamo no solo tiene propiedades medicinales. Esta planta es una de las más versátiles de la naturaleza y, gracias a investigaciones y el desarrollo tecnológico, se ha encontrado que también sirve en productos textiles, alimentos, combustible, aceites, plásticos, papel, comida para el ganado, materiales de construcción y hasta productos de limpieza. Sin duda, es momento de seguir estudiando el cannabidiol. Con el desarrollo de avances tecnológicos y los nuevos descubrimientos, quizá podría aportar incluso mucho más a la rama de la medicina y la farmacia.

TheA logo
Más artículos
libertad sexual
La libertad sexual no es lo mismo que la cultura ‘fuckgirl’