¿Qué es una buena relación con tu ex?

¿Qué es una buena relación con tu ex?

Ilustración: Sasha Bograd

Una vez que alguien termina una relación y lleva tiempo separado de esa otra persona, es típica la pregunta de un extraño curioso en sus asuntos del amor donde le pregunta qué tal se lleva con su ex.

Luego de titubeos, un ligero sudor frío y un pre infarto al miocardio, la persona que responde la pregunta reflexiona sobre la larga historia que está escrita desde los inicios hasta los finales de su relación y por lo usual en su respuesta, miente.

“No sí, normal. En verdad mega bien, somos que si amigos.”

…cuando realmente piensa:

“No me hables de ese maldito que si escucho su nombre me arden las cejas y me da ganas de matarlo para que vaya a bailar merengue con Lucifer en el infierno.”

Lo que sucede es que por evitar tener que dar explicaciones o sufrir vergüenzas frente amigos y familiares, se estila fingir que la relación con ese ex significant other, va bien. Por otra parte, si la relación post relación no es para nada caótica y nadie se quiere pisar con el carro, también es difícil decir si en efecto se llevan “bien”.

Es que cuando nos ponemos a pensar qué es lo que define una buena relación entre exes, en lo personal puedo decir con toda la rotunda seguridad y confianza que no lo sé y estoy segura que nadie realmente sabe.

Pasar del estado en que una persona significa todo, sabe todo y aparentemente entiende todo, al estado que no sepas ni en qué parte del mundo se encuentra, es difícil. Es como la sublimación, todos sabemos que hay objetos que pueden pasar de un estado sólido a un estado gaseoso, pero verdaderamente pocos entendemos cómo.

Es casi alienígena la capacidad de poder terminar una relación en buenos términos (o en malos) y mantener esos buenos términos (o cosecharlos) luego que termina el noviazgo. Es una especie de alquimia rara que pocos manejan y que los que lo saben hacer ni siquiera pueden describir cómo lo descubrieron.

Por eso, como se supone que debía escribir sobre lo que es una buena relación de ex parejas, vamos a definirlo por descarte, escribiendo sobre lo que no es una buena relación de exes.

Las fases de una caótica y enfermiza relación de ex novios es la última etapa de un proceso de 3 partes, donde si cumpliste con las otras 2 perfectamente, el resultado va a ser una relación de ex novios más tóxica que el ébola.

La primera parte es terminar en pésimas condiciones, esta parte es incontrolable. La segunda es haber terminado ser insoportable por mucho tiempo y no saberlo. La última como dijimos antes, es la cuestión más tóxica que el ébola.

De todas formas, por si todavía sospechas que te puedes salvar de ser categorizada como una loca que tiene una relación con su ex novio de degenerada, ten a la mano una hoja y marca cuántas de estas condiciones cumples o no:

  • Hablas por Whatsapp, mensaje de texto, télefono, código morse, telegrama o palomita mensajera con regularidad con tu ex. Usualmente terminando peleados.
  • Escondes a tus amistades el hecho de que sigues en contacto con tu ex.
  • Te peleas con tu ex cada vez que se ven en persona.
  • Te ves en persona con tu ex no por equivocación, sino porque lo sigues encarecidamente por las redes sociales para ver qué es lo que va a hacer esa noche.
  • Sigues a tu ex en todas las redes sociales y no te tiembla el pulso antes de revisar lo que publicó para ver si “está con la perra esa”.
  • Identificas como “la perra esa” a cualquier niña que se le acerque a tu ex.
  • “La perra esa” ha recibido insultos, empujones, quemaduras de cigarro y amenazas de muerte por tu parte.
  • Haz jurado a tu ex suicidarte si te sigue tratando así.
  • Hablas con los amigos de tu ex constantemente de él.
  • Sigues en contacto con la familia de tu ex.
  • Te has visto en la situación donde no sabes si volviste o solamente estaban siendo “folli amigos”
  • Tu ex y tú han sido más de un par de veces “folli amigos” a escondidas.
  • Has perseguido el carro de tu ex novio cuando lo ves por la ciudad. Sobretodo para ver si va a la casa de “la perra esa”.
  • Has pisado con el carro a tu ex.
  • Has metido sustancias psicotrópicas en el trago de tu ex.
  • Le has caído a insultos a tu ex.
  • Sientes una necesidad casi innata por hacerle daño, o de asesinar a “el maldito ese”.
  • Identificas a tu ex como “el maldito ese”.
  • “El maldito ese” te identifica como “la loca con la que me empaté”.
  • Te sientes identificada con el apodo “la loca con la que me empaté”.

Si cumples con 10 o menos rasgos de esta lista llevas una relación medio mala con tu ex. Si llevas más de 10 rasgos de esta lista en tu hoja, niña usted está enferma. Visite un psicólogo y vaya para una iglesia. You need Jesus.

Además de un exorcismo, es necesario que tomes en cuenta la cantidad de energía negativa que comprende estar en tan malos términos con alguien. Los ex son personas que por X o Y razón no están en tu vida y por algún bien superior será. (Momento Oprah)

Considerando lo anterior, supongo entonces que es más fácil decir que una buena relación entre exes no debe ser nada complicado. Cordiales saludos y despedidas, relación respetuosa con sus familiares si te los encuentras, felicitaciones cariñosas cuando sean cumpleaños o celebraciones de éxitos, poder soportar la presencia del otro en el mismo lugar y de estar en demasiadas buenas condiciones, compartir un intercambio corto de palabras antes que todo termine en besos o un tenedor a la yugular.

Es obvio que la relación después del noviazgo está sujeta a lo que sucedió durante el mismo, sin embargo son señales de madurez, superación y sensatez poder llevar a cabo lo que mencioné antes.

Es mucho más sencillo elegir bien el novio desde el principio para que la cosa no se complique al terminar.

O elegir el indicado para no terminar nunca y casarte hasta que la muerte los separe.

Mejor aún, sé la tía soltera y ahórrate todo este pastel de chucho.

TheA logo
Más artículos
VPH
Posiblemente todos tus amigos tengan VPH y tú no lo sepas