Razones por las que el cigarrillo ya no es ‘cool’

Ya no está de moda oler a nicotina

El cigarrillo moderno forma parte de ese grupo de drogas que, desde su creación a finales del siglo XIX por el empresario estadounidense James Buchanan Duke, ha estado presente en nuestra cotidianidad, por lo que es una adicción socialmente aceptada.

De la mano con el alcohol, el cigarrillo ha pasado por generaciones, estratos sociales y hasta lo más alto de las tendencias, convirtiéndose en una droga prácticamente del día a día. Específicamente para nosotros, jóvenes millennials del siglo XXI, desde que tenemos uso de razón, una fiesta con un trago de licor suele estar acompañado de un cigarrillo; un paseo a pie por cualquier ciudad suele oler a nicotina; y el recuerdo de alguna tía, abuela o madre suele saber a cigarro.

Sobre todo para generaciones como la de nuestros padres y la de nuestros abuelos, el tabaco estaba tan presente en cualquier espacio, cerrado o abierto, que los aviones eran cápsulas de humo y hasta mujeres embarazadas fumaban sin mayor problema en la época.

A pesar de que fueron surgiendo una serie de leyes y restricciones en contra del cigarrillo, nuestra generación de igual manera le agarró el gusto a la adicción, por lo que todos, si no lo tomamos como hábito, probamos por lo menos un jalón.

Ahora, a pesar de que la época que va desde la década de los cincuenta hasta los 2000 representó el mayor éxito en ventas para los cigarrillos, es un hecho que a partir del inicio del siglo XXI, su consumo ha disminuido bastante. Según estadísticas publicadas por el Ministerio de Hacienda de España —uno de los países con más fumadores—, desde el año 2000 las ventas de tabaco se han reducido a la mitad. Razón por la que nosotros, jóvenes que desde hace un tiempo dejamos de oler a nicotina en eventos sociales, nos preguntamos:

¿Por qué el cigarro pasó de moda?

Bueno, porque da cáncer, obvio

Después de pasar todo el siglo XX en auge, empezaron a salir millones y millones de estudios que demostraban que el hábito traía consecuencias negativas. Uno de los más recientes es el de la Organización Mundial de la Salud, el cual afirma que el tabaco mata a más de siete millones de personas al año, rectificando que la nicotina es nociva para la salud tanto de quienes la consumen como para la del que recibe el humo indirectamente. Además del cáncer de pulmón, el cigarrillo está asociado con otras enfermedades mortales como cáncer de boca, de colon, de laringe, de mama, de estómago, de próstata, de hígado, leucemia y también padecimientos menos severos como la bronquitis, la disfunción eréctil o un enfisema.

Las cajetillas empezaron a venir con fotografías de fetos muertos y dientes destrozados por la nicotina. En países como Argentina, la ley nacional de control del tabaco estipula la inclusión de advertencias sanitarias con imágenes y leyendas como “Fumar causa impotencia sexual”, “Fumar causa cáncer” o “Fumar quita años de vida” para demostrar de la manera más explícita los daños que hace esta droga.  Al que le dio miedo o asco dejó de fumar y el que fue vencido por la adicción, pues sigue fumando sin importar las consecuencias.

Porque llegó la moda de los vapes

Y con eso la excusa de que se está aspirando vapor mas no tabaco. La tendencia de los vaporizadores surgió como una opción menos nociva que el cigarrillo para aliviar la ansiedad. Creado por el estadounidense Herbert A. Gilbert en 1963, bajo el título «cigarrillo sin tabaco y libre de humos» (smokeless non-tobacco cigarette), el dispositivo contaba con vapores saborizados. Luego, en el 2003, un chino llamado Hon Lik patentó el primer cigarrillo electrónico basado en nicotina.  Lo que no sabe la gran mayoría, es que si bien le ha funcionado a fumadores para dejar el vicio, según la American Cancer Society, los jóvenes que empiezan aspirando vaporizadores terminan adictos al tabaco.

En conclusión, para nuestra generación los vapes se convirtieron en una moda más que en una ayuda para dejar de fumar. Actualmente suelen ser usados por jóvenes con camionetas rústicas que escuchan a Manuel Turizo y solo usan joggers como vestimenta.

Y ahora la moda del Juul

De los creadores de los vaporizadores de tamaños absurdos y con sabores exóticos como cinnamon roll, llega al mundo del tabaco un artefacto mucho más pequeño y parecido a un pendrive que se recarga con mini cápsulas llamado Juul.

Creado en 2015 por la empresa PAX Labs, este dispositivo se hizo sumamente famoso en Norteamérica por su diseño atractivo, convirtiéndose en el cigarrillo electrónico más popular en EEUU en el año 2017 con una participación de 72% del mercado. En países europeos como Inglaterra, Francia y Alemania el Juul está disponible desde diciembre del año pasado y se espera su llegada a España a finales de este año. En Latinoamerica, específicamente en Venezuela, a pesar de que la empresa no se encuentra establecida en el país, el Juul está posicionado dentro del mercado con respecto a demás marcas de cigarrillos electrónicos a causa de la demanda de importación de productos.

Juul
 JUUL Labs

La única diferencia entre este dispositivo y un vaporizador, además de su tamaño, es que el Juul expira mucho menos humo que un vape. De resto, a ambos se les puede incluir nicotina en los líquidos y por lo tanto pueden resultar nocivos para la salud.

Porque ya no se puede fumar en ningún lado

Hace veinte años hasta un profesor daba clases con un cigarro prendido. Luego de varias leyes de prohibición implementadas en algunos países del mundo, se reguló el consumo de nicotina en espacios abiertos y cerrados, por lo que evidentemente las ventas de cajetillas disminuyeron.

Porque tu pareja no querrá darte más besos

Okey, claramente no es una excusa válida, pero si eres una persona a la que no le gusta el cigarro, es muy desagradable darle un beso a un fumador activo. Te sientes lamiendo un cenicero. Asqueroso.

via GIPHY

Hoy recordamos el hábito del cigarrillo como una costumbre pasada de moda. Dado que tantas personas se han visto afectadas directa e indirectamente por las consecuencias que trae esta droga, cada vez son más los que deciden dejar el vicio y menos los que gastan su dinero en “palitos de cáncer”.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Sí, tu vagina sí es normal