¿Qué monstruo horrible eres?

¿Qué monstruo horrible eres?

Un amigo me dijo una vez que yo no soy humana, sino una especie de monstruo impaciente y estresado que solo se calma cuando toma café o cerveza.

Pensé que ese pensamiento era algo divertido, entonces comenzamos un debate sobre qué monstruo podríamos ser (porque él tampoco se salvaba). El cine nos ha dado un millón de opciones para identificarnos con uno, y una vez que queremos identificarnos con un monstruo, llegamos a empatizar con él y entender sus razones. Luego descubrimos que son causas muy humanas, incluso cuando no hay causas, lo que lo hace todavía más humano.

Ya yo llegué a la conclusión de qué monstruo soy yo, ahora te toca a ti. ¿Qué monstruo horrible eres?

(Resulta que yo soy la Hidra de Hércules: muchas cabezas en un mismo cuerpo).