Regalos que podrías darte a ti misma esta Navidad

Siempre recordaré el momento traumático cada noche de Navidad en donde tenía que fingir que me encantaba algo cuando en realidad lo detestaba. Apreciaba el gesto, pero la sonrisa falsa se volvió un hábito con esa persona en específico. Modales ante todo.

Hay que reconocerlo: es mucho mejor ser como Rachel Green, segura que te van a encantar tus regalos, sin importar lo que piensen los demás.

Ver relacionados

Como sabemos que unas ideas no caen mal, en especial si son cosas enriquecedoras más que materiales, nombraré los autoregalos que podrías hacerte en estas semanas gloriosas de felicidad:

Tiempo para leer

Porque seguramente has criticado tu escaso hábito de lectura, que sabes muy bien que podría encantarte y aparte podrías conocer otros mundos, así como mejorar tu ortografía No importa si es una hora o incluso media hora de lectura, vale la pena.

Día de spa

Con spa me refiero a esos días en los que dedicarse al cuidado de uno mismo es el centro de atención. Ve a la peluquería y córtate las puntas que están al borde del colapso, toma un té caliente mientras tienes una mascarilla puesta, hazte (o ve a hacerte) las uñas, y comer un buen chocolate no puede faltar. Consentirse es sano y necesario.

Reunión con todo tu grupo de amigas

No sé cómo, pero hay que lograrlo. Todas están en lo suyo y lo que más necesitan es una reunión o pijamada mejor para ponerse al día y saber qué ha sido de ellas los últimos tres o cuatro meses que no se han podido ver. Es hora, ¡hazlo posible!

Ten esa conversación que tanto pospones

Si pensaste en una circunstancia o en alguien en específico, esta es la señal para tomar cartas en el asunto. Ya sea algo que te andas guardando o evitando por alguna razón de la vida, libérate de esa carga que llevas cargando por mucho tiempo. Aclarar las cosas y quitarte un peso de encima ayudará a tu salud mental y ¿qué mejor regalo que ese?

Cumple un reto o propósito que hayas tenido en mente

Ya sea que quieres aprender a manejar o terminar una serie, cumple con ese interés al que no has hecho caso. Apréndete ese poema que has deseado recitar como si fueras una persona culta y sofisticada, toma esa foto de esa vista que no queda en un lugar tan convencional, ve al dentista, actualiza la laptop o computadora de una vez por todas y borra esos chats que llenan todo el almacenamiento de tu celular.

Aprende a meditar

Aparentemente ayuda muchísimo y aclara la mente. Evita que el estrés crónico de la vida cotidiana te afecte es una valiosa manera de prepararte para el nuevo año que se avecina.

El mejor regalo que te puedes hacer a ti misma es dedicar un tiempo para ti y descansar de todos estos meses de trabajo y estudio. ¡Feliz Navidad!

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
14 de febrero y otras fechas existencialistas