Preguntándole a las cartas sobre mi futuro - The Amaranta

Preguntándole a las cartas sobre mi futuro

Que levante la mano sin pena ¿quién quiere saber por lo menos algo sobre su futuro? Vamos, sé que hay varios. 

En las películas y programas de televisión nos presentan la falsa percepción que le haremos preguntas a una bola de cristal y va a salir un espíritu que casualmente ve más que los demás y va a levitar la mesa. También la típica mujer con joyas estrambóticas y vestimenta con turbantes sobre su cabeza. Pues malas noticias, no es así. 

A menos de que recurran al Internet o a los avisos de la calle y organicen una cita con una mujer shady por ahí, lo más probable es que te sientes frente a una mujer común y corriente, que simplemente puede ver tu futuro. 

Desde pequeña he creído en lo sobrenatural, todos tenemos una persona que echa el cuento de cuando vio a un fantasma o sintió que alguien lo estaba mirando. De alguna parte tienen que salir las inspiraciones en las películas de terror, no todo es ficción.

Mi madre por ser una mujer espiritual siempre le ha llamado la atención ese mundo donde a través de las cartas pueden conocer a la persona profundamente y decirle qué le espera. La había visto irse varias veces a la casa de La Vidente para consultarle cosas.

Justo en este mes me mentalicé y me dije a mí misma: ¿qué pierdes con ir y probar? y di ese paso para vivir esta experiencia. Quería hacerlo desde ya mucho tiempo, ya que esta vidente acertó en lo que le estaba pasando a mi mamá, algo hacía bien.

Mi primera reacción fue: “todo lo que te pintan en la televisión es una gran mentira”. Estaba nerviosa, revisé no tener nada al revés ni cruzado para que me pudiera leer bien, si no te relajas no funciona.

Mientras barajeaba los diferentes mazos, me recordé lo poderosas que llegan a ser por transmitir tanto con un simple dibujo. Es inquietante.

Iban saliendo cartas al revés lo que significa que es negativo. Y es que mi suerte siempre me falla. Ya más adelante comenzaban a darme un grito de esperanza, sobre todo en el ámbito del amor.

Quiero confesarles en exclusiva que me informaron que soy una persona fuerte espiritualmente y físicamente (anoten haters, no podrán conmigo). Puedo controlar las situaciones si me lo propongo, así que literalmente puedo con todo.

Eso sí, necesito meditar bastante porque al parecer con eso puedo encontrar la tranquilidad. ¿Saben qué es impresionante? Esta mujer encantadora nunca me había conocido en su vida, si me busca en Google no hubiera encontrado nada que la pueda ayudar para saber cómo soy realmente, saber de mi familia con exactitud y hasta pronunciar nombres de amigos y conocidos.

No lo demostré pero yo estaba boquiabierta en mi interior, ¿cómo rayos sabe la apariencia física de mis amigos? Eso es imposible, la respuesta es que hay que creer lo imposible.

No sé cómo lo hace, nadie con exactitud lo puede saber. ¿Serán las cartas? ¿cuando te toca comienza a ver cosas? ¿es una voz que le hace hablar? Solo ella lo sabe y seguirá haciendo este trabajo hasta el final.

Para mí, es un don. Lo tienes o no, así de simple. ¿Cómo lo explico? Con hechos porque la ciencia no puede. Si yo lo tuviera se podrán imaginar la cantidad de veces que pude haber prevenido y hasta cambiado los sucesos de eventos en el futuro… Pero bueno, la tengo a ella para aclarar mis dudas y que sean las cartas las que hablen.

Les seguiría contando qué más me dijo porque duró 40 minutos conmigo, ¿qué pensaron? Soy una mujer interesante y con muchas cosas pasando a mi alrededor, pobre vidente para canalizar tantos enredos en tan poco tiempo.

Además, como han escuchado decir por ahí: “Mientras más callado seas con tus cosas, ocurren”. Pues, quiero que ocurran y veremos si las cartas lograron analizar a esta mujer en apuros. Deséenme suerte. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TheA logo
Más artículos
sindrome de impostor
No, no eres un fraude, tienes talento y mereces tu éxito