Promesas de inicio de año que nunca vas a cumplir

¡Por fin llegamos al final de este 2018!

Pasamos momentos especiales, momentos malos, trabajo, rutina, diversión, y por supuesto no cumplimos todas esas promesas que nos propusimos en enero de este año.

En estos últimos días decembrinos es un clásico que a todos se nos pase por la cabeza aquello que nos gustaría cambiar de nosotros mismos. Que si estoy muy gordo, que si quiero hacer plata, que si me tengo que enseriar en el amor, y así. Nos vamos haciendo mente de que al arrancar el año siguiente, todo en nuestra vida puede cambiar porque estamos cerrando un ciclo. Como si no fuese un día más de nuestras vidas como cualquier otro.

Entrando en el mood de promesas de fin de año, para honrar a todas esas personas que juran a todos los santos que este es el año de la proactividad (incluyéndonos), decidimos hacer una lista de las mejores promesas de fin de año que NUNCA se cumplen.

Ver relacionados:

‘Este es el año para emprender’

Esto es típico en jóvenes con una idea revolucionaria que nunca ponen en pie. Ya sea por la inflación, las dificultades de materia prima, o la flojera, siempre se quedan de brazos cruzados esperando a que el Ángel del emprendimiento les monte el negocio. ¡Pues no! No hay que esperar a que sea enero para echarle pichón a las ideas. Sin importar la época del año, si se tienen las ganas, los proyectos salen.

‘Este es mi año en el amor’

Como si uno pudiese ahorrar y comprar un novio en el mercado. Niñas, el amor llega cuando uno menos lo espera; no hay que hacerse una promesa ridícula a principios de año para hacerle saber al mundo que estamos desesperadas por un novio.

‘Este es el año de las buenas notas’

Claro, porque si tienes cuatro años estudiando en la universidad con un promedio mediocre, probablemente tus últimos dos semestres sean los de 19 y 20 puntos. No seamos ilusos.

‘Este es el año de la rutina’

Ya están todas con el calendario de las semanas ordenado hasta febrero, cuadrando desde las clases de spinning hasta los horarios ordenados de la universidad y las citas con el psicólogo. Esa “rutina” suele durar dos semanas, hasta que ocurre un imprevisto, como que no puedes pagar la clase de spinning, y se te descuadra todo el calendario.

‘Este es el año de la fidelidad’

Niña, si le has montado cachos a todos tus novios, ¿qué te hace pensar que la magia del 2019 va a hacerte cambiar eso?

‘Este es el año de la dieta’

Y finalizamos con la mejor promesa de todas: la dieta. La mentira más grande que se ha hecho en la historia surge en enero cuando todos nos vemos gordísimos porque nos devoramos el mundo en diciembre, decidimos adelgazar, hacemos una dieta de agua y vegetales por dos semanas hasta que se nos cruza una pizza y todo vuelve a la normalidad.

Solo podemos concluir que las promesas son cosa de simple voluntad; no de que si arranca un nuevo año, significa borrón y cuenta nueva. Así que niñas, si lo que quieren es adelgazar, solo basta con un cambio de mentalidad, no con que se acabe el año y te sientas mal porque te comiste 150 hallacas. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
#CuéntameMás: ¿Cómo eres cuando estás borracho?